#QUÉDATEENCASA

Esto es lo que el confinamiento está provocando en tu piel (y cómo debes cuidarla)

La falta de vitamina D, el exceso de exposición directa a la luz azul y el estrés tienen efectos muy negativos en tu rostro

Actualizado a

Belleza
Belleza

No hay ser humano que estos días en España pase tiempo en la calle. La mayoría estamos confinados en casa desde hace más de una semana pero es que incluso aquellos que tienen que salir a trabajar desarrollando labores que no se han detenido con el estado de emergencia están menos tiempo del habitual en la calle porque en cuanto terminan sus jornadas deben volver a sus hogares.

Mucho se ha hablado de cómo puede afectar al estado anímico y también al físico por muchos entrenamientos o sesiones de yoga que estemos tratando de realizar, pero no se ha escrito apenas todavía sobre las consecuencias que el confinamiento tiene sobre la piel. A grandes rasgos, son dos los principales peligros para la piel que los expertos dermatológicos coinciden en señalar: el exceso de exposición directa ante la luz azul que emiten los dispositivos tecnológicos puede acarrear un envejecimiento prematuro de la piel, y el estrés. Hay un tercero, la calefacción, pero basta con ventilar y mantener una temperatura media que ronde los 20-22 grados para anular este problema potencial por completo. El estrés, en cambio, le preocupa especialmente a Marta García, propietaria del prestigioso centro de belleza situado en Oviedo que lleva su nombre: "Creo que por lo que más va a sufrir [la piel] es por el estrés que nos genera la situación -sanitaria, económica, familiar…- más que porque estemos en casa".

LOS EFECTOS DE LA CUARENTENA EN TU PIEL

Para García, la excepcionalidad del duro momento que vivimos aisladas en casa y todo lo que este genera -inestabilidad, incertidumbre, preocupación, miedo, etc.- puede tener un impacto directo sobre la salud de la piel. En concreto, la empresaria apunta a tres grandes consecuencias del estrés en la piel: aparición de alteraciones, disminución de la luminosidad y aumento de las bolsas de ojos y ojeras. Acerca de lo primero, la experta apunta que "El aumento del estrés sobre todo en la mujer provoca que se liberen más andrógenos -hormonas sexuales masculinas-, algo que genera más grasa y más granitos o brotes localizados". Estos pueden ser en forma de "enrojecimiento de la piel, brotes de acné y acné rosácea, eczema o brotes de psoriasis como respuesta inflamatoria del organismo a la tensión constante", añade. Sobre la luminosidad, Marta García explica que el motivo de que disminuya es el flujo sanguíneo, "se ralentiza para afrontar la situación y los nutrientes abandonan la piel del rostro para irse a los músculos que necesitamos para plantar cara a la tensión, lo que afecta a la hidratación y a la pérdida de lípidos, que conlleva que aparezca más flacidez", mientras que de las ojeras y las bolsas poco hay que decir que no se sepa ya: sin un descanso apropiado por culpa de la tensión, estas aparecen de forma irremediable.

En cuanto a la luz azul, según Raquel González, directora de educación de Perricone MD, se da la contradicción de que esta se utiliza en dermatología para tratar problemas dermatológicos como el acné o la dermatitis atópica, pero es un exceso de exposición a la misma la que se convierte en un problema. "Como todo, se trata un tema de cantidad, y abusar de las cosas nunca es bueno, incluso de las beneficiosas. Esta luz causa radicales libres en la piel que actúan degradando la unidad celular y acelerando la producción de arrugas. Además, cuando hay una sobreexposición a ella, el tejido empieza a trabajar generando mecanismos de protección y puede desencadenar también en problemas de pigmentación, al activarse los melanocitos y producir más melanina para intentar protegerse", argumenta González.

