Trucos Beauty

Esto es lo que puedes hacer para acabar con los granitos rebeldes

Si de vez en cuando tienes que lidiar con granitos rebeldes o puntos negros, quizá la nutricosmética tenga algo que decirte.

Actualizado a

Si has dejado la adolescencia atrás hace tiempo, pero siguen apareciéndote granitos en la cara, más concretamente en la zona del mentón y mandíbula, puede que tu problema se pueda solucionar con un simple cambio de alimentación. O al menos eso es lo que afirma la doctora Whitney Bowe en su libro "The Beauty of Dirty Skin".

Existen diferentes motivos por los que siguen saliendo granitos, pero según la doctora Bowe, una dieta adecuada (como esta) puede combatir la aparición de estos molestos huéspedes que se instalan en nuestra cara en los momentos más inoportunos. La dieta que propone la especialista está basada en alimentos de bajo índice glucémico y otros fermentados ricos en bacterias. Según Bowe, una dieta basada en estos dos alimentos puede llegar a alterar la población de microorganismos gastrointestinales en nuestro organismo y eliminar la inflamación, incluyendo la piel y en consecuencia los molestos granitos.

La fijación del microbioma intestinal se ha relacionado con una amplia gama de beneficios para la salud (según algunos estudios, puede ayudar a reducir la incidencia de cáncer, accidentes cerebrovasculares y obesidad), pero sin duda una de las conclusiones a las que se han llegado tras numerosos estudios es que un intestino equilibrado se traduce en una piel luminosa y sin restos de impurezas. Entonces, ¿si tomamos más probióticos tendremos una mejora inmediata de la piel? Desafortunadamente, no es tan fácil.

Existen estudios que asocian ciertas cepas de bacterias con la reducción del acné, la hidratación y la elasticidad de la piel. Por ejemplo, uno llamado "lactobacillus casei subsp. Casei 327" (o L. K-1 para abreviar) parece mejorar la barrera cutánea y reducir la descamación, según un estudio japonés de 2017. Otra cepa, "lactobacillus rhamnosus SP1", se ha relacionado con una reducción en el acné del adulto en un estudio reciente.

A pesar de estos avances, no sabemos con precisión cuáles son las conexiones entre el microbioma intestinal y la piel. Lo que sí que sabemos es que lo que pasa en nuestro intestino, afecta mucho más allá de sus barreras. Los microorganismos gastrointestinales afectan al metabolismo, a la respuesta inmune, o al estrés, entre otras muchas cosas. Cuando alteramos nuestro microbioma intestinal, los efectos se extienden por todo el organismo, principalmente en la piel. Y una de las formas de cambiarlo es cambiar la dieta, tan sencillo como eso.

Pero incluso si la ciencia finalmente encuentra una fuerte conexión causal entre el microbioma y la piel radiante, es probable que los probióticos no sean una solución única. Para los expertos, lo más indicado sería seguir una combinación de probióticos y dieta.

Probióticos Matcha&CO
Matcha&CO

COMPRAR

(Skin Cure de Matcha&Co, desarrollado para mejorar radicalmente la hidratación, firmeza y elasticidad de la piel desde el interior. Contiene una mezcla única de probióticos específicos para la salud de la piel además de colágeno, ácido hialurónico, matcha y vitamina B2, (34,95 euros).

A pesar de todo, la mejor manera hasta ahora de mejorar la piel desde dentro parece ser la que pasa por un cambio de dieta radical, basada en alimentos integrales, grasas saturadas limitadas, azúcar refinada relegada a la mínima expresión y una pequeña ayuda exterior en forma de probióticos. Seguro que has escuchado alguna vez aquello de que "tu alimento sea tu medicina" y es que, al parecer, la ciencia está cada vez más cerca de dar la razón a Hipócrates.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?