Belleza 'after party'

Aprovecha el día después de la fiesta para regalarte unos mimos 'beauty que te
ayudarán a sentirte mejor por dentro y a tener un aspecto algo más visible por fuera.

Actualizado el

Ya lo decían nuestras abuelas: "noches alegres, mañanas tristes"; aunque el refranero español ha evolucionado y ahora se suele usar más "noches de desenfreno, mañanas de Ibuprofeno". Lo que está claro es que después de una juerga nocturna, nuestro cuerpo amanece algo tocado y necesita de unos cuidados específicos que le ayuden a recuperarse de los excesos, tanto de los que no son visibles, como de los que saltan a la vista. Toma nota de los gestos que te harán sentirte mejor el día después:

Desmaquíllate antes de acostarte
Sabemos que al llegar a casa lo que más pereza da es realizar el ritual de limpieza. Sin embargo, el hecho de no hacerlo puede provocar que al día siguiente tu piel tenga falta de luminosidad, tus ojos estén hinchados y rojos a causa de los restos de maquillaje que les han podido entrar mientras dormías y que un buen número de tus pestañas estén en tu almohada, ya que la máscara las deja más tiesas y el roce con las sábanas hace que se rompan más fácilmente. Conclusión: retira el maquillaje, aunque sea de una forma menos exhaustiva que el resto de los días.

Bebe agua antes de meterte a la cama
Un buen vaso de agua antes de cerrar el ojo -acompañado de una analgésico si es necesario- te mantendrá hidratada y ayudará a que tu cuerpo elimine toxinas. Además, lo ideal es que al despertarte también ingieras agua templada con el zumo de medio limón. Otra opción es beber agua de coco, ya que sus propiedades son ideales para el día después de una buena juerga: contiene potasio, magnesio, calcio, sodio y fósforo, zinc, selenio, yodo y azufre, que aportan energía, hidratan, son antioxidantes, refuerzan las defensas del cuerpo, protegen el estómago, etc.

Desayuna bien
A pesar de que te levantes con poca hambre, es recomendable que desayunes bien. El menú ideal debería incluir un zumo de naranja (su alto contenido en vitamina C y fructosa son perfectos para ayudar al hígado a metabolizar el alcohol), un plátano (el alcohol disminuye la cantidad de potasio en sangre y esta fruta posee este mineral en dosis elevadas) huevos (las vitaminas que contienen ayudan a la recuperación del cuerpo), pan (ayuda a absorber el alcohol que aún está en el estómago) y leche (el calcio que contiene calma la gastritis).

Beauty 1

Date un baño relajante al despertarte
Lo más probable es que al amanecer tengas dolor de cabeza y sientas como si te hubieran dado una paliza. Pon música relajante, enciende unas velas y llena la bañera de agua caliente. Añade unas sales relajantes y sumérgete durante unos veinte minutos. Este ritual abrirá los poros de tu piel, la limpiará e hidratará; te ayudará a eliminar toxinas; disminuye las tensiones musculares y te relajará.

Nutre tu cuerpo con aceite esencial
Al salir del baño, hidrata todo tu cuerpo, haciendo especial hincapié en los pies, que estarán doloridos de los tacones y del bailoteo. Una opción es añadir aceite esencial al body milk habitual o aplicar este directamente sobre el cuerpo. El de limón aumenta tu estado de ánimo y reduce de las náuseas y la somnolencia, el de menta descongestiona el hígado y alivia las molestias de estómago y el de melisa calma cuerpo ymente.

Regenera tu rostro
El boom de las mascarillas ha provocado que en el mercado existan opciones para purificar, hidratar, iluminar, limpiar e incluso algunas específica para el día después. En tan solo veinte minutos consiguen devolver la vitalidad, energizar la piel, corregir los puntos negros, unificar el tono, suavizar, reafirmar y aportar brillo. Eso sí, sus efectos serán mucho mayores si, antes de ponerte la máscara sobre la cara aplicas un exfoliante, que limpiará la tez en profundidad.

Beauty 2

Mima tu cabello
Lo más probable es que te pases el día (o por lo menos unas cuantas horas) en casa; así que aprovecha para aportar algunos cuidados a tu melena. Seguramente habrás abusado de las planchas y el spray fijador la noche anterior, por no hablar de que habrás estado en algún sitio donde la gente ha fumado; factores que resecan el pelo. Una cura a base de aceite capilar antes de lavarla sería estupenda; si no, aplica la mascarilla, envuelve la cabeza en una toalla caliente y deja actuar diez minutos para que tu cabello esté más suave.

Loading...