La tienda española donde compró Sarah Jessica Parker

La actriz visitó la semana pasada Madrid para representar el lanzamiento de HBO España. Para sorpresa de muchos, acudió al acto con un vestido que le costó 55 euros y que adquirió casi por casualidad, en una tienda de la capital.
Hablamos con su dueña, que nos explica toda esta peripecia.

vintage

El pasado viernes tuvo lugar en Madrid el lanzamiento de la plataforma digital HBO España, y la artista que dio vida a la famosa Carrie de Sexo en Nueva York fue la elegida para servir como embajadora de la marca. Había razones de sobra: es una figura mediática en el mundo de las series y películas, y acaba de lanzar su propia serie, Divorce (y que solo podrás ver en esta plataforma).

La noticia fue el cambio de noticia: además de la parte que le tocaba a HBO España, Sarah Jessica Parker sorprendió y con la sorpresa, acaparó todas las miradas. En su Instagram, explicaba cómo había conseguido un vestido vintage en una tienda de Malasaña (Madrid), y cómo su estilista le había ayudado a hacer unos arreglos. Et voilà! SJP estaba perfecta para ir a una cita multitudinaria con un outfit que tú también te puedes comprar (exactamente, le costó 55 euros).

Pero, ¿por qué le dio por utilizar ese vestido, cuando podría lucir cualquier Dior o Versace? ¿Cómo se comportó Jessica de shopping por nuestro país? ¿Le gustó algo más? Para responder a estar preguntas, nada mejor que hablar con Arantxa Martí, propietaria de Williamsburg Vintage Clothes, la tienda que luchaba en el anonimato y hoy, ya es famosa.

- ¿Cómo fue el encuentro con Carrie?
Para empezar, ella entró y yo no me di cuenta, ya que estaba sacando pedido y estaba "a tope". Fue mi compañera Carolina la que me dijo "esa no es...?" (y no le salía el nombre). Yo miré, y le dije: "sí, es Sarah Jessica Parker". Acto seguido, le di la bienvenida a la tienda como hago con todas las clientas, y le pregunté si le podiamos ayudar en algo. Nos dio las gracias y dijo que quería mirar la tienda. Fue encantandora y muy dulce. Venía acompañada de un chico y una chica, los cuales también estuvieron mirando y probándose tocados y sombreros.

- ¿Cómo eligió EL vestido? ¿Le gustó alguna otra pieza de la tienda?
Casi nada más entrar en la tienda vio el vestido –el que luego llevó a la fiesta– colgado en el burro de ropa de fiesta. Lo cogió enseguida y no lo soltó en ningún momento. Yo al ver el estilo le enseñé algún vestido que podría sentarle bien, me dijo que eran preciosos pero que le había gustado mucho el que había cogido. Aún así siguió hasta el final de la tienda mirando todo con atención. Le gustó mucho la bisutería y me dijo que la tienda era preciosa.

[Bajo estas líneas, un vestido como el de Sarah, pero en versión corta. Cuesta 42 euros].

SJP

- ¿Sabías que luego, lo luciría en una fiesta sobre la que luego se enteró medio país?
No tenía ni idea, ni siquiera de que estaba en España, menos aún de que el vestido era para la fiesta.

- En el Instagram de SJP vimos cómo le "metía" tijera. ¿Qué cambios hizo sobre el original?
El único cambio que hizo en el vestido fue cortarle unos centímetros del bajo. Se lo cortó su peluquero, y esa es la foto que subió ella en su Instagram. También se puso una camiseta de red por debajo: a parte de todo eso, el vestido estabatal cual lo compró.

- ¿Nos das algún detalle más sobre el diseño que encandiló a una de las fashionistas más admiradas del planeta?La pieza era de los años 50, lo compré yo misma cuando estuve viviendo en Chicago. En realidad lo adquirí para mí, pero nunca me lo puse y aunque le tenía mucho cariño, lo tuve que traer a la tienda. Le costó 55 euros.

- Y sobre la tienda, ¿dijo algo?
Sí. Cuando se fue nos deseó Feliz Navidad y me pidió una tarjeta de la tienda: dijo que le había parecido preciosa y que si alguna vez volvía a Madrid, quería venir otra vez. En todo momento fue muy educada y respetuosa. Nosotros con ella también intentamos serlo sin agobiarla para que pudiera disfrutar de un cierto anonimato. Ni siquiera le pedimos fotos "ni nos volvimos locas", creo que esta fue una de las razones por las que nos mencionó en Instagram. Estuvo en todo momento tranquila, y a su aire, sin que nadie la molestase.

ABRIGOS

- ¿Cuál es vuestra filosofía?
Nos caracterizamos por traer piezas especiales desde los años 20 a los 90 y sobre todo, en muy buenas condiciones. Ropa, sombreros, bolsos de piel... Yo misma elijo cada prenda y no compro nada que no esté en perfectas condiciones. Los precios son muy asequibles ya que por ejemplo un vestido de fiesta de los años 40, puede costar 70 euros. También me estoy intentado especializar en bisutería vintage ya que es algo bastante difícil de conseguir. ¡Ah! ¡Y también tenemos ropa de chico!

Bisutería

- ¿Cómo explicarías a nuestras lectoras el valor de una tienda vintage?
Para mí no es solo una tienda de segunda mano, sino algo mucho más especial. A través de la ropa intentamos inculcar cultura de otras épocas. Explicamos la procedencia, la época y queremos que el público aprecie algo que es único e irrepetible. La ropa vintage no tiene porque ser vieja o estar en mal estado sino todo lo contrario, hay que cuidarla y saber que estás llevando algo maravilloso y único. Además, esto creemos que la ropa tiene vida más allá de una temporada, que es a lo que estamos acostumbrados. Es muy bonito poder recuperar una prenda que aunque ha sido utilizada todavía tiene mucha vida por delante. Yo creo que Sarah Jessica Parker piensa algo parecido porque no es la primera vez que utiliza ropa vintage para algún evento o para su vida cotidiana.

Quizá las tiendas vintage han perdido un poco este espiritu que en el resto de Europa y EEUU está muy valorado. Pero cada vez el público se interesa más por este tipo de tiendas y es nuestro deber diferenciarnos de las demás tiendas de segunda mano a las que respeto enormemente, pero que cumplen otra función.

Déjanos tu comentario