La luz azul de las pantallas afecta a tu piel
Gtres

En este sentido, desde Foreo recomiendan "reforzar las funciones regenerativas con masajes drenantes y estimulantes" con dispositivos como los de su firma diseñados a tal efecto para "descongestionar las zonas afectadas y reforzar la producción de colágeno y elastina". Marta García, por su parte, añade que la solución más eficaz es tan sencilla como complicada de llevar a cabo, "no abusar de ella", por lo que hace más hincapié en un detalle que está directamente relacionado con la luz azul y los dispositivos electrónicos que tanto nos están ayudando a sobrellevar mejor el confinamiento en casa: la corrección postural. "Mientras leemos, usamos móviles, etc. tendemos a cargar la parte alta del cuello y cervical, por lo que la tensión de la zona contracturada disminuye la oxigenación de la piel del rostro, y con ello su vitalidad". Ya lo sabes, busca en todo momento, también al estar en el sofá viendo la televisión, adecuadas, relajando lo máximo posible la zona del cuello.

¿PUEDE NUESTRO ROSTRO BENEFICIARSE DE TODO ESTO?

No todo lo que conlleva estar encerrada en casa es negativo para la piel. De hecho, el lado de la balanza de las cosas positivas pesa lo suyo también. "La piel en casa no sufre con agresores como la contaminación, los rayos UVA o UVB y la obstrucción producida por el maquillaje, los SPF y la polución”, apunta Marta García. Los expertos de Foreo consideran que este es un momento inmejorable para "potenciar los tratamientos antiedad a base de activos cosméticos fotosensibilizantes que reservábamos para las noches y que requieren de una SPF de protección durante el día", algo en lo que coincide al 100% la propietaria de Marta García Esteticistas: "Podemos aprovechar para utilizar cremas con ácidos -tipo glicólico, mandélico, láctico, salicílico, etc.- y así darle una renovación intensa [a la piel] antes de verano. Funcionan como potentes estimuladores de la regeneración e incluso como una vacuna para fortalecerla y que se sepa defender mejor ya que la sacan de la burbuja de protección en la que la solemos tener".

LA NECESIDAD DE LA RUTINA

Para lo que también se puede, y se debe, aprovechar la desgraciada situación de confinamiento para proteger la salud en la que nos encontramos, es para dedicar al cuidado diario de la piel el tiempo que realmente necesita. Ese que no solemos tener habitualmente, lo que nos impide realizar el "ritual completo", como lo llama Marta García, que lo resume a la perfección en tres pasos fundamentales: "Limpieza y tonificación diaria, en la mañana y en la noche; aplicación de sueros, contorno de ojos y cremas de tratamiento adaptadas a cada persona, en la mañana y en la noche, aplicados con rituales de automasaje oxigenantes; y aplicación de exfoliante y mascarillas de dos a tres veces por semana, en días alternos".

Además, todos los expertos en la materia recomiendan dar un descanso a la piel de las posibles agresiones que acometen sobre ella los productos de maquillaje y las cremas de protección solar, si bien hay que tener en cuenta una excepción para esto último, tal y como avisan con acierto desde Nuxe. "En esos ratos de sol en la terraza o jardín también es necesario mantener a la piel protegida de los efectos nocivos, debemos proteger a las células de los radicales libres que se producen por este efecto y que tiene consecuencias negativas sobre la piel". Hasta ahora, el tiempo no ha acompañado desde que el Gobierno declaró el estado de alerta, pero este tiene pinta de alargarse y es cuestión de días que lleguen los días agradables, por lo que si tienes la suerte de poder tomar el sol sin salir de casa, ten el consejo del sello especializado en la producción de cosméticos naturales.

Del mismo modo, tal y como alerta Marta García a modo de conclusión, será fundamental extender dicha protección de la piel cuando podamos volver a nuestras rutinas habituales. "Cuando todo acabe tenemos que tener en cuenta que al estar un ciclo celular completo sin agresiones externas, necesitaremos protección extra los primeros días para ir adaptándola al día a día". Desgraciadamente, esto queda todavía lejos en el horizonte, de forma que lo importante es centrar tus esfuerzos en el presente, así que aprovecha para completar el ciclo de limpieza y tratamiento de la piel al completo, porque es el gran aliado de esta para que salga más reforzada del confinamiento por la pandemia de COVID-19.

Te puede interesar:

rostro piel tratamientos de belleza productos de belleza Coronavirus
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?