El método Kondo o cómo reducir tu neceser de belleza a 5 productos básicos

Con tan solo estos cinco tratamientos 'beauty' conseguirás tener todo lo necesario para lucir una piel joven y radiante.

Actualizado el

Método Kondo portada

Actualizado el

Nunca aprenderemos: somos muy de acumular botes y tarros de cremas que hemos ido usando pero que o no nos han gustado o hemos comprado otras y, finalmente, las que estábamos usando en ese momento han pasado a mejor vida. ¿Por qué invertimos tanto en productos con los que al final no vemos resultados?

Desde que el método de Marie Kondo llegó a nuestras vidas, cada día nuestros armarios están más despejados y la casa mejor ordenada que nunca. Hemos aprendido a vivir con lo necesario, con lo que de verdad usamos y nos hace feliz. Un hábito que podemos aplicar al resto de ámbitos donde tendemos a acumular. ¿Y no es precisamente el neceser uno de esos agujeros negros?

Muchas veces nuestro afán de conocer y probar productos nuevos nos lleva a la sobresaturación de botes y cosméticos, para al final acabar utilizando lo mismo de siempre. Además, en cuestión de belleza más vale poco bueno que mucho malo. La selección de aquellos productos que van a ser aplicados directamente sobre nuestra piel debe ser rigurosa y, sobre todo, una decisión conscientes sobre lo que necesitamos realmente.

Carmen Díaz, directora de uno de los centros estéticos más prestigiosos de Madrid recomienda tan solo cinco cosméticos básicos con los que sobrevivir todo el año. A saber:

1. Aceite facial antiedad

Los aceites o sérum faciales son una buena alternativa a las cremas hidratantes y el mejor aliado en el caso de pieles muy dañadas por el frío o la polución. Los aceites cuentan con una rápida absorción, por lo que no da sensación de piel pastosa al aplicarlo, al tiempo que penetra rápidamente para nutrir la piel desde dentro. Sus componentes y su textura ligera hace del aceite facial un producto imprescindible para aquellas mujeres que tengan las pieles secas y finas.

Este tipo de aceites no tiene por qué ser un sustituto de la crema diaria, sino todo lo contrario: aplicando unas gotas sobre la piel limpia de la cara, cuello y escote dejará la piel lista para favorecer la posterior absorción de la crema.

Serum
Serúm facial a través de productos naturales de SABON

2. Exfoliante facial

Independientemente del tipo de piel, la exfoliación facial es un paso imprescindible en cualquier limpieza de piel profunda. Aunque se recomienda no abusar de este proceso, sí que al menos dos veces al mes debemos retirar pieles muertas y eliminar los restos de maquillaje que pueden permanecer en la piel si no se ha mantenido eficazmente la limpieza necesaria.

3. Crema post-depilatoria

Al eliminar el vello del cuerpo la piel tiende a irritarse, por eso es recomendable hidratar en profundidad después de cada depilación. Además, lo suyo sería aplicar alguno con un peeling ligero para evitar que el vello del cuerpo se enquiste y se produzcan cicatrices innecesarias.

4. Ácido hialurónico

Es el producto que todo tipo de mujer necesita en su neceser. Permite una hidratación duradera y actúa como mecanismo de defensa frente a la nociva flora bacteriana. Además, su bajo peso molecular facilita una penetración rápida y profunda en la piel. Este tipo de productos es especialmente efectivo sobre pieles maduras o con alta necesidad de hidratación. También se recomienda su uso tras el afeitado masculino, debido a la nutrición que aporta a la piel.

5. Protector solar todo el año

¡Esto es algo que debemos cumplir sí o sí! Debido a los efectos dañinos del sol, el protector solar es un imprescindible diario en cualquier época del año. En el caso de las pieles más claras o tendentes a que se produzcan manchas, lo ideal es utilizar una protección muy alta. Si es una piel un poco más morena, una protección de factor 25 o 30 podría valer. Aunque es mejor no escatimar y prevenir siempre.

Crema solar
Crema solar 'age repair' de ISDIN

Te puede interesar:

Cremas cremas hidratantes cuidados faciales productos de belleza
Loading...