Coronavirus

¿Puedo casarme a partir del 25 de mayo y cuántos invitados podrán asistir a la boda?

Si te resistes a aplazar tu boda, a partir del 25 de mayo se abren algunas opciones para realizarla. Eso sí, con muchas limitaciones.

Actualizado a

bodas coronavirus (1)

Actualizado a

"Yo tendría que estar hoy casándome y sin embargo estoy en el Mercadona", rezaba un tuit viral de Loly Garrido, una de las miles de mujeres que han visto truncado estas semanas su sueño de vestir de blanco. Durante estas semanas de confinamiento por la pandemia de coronavirus, hay quien no ha querido cancelar su boda y se ha atrevido a celebrarla online, para oficializarla después. Pero la mayoría de las parejas está aplazando dar el sí, quiero a 2021.

Sin embargo, quien tenga su fecha de boda fijada más allá del 25 de mayo y no quiere esperar, así sea haciéndola con mascarilla y guantes, puede mantener la esperanza de celebrarla, sobre todo si vive en una provincia que haya pasado a la fase 2 de las desescalada.

Cómo me voy a casar durante la desescalada

Según ha determinado el Gobierno, en esa etapa del camino hacia la nueva normalidad, se podrán oficiar "bodas para un número limitado de asistentes", sin especificarse cuál es ese número máximo, pero que podrían ser 50 personas, atendiendo a que esa es la cifra para asistentes a espectáculos, por ejemplo. Y ya en la fase 3, se habla de "un número más amplio de asistentes". No parece que este año nos vayamos a preocupar por repetir vestido de invitada...

En la fase 2 de desescalada, los invitados podrían ser sólo de la misma provincia. Es en la fase 3 cuando se permiten los viajes interprovinciales si ambas unidades administrativas están en esa misma etapa. Ante cualquier duda, lo más recomendable, si la boda es civil, preguntar en los ayuntamientos. Y si es religiosa, además también en la iglesia en cuestión.

Desde la iglesia también se han comunicado cómo va a afectar el coronavirus a la acto del matrimonio. Así, por ejemplo, "los anillos, arras, etc., deberán ser manipulados exclusivamente por los contrayentes". A la vez, se exige mantener "la debida prudencia en la firma de los contrayentes y los testigos, así como en la entrega de la documentación correspondiente".

A la hora del convite, la cosa se complica. En la fase 2, se puede realizar en un local que garantice la separación entre clientes en las mesas y entre las propias mesas, y con un aforo máximo de un tercio. En la fase 3, ese aforo máximo pasa a ser de la mitad. En principio, la mejor idea parece ser quedarse en casa con un máximo de 10 familiares y/o amigos...

Te puede interesar:

Bodas Coronavirus
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de InStyle?