Phyto cumple 50

Oda a las plantas

El peluquero Patrick Alès es un auténtico amante de los activos botánicos. Esto, unido a su visión de futuro, le llevó a crear en 1969 Phyto, una firma con fórmulas naturales dedicada al cuidado capilar. En su 50 aniversario demuestra que la eficacia cosmética no está reñida con el respeto a la naturaleza.

Actualizado a

1-8

1 / 8

La historia de Phyto

"Un cabello bonito no puede existir sin un cuero cabelludo sano", asegura Patrick Alès, fundador de Phyto, quien revolucionó el mundo del cuidado capilar en 1969. Para ello, tomó como base la fitoterapia –terapia natural que se basa en el uso de productos de origen vegetal para la prevención, la curación o el alivio– y reunió ciencia y naturaleza. Alès logró extraer poderosos ingredientes activos de las plantas que realzaban la belleza del cabello, al mismo tiempo que preservaban las manos de los peluqueros, en continuo contacto con productos químicos. Medio siglo después, los ingredientes a base de plantas representan más del 60% de la composición de sus productos y pueden llegar a componer hasta el 100% de su fórmula.

2 / 8

1957: el inicio

Durante sus vacaciones de verano en la Provenza, Alès se enamoró de una casa de campo situada en Artignosc (Francia). En el ático descubrió frascos viejos que contenían aceites y flores secas. Aquí comenzó su pasión por las plantas.

3 / 8

Revolución verde

Hace años, Alès (en la foto de arriba) revolucionó el mundo del cuidado capilar con sus productos a base de plantas que respetaban el equilibrio natural del cabello. Ahora su marca no solo preserva la melena, sino que también cuida del planeta. ¿Cómo? Ahorra cerca de 32 toneladas de cartón, 128 de madera y conserva 10 millones de litros de agua.

COMPRAR

4 / 8

1964: Un peluquero con grandes miras

A los 16 años, Patrick Alès se convirtió en peluquero “por casualidad”, con el afán de mejorar la belleza de las mujeres y su cabello. En 1964 inventó el brushing y un año después abrió su primer salón en París. Phytolaque fue de las primeras lacas sin gas propulsor, con acabado no pegajoso.

5 / 8

Phytolaque, la laca no pegajosa

6 / 8

1967: Fitoterapia capilar

Impulsado por el lema primum non nocere (primero no hacer daño), en 1965 Alès creó su primera línea de productos botánicos para el cuidado del cabello y, de paso, las manos de sus peluqueros (lo hizo en el garaje de su casa y con ayuda de su mujer). En 1967 extrapoló la fitoterapia –nombre que combina los términos griegos phyto (plantas) y thera (tratamientos)– al cabello, cuidándolo solo con productos de origen vegetal.

7 / 8

1969: el año que nació Phyto

Convencido del gran poder de las plantas para tratar el cabello respetando su equilibrio, Alès fundó los Laboratorios Phytosolba. Trabajó incansablemente con un equipo de científicos, consciente de que tenía que probar la eficacia de sus fórmulas, en las que el poder de las plantas hablaba por sí solo. Ahí nació la marca.

COMPRAR

 

 

8 / 8

Pelo al natural

¿Sabías que los champús se componen esencialmente de agua? En las fórmulas de la firma francesa, en cambio, los extractos de plantas reemplazan al agua. El resultado: se obtienen productos 100% activos con altas concentraciones botánicas.

Más inf.: www.phyto.es

"Un cabello bonito no puede existir sin un cuero cabelludo sano"

Te puede interesar:

pelo Peluquería 15 Aniversario
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?