Trucos para estar más morena

Cómo conseguir YA un bronceado perfecto

Ponte morena sin rayos, sin sol ni artificios. Apunta cada uno de los trucos que te damos en esta galería.

1-6
Alimentación

1 / 6

Alimentación

Muchos estudios demuestran que los betacarotenos, la vitamina C y el té verde intervienen activamente en el proceso de bronceado. ¿Cómo? Toma nota. Los betacarotenos se transforman en vitamina A en nuestro organismo y así consiguen dar color a nuestra piel y la protegen al mismo tiempo de los rayos ultravioleta. Además, actúan como antioxidante celular. Y, como te hemos comentado ya en alguna ocasión "antioxidante" es sinónimo de "antienvejecimiento". Por lo tanto, gracias al consumo de betacarotenos que encontramos en la zanahoria o el pimiento (aunque también se puede comprar en herbolarios) hacemos que nuestra piel luzca cada día más joven. Por su lado el té verde previene el daño en el ADN de las células de la piel que causan las exposiciones al sol prolongadas.

Exfoliación

2 / 6

Exfoliación

Es importante exfoliar la piel antes de la exposición al sol, solo así eliminamos las células muertas de la dermis. Es importante hacerlo con suaves masajes circulares así como insistir en zonas más como la espalda, los codos, las rodillas o los pies, que son esas en las que más células muertas se acumulan.

Hidratación. Protección

3 / 6

Protección

Existe la falsa creencia de que las cremas de protección solar actúan como escudo para el bronceado. Sin embargo, lo cierto es que no solo no lo evitan sino que además ayudan a que este se vea más saludable, bonito y duradero. Lo que estamos haciendo cuando nos aplicamos protección es evitar las manchas y favorecer la uniformidad de nuestra piel.

Renovación

4 / 6

Renovación

Para lograr el perfecto bronceado es importante protegerse antes, durante y después de tomar el sol. El fotoprotector ha de aplicarse 30 minutos antes de la exposición solar y debe renovarse cada dos horas. Hay que prestar especial atención a zonas delicadas como el rostro o el escote.

Hidratación

5 / 6

Hidratación

No se puede conseguir un bronceado uniforme y luminoso sin una correcta hidratación de la piel. Y cuando hacemos referencia a la hidratación no hablamos solo de tónicos, aguas micelares o cremas. Para evitar el efecto rebote del sol en forma de sequedad y deshidratación también es importante tomar dos litros de agua al día.

Concienciación

6 / 6

Concienciación

Pese a que el sol tiene efectos positivos como la producción de vitamina D o la mejora del estado de ánimo, entre otros, también hay que tener en cuenta los efectos adversos que una incorrecta exposición al sol puede tener sobre el organismo. Es por ello que es esencial evitar tomar el sol entre las 12 y las 16 horas.

Actualizado el

Si nunca has oído hablar de los betacarotenos, es buen momento para conocerlos. Proporcionan alrededor del 50 por ciento de la vitamina A que nuestro cuerpo necesita y su consum contribuye al mantenimiento de una piel bonita. La preparan para el sol, hacen que no nos quememos en verano y le dan colorcito.

Se recomienda empezar a tomarlos unos meses antes de la llegada del buen tiempo, consumirlos durante el verano y dos meses después. Esto es, de mayo a octubre, más o menos. Así preparamos, protegemos y relajamos nuestra piel.

¿Dónde encuentro los betacarotenos?

Sin embargo, como cada cuerpo es un mundo, siempre conviene tratar con el consejo de un experto. Los betacarotenos están presentes en alimentos como la zanahoria o el pimiento pero también los podemos encontrar de venta en parafarmacias o herbolarios en forma de tabletas o cápsulas.

Además existen bebidas milagrosas como los zumos Beauty&Go. Son zumos multivitamínicos con macronutrientes que además contienen betacarotenos, colágeno y ácido hialurónico y protegen nuestra piel de la deshidratación y la pérdida de elasticidad. Llevan asimismo té verde, de cuyas propiedes hemos hablado en la galería. También zinc y coencima Q10, que son potentes elementos antienvejecimiento.

Te puede interesar:

Sol consejos salud
Loading...