¿Te ves mala cara? Viste de rojo

Todas hemos tenido alguna vez una de esas frustrantes y nada inspiradoras mañanas en las que no sabemos qué ponernos porque con nada nos vemos guapas. Afortunamadamente, existe una solución. En estos casos el rojo se convierte en la solución a nuestros problemas. ¿Quieres saber por qué?

El neoyorquino diseñador Bill Bass lo aseguró hace ya muchos años: "si dudas, viste de rojo". El que para muchos fue el precursor del negocio de la moda por haber lanzado el sistema de licencias y ser el primero en usar su imagen como logotivo lo tuvo claro desde un principio.

Todas conocemos las connotaciones del color rojo. Amor, vigor, acción, pasión y fuerza. Sin embargo, a la hora de escoger un look que resuelva nuestra mala cara, olvidamos cómo pueden afectar a nuestro organismo todos estos sentimientos. Sí, sí. Has leído bien. A nuestro organismo.

Mala cara vestir de rojo

Rojo es vitalidad

Varios estudios psicológicos han demostrado que los tonos rojos aumentan la tensión muscular y activan la circulación. También las palpitaciones. Este color aumenta la presión arterial y genera impulsos. Es, en definitiva, el color de la vitalidad. Cuando vamos vestidas de rojo nos vemos, por todas estas razones, mucho más favorecidas y así lo percibe también quien nos mira.

Rojo es fuerza

El rojo es también signo de buena salud porque durante el embarazo nuestros labios se ven siempre más carnosos. Por eso, desde hace ya muchos años, el rojo se asocia con la correcta circulación sangínea y la fertilidad. Y estas cosas fueron las que llevaron entre otras a la Reina Isabel I de Inglaterra usar carmín. Ella puso de moda la tez pálida y los labiales rojos que hoy lucen celebrities como Taylor Swift. Durante la Segunda Guerra Mundial se puso de moda el Patriot Red porque las mujeres estaban llamadas a ser fuertes. Así, hoy el rojo es también signo de valentía.

Mala cara vestir de rojo
En una mañana frustrante y poco inspiradora apuesta siempre por el rojo. Además, ahora que es tendencia, si los colores llamativos te imponen cierto respeto, no tendrás que preocuparte tanto por llamar excesivamente la atención. Pero, si apesar de las modas no te atreves con un total look rojo como el que ya ha llevado hasta la mismísima reina Letizia, siempre puedes decantarte por un labial que no se cuartee y dure toda la noche.

Loading...