Novedad beauty

Lo último de Chanel en cuidado facial que (auguramos) arrasará en 2022

La colección, basada en los beneficios de la camelia roja, consta de nueve productos que incluyen tratamiento, maquillaje ¡y hasta una fragancia!

Tratamiento facial
Chanel
María Elvira
María Elvira

Editora de belleza

Actualizado a

Coco Chanel visualizó en el 5 su número de la suerte y cien años después de rotundo éxito del perfume más famoso de todos los tiempos podemos decir que no fue mal la predicción. A otro número se encomienda la maison en 2022, que arranca con su proyecto más ambicioso en cuidado facial: Nº1 de Chanel, una línea de nueve productos -sérum, crema, contorno de ojos, loción, polvos desmaquillantes, base de maquillaje, bálsamo para labios y mejillas, bruma facial y hasta ¡agua perfumada!- basada en las propiedades de la flor favorita de Gabrielle, la camelia, en esta ocasión una variedad roja bautizada a principios del siglo XX como “El Zar” por su aspecto imperial.

Tras la camelia roja

Es noviembre, puente de la Almudena en Madrid, día laborable en París, ciudad a la que InStyle viaja para conocer en primicia una línea ocultada hasta ahora bajo un nombre falso para evitar filtraciones (sólo sabemos que es tratamiento). Para abrir boca, en una sala en semioscuridad se proyectan los “cielos abiertos” de Chanel, laboratorios al aire libre –incluido el de Gaujacq, en el suroeste de Francia, escogido para cultivar la camelia debido a su microclima– que se han convertido en la quintaesencia de la investigación de la firma. Tras la inmersión, todo un ejercicio de paz, atravesamos un pasillo transformado en una instalación visual que despliega, como en un juego de psicodelia, un jardín de camelias rojas que florecen ante espectador. Llueven pétalos. O eso parece.

Nuevo tratamiento facial Chanel
Chanel

Camellia japonica “El Zar”, cultivada en Gaujacq, al suroeste de Francia.

En la siguiente parada nos reciben Nicola Fuzzati, director de Innovación y Desarrollo de Ingredientes Cosméticos, y Sandra Forestier, al frente del departamento de Investigación Biológica y Clínica de la firma. “Descubrimos que la camellia japonica “El Zar” contiene en el interior de sus pétalos una alta concentración de ácido protocatéquico, una molécula que no se había visto en otras camelias analizadas por los científicos de Chanel en los últimos veinte años, conocida por sus propiedades antioxidantes. Es capaz de proteger la vitalidad de la piel controlando la primera etapa del envejecimiento”, desvela Fuzzati, primero en hablar y quien cede la palabra a la bióloga. “Hemos estado trabajando con la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida de Viena durante casi diez años y hemos hallado un mecanismo implicado en la vitalidad de la célula, la senescencia, que en el campo médico ofrece perspectivas formidables para tratar el envejecimiento y vivir más tiempo y, lo principal, con más salud. El traslado a la cosmética es esperanzador”, adelanta la experta.

Nuevo tratamiento facial Chanel
Chanel

Nicola Fuzzati, director de Innovación y Desarrollo de Ingredientes Cosméticos, y Sandra Forestier, al frente del departamento de Investigación Biológica y Clínica de Chanel. 

La senescencia ha resultado ser un campo científico prometedor desde el que enfocar el envejecimiento. “Normalmente, las células sanas pueden dividirse un número ilimitado de veces y, luego, se eliminan de forma natural. En el inicio de la senescencia dejan de dividirse pero no se descartan y permanecen en los tejidos. Algunos científicos las llaman “células fantasma” o “células zombie”. Las acumulamos cuando envejecemos y no pueden mandar los mensajes a las células sanas. Es un efecto dominó, de propagación, donde el impacto de nuestro estilo de vida y de los factores medioambientales puede acelerar este proceso”, añade Sandra Forestier.

En el laboratorio, la investigadora trabaja sobre modelos celulares. “Son muy útiles para realizar tests in vitro y evaluar la eficacia de los extractos de plantas que recibimos del laboratorio de Nicola (Fuzzati). Desarrollamos algunos que imitaban la primera etapa del envejecimiento. El extracto de camelia roja fue el más poderoso para prevenirla, ya que limita la entrada de las células en senescencia, lo que hace que se mantengan sanas durante más tiempo, restaurando su vitalidad”, desvela.

Holístico y sostenible

Tras las explicaciones de los científicos, nos adentramos en una suerte de invernadero donde descubrimos el que, además de un prometedor lanzamiento, supone un acercamiento sostenible de Chanel a la belleza. De la camelia roja se aprovecha todo (en el sérum hasta el 75% de los ingredientes provienen de la flor): levaduras, pétalos, semillas e incluso las cáscaras de estas últimas, con las que se ha fabricado el tapón de la crema (es recargable y a su tarro de cristal se le ha quitado la mitad de su peso). Se ha eliminado el celofán, se ha reducido el plástico y los folletos de papel y las tintas que se estampan en el vidrio son orgánicas. En cuanto a las fórmulas, se persigue lo holístico, un placer sensorial que se materializa en nueve productos entre los que hay maquillaje (una base y un agradabilísimo y muy favorecedor bálsamo para labios y mejillas) y hasta un agua perfumada con propiedades revitalizantes.

Nuevo tratamiento facial Chanel
Chanel

De izda. a dcha, los 9 productos de la colección Nº1 de Chanel: polvo desmaquillador (49 €), loción (60 €), contorno de ojos (68 €), sérum (108 €), crema revitalizante (98 €), bruma (78 €), fondo de maquillaje (70 €), bálsamo para labios y mejillas (45 €) y agua perfumada (105 €). A la venta en chanel.com.

 

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?