#BEAUTY

¿Cuándo deberías empezar a usar crema antiarrugas?

Lo primero que debemos saber es que cada piel es diferente y no se puede generalizar. Factores como la alimentación, el nivel de hidratación, la predisposición genética o la exposición a agentes externos, hacen que cada persona tenga diferentes necesidades. Descubre qué momento es el idóneo para comenzar con los tratamientos anti-edad.

Actualizado a

A qué edad se debe comenzar a usar cremas antiarrugas
Imaxtree

Actualizado a

Nuestra piel va cambiando con nosotras, así como a los 16 años nuestro rostro conserva todos los volúmenes, según vamos cumpliendo años nuestra dermis va cambiando y también nuestra cara. De los 20 a los 30 años, aparecen las primeras arruguitas de expresión que se acentúan a partir de los 30, donde puede haber pérdidas de volumen según nos aproximamos a los 40.

No obstante, cada piel es diferente y no se puede generalizar. Factores como la alimentación, el nivel de hidratación o las radiaciones solares y la polución hacen que cada persona tenga diferentes necesidades.

  • EL MOMENTO EXACTO

Por estos motivos, es complicado determinar el momento en el que deberíamos empezar a usar productos de cosmética anti-edad. Parece que muchas mujeres comienzan a usar este tipo de tratamientos cuando empiezan a ver signos de envejecimiento en su piel, sin embargo, los expertos aconsejan que muchos productos enfocados a combatir el envejecimiento cutáneo se pueden usar antes de lo que cabría esperar y como medida preventiva.

Aunque, tampoco es conveniente comenzar antes de lo indicado, ya que el efecto de estos cosméticos podría llegar a jugarnos una mala pasada. Por ejemplo, las cremas antiarrugas están diseñadas para una edad en que el nivel de grasa de la piel suele haber disminuido, por lo que contienen el porcentaje de lípidos necesario para las pieles maduras. Esta grasa puede ser perjudicial para pieles más jóvenes ya que podría producir un exceso de secreción sebácea. Por eso es necesario saber a partir de qué edad podemos usar cremas antiarrugas sin equivocarnos.

Casi todos los expertos aconsejan hacerlo a partir de los 25 o 30 años, dependiendo de cómo esté tu piel. Lo que sí que está claro es que, a partir de los 30, todas las mujeres deberían comenzar a usar tratamientos anti-edad.

Si tienes menos de 30 años, los tratamientos que deberías usar son de tipo preventivo, aquellos en los que los que estén presentes los antioxidantes. Estos ingredientes realizan una cierta exfoliación de las capas más superficiales de la piel, permitiendo así eliminar y tratar pequeñas imperfecciones.

  • A PARTIR DE LOS 30

A partir de 30 años, hay muchos ingredientes anti-edad en el mercado que puedes usar para mejorar el aspecto de la piel del rostro. Aunque muchas mujeres están encantadas con sus primeras arruguitas, estos son los más eficaces que deberías probar si quieres prevenirlas y atenuarlas.

  • Vitamina C:

La vitamina C aporta luminosidad y reduce la aparición de manchas, ya que inhibe la síntesis de melanina y estimula la formación de colágeno y ácido hialurónico mejorando la hidratación de la piel.

  • Retinol:

Es el protagonista por excelencia entre las fórmulas anti-edad ya que tiene un efecto de renovación celular epidérmica, microexfoliación, y regeneración de las capas más profundas de la dermis mejorando textura, tono, luminosidad e hidratación y proporcionando homogeneidad al rostro.

  • Alfa hidroxiácidos:

Son pequeñas moléculas que se absorben rápidamente por la piel. Mejoran el tono, la textura, las cicatrices y la luminosidad de la piel ya que sirven para exfoliar y eliminar las capas de piel muerta que va acumulando. De esta forma, dan uniformidad al tono de la piel.

  • Ácido hialurónico:

El ácido hialurónico es uno de los ingredientes clave de los tratamientos anti-edad ya que hidrata, regenera y rellena desde la profundidad hasta la superficie de las arrugas y mejora la densidad cutánea.

  • ¿CUÁNDO APLICARLA?

Ahora, ya sabes las claves para acertar en tu rutina de cuidados faciales. Solo tienes que ser perseverante y aplicar la crema una pequeña porción de crema anti-edad sobre el rostro limpio en sus cinco puntos estratégicos (frente, nariz, barbilla y pómulos) sin olvidar nunca cuello y escote. Recuerda siempre aplicarla de forma ascendente e incidiendo en los surcos de las líneas de expresión y arrugas.

Si puedes, úsala mañana y noche. Por la mañana, tras un sérum antioxidantey por la noche, tras desmaquillarte y haberte aplicado una loción hidratante.

Te puede interesar:

Cremas rostro cosmética piel
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?