¡Apúntalos!
CONTENIDO PATROCINADO

Belleza trucos de belleza

Cómo defender tus pies de los tacones altos: mimos y cuidados para después de una noche de fiesta

Ganar centímetros de altura nos encanta, pero sufrir por ello no tanto. Toma nota de estos consejos para que la próxima noche de fiesta no le pase factura a tus pies.

tacones altos
IMaxtree

Si bien es cierto que cada vez utilizamos menos zapatos de tacón con una altura de vértigo, en ocasiones especiales como es la navidad, la noche de fin de año o una boda no podemos evitar caer en la tentación de subirnos a ellos. Aunque sepamos que después de la noche nuestros pies pedirán auxilio a gritos. Para que eso no te vuelva a pasar, tenemos los trucos expertos para que pongas en forma tus pies antes de volver a subirte a un zapato de más de 10 centímetros de altura, y también para que puedas darle unos mimos extra al llegar a casa después de unos bailes.

Cómo poner en forma tus pies para usar tacones

Nuestros pies son un engranaje perfecto de huesos, músculos y varias decenas de articulaciones y ligamentos que protegen todo ello para llegar a soportar de dos a tres veces nuestro peso corporal en el día. Con un zapato cómodo, incluso si este zapato es de tacón, no sufrirán una carga especial, pero al subirnos a los zapatos de tacón que superan la prudencial altura de entre 7 y 10 centímetros, todo el peso de nuestro cuerpo se desplaza y recae sobre los dedos y la zona del pecho y empeine llegando a provocarnos agarrotamiento e incluso calambres.

Para prevenir estos dolores en nuestros pies es importante entrenarlos. Sí amiga, no todo es entrenar abdominales y glúteo, aunque para hacer estos ejercicios no vas a tener que estar apuntada al gym. Estos son los ejercicios que debes practicar para poder bailar sin parar:

  • Fortelece tus músculos. Sentada cómoda en una silla, descalza sobre una alfombra, hazte con una toalla fina y colócala en el suelo cerca de los dedos de tus pies. Con estos debes tratar de ir enrollándola poco a poco hasta llegar al final. Los expertos recomiendan repetir esta "técnica de oruga" unas cinco veces con cada pie.
  • Alicia los tendones. En esta ocasión, te vas a colocar de pie con las piernas separadas y ligeramente por fuera del ancho de la cadera con una banda elástica en los tobillos y entonces agáchate en cuclillas sin separar los talones del suelo. Mantén la posición por 10 segundos y repite de 4 a 6 veces.

Otras maneras de ayudar a tus pies es tomar suplementos de magnesio, o frutas y verduras que lo contengan de manera natural. Así como masajear la planta del pie con una pequeña pelota para destensar la fascia, para esto siéntate cómodamente con los pies en el suelo y pisa firmemente una pelota de tenis o similar y muévela contra el suelo de adelante a atrás y prueba a hacer movimientos circulares en aquellas áreas que notes con mayor carga.

Recupera tus pies después de una fiesta

El trabajo previo a subirte a los zapatos de tacón es fundamental para que aguantes todos los bailes que quieras, pero los milagros no existen y es normal que después de varias horas subida a ellos sientas que estos arden y están palpitantes: tus pies piden mimos extra y para ello necesitas un ritual relajante que alivie estas molestias como el que te detallo a continuación.

  • Prepara un baño con agua tibia y sumerge los pies durante algunos minutos. De 10 a 15 es lo recomendado. Puedes mejorar la experiencia con una bomba de baño pequeña o una pastilla efervescente.
  • Exfolia tus talones con una sal de baño gruesa. Esto favorecerá la circulación de los pies así como la regeneración de su piel.
  • Por último, huméctalos. Bien sea con una loción mantecosa aplicada generosamente o con una mascarilla para pies que en cuestión de minutos te dejará la zona como nueva. ¿Un tip extra? Esa noche duerme con calcetines de algodón para preservar la hidratación el mayor tiempo posible.
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?