Los sujetadores que salvan tus looks más atrevidos

¿Tienes el vestido perfecto pero la forma de este te impide llevar un sujetador clásico? Tranquila, tenemos la solución: todo tipo de sujetadores, para todo tipo de vestidos. ¡Toma nota!

1 / 6
3. Vestido cruzado + sujetador de escote profundo

1 / 6

Vestido cruzado + sujetador de escote profundo

¿Alguna vez has dejado de comprar un vestido por miedo a no saber qué llevar debajo? A todas nos ha pasado. Pero ahora hay todo tipo de sujetadores que se adaptan a nuestra ropa, y te lo vamos a demostrar.

Si tu vestido lleva escote y necesitas un sujetador para ello, este es el estilo idóneo. Con escote en uve más profundo, lograrás que no se vea nada por debajo de tu modelito e irás comodísima. ¡Funciona!

Vestido cruzado de Mango (39,99 €). Sujetador de la colección de lencería de Nordstroom (24,94€).

2. Vestidos de raso + copas de silicona

2 / 6

Vestidos de raso + copas de silicona

Este tipo de tejidos requiere llevar copas de silicona que se adecuen a tu tono de piel, para evitar cualquier tipo de transparencias. Los sujetadores sin tirantes funcionan para muchos diseños sin mangas o con tirante fino, pero en este caso al tratarse de raso no son una opción (si no quieres que se note claro).

Vestido slip amarillo de Topshop (44 €). Copas de silicona disponibles en Macys (14,25 €).

5. Vestidos espalda descubierta + sujetador adhesivo

3 / 6

Vestidos espalda descubierta + sujetador adhesivo

Aquellos diseños ajustados con la espalda abierta son perfectos para ocasiones especiales. Pero este tipo de vestidos no nos permiten llevar cualquier tipo de sujetador, sino que requieren de piezas que no lleven ni tirantes ni parte de atrás. Para ello nada mejor que los conocidos como sujetadores adhesivos, que se pegan a nuestro cuerpo en la parte de debajo de la asila. Perfecto ¿no?

Este espectacular vestido de color negro es de Rosetta Getty (700 € en Net-a-porter). El sujetador es de Fashion Forms (35 € en Net-a-porter).

6. Vestidos atados al cuello + tirantes de sujetador

4 / 6

Vestidos atados al cuello + tirantes de sujetador

Cuando tenemos este tipo de vestidos no necesitamos invertir en un nuevo sujetador sino simplemente añadir diferentes tirantes que se adecúen a nuestras necesidades. Lograrás atar el sujetador en la parte baja de tu espalda y te olvidarás de cualquier problema.

Vestido de Zimmermann (570 € en Net-a-porter). Tirantes de sujetador de la colección de lencería de Nordstrom (16,92 €).

4. Vestidos de punto + sujetador liso

5 / 6

Vestidos de punto + sujetador liso

A pesar de llevar un vestido con mangas y escote cerrado, hay algunos tejidos que requieren tener cierto cuidado con nuestra lencería. En este caso, para este tipo de tejidos de punto, nada mejor que un sujetador liso para evitar transparencia ninguna.

Vestido de Uniqlo (39,90 €). Sujetador de True & Co. (51,66 € en Nordstrom).

1. Vestido multiposición + sujetador convertible

6 / 6

Vestido multiposición + sujetador convertible

No dejes que la largura de la manga te engañe. Este tipo de vestido tiene mil y una opciones: sin mangas, un solo hombro, atado al cuello y más. Un vestido de lo más versátil que requiere un sujetador de las mismas características. Aquellos que podemos utilizar sin tirantes combinarán perfectamente.

Vestido negro de Norma Kamali (171 € en Net-a-porter). Sujetador convertible de American Eagle (18,86 €).

 

| Actualizado a

Seguro que alguna vez has dejado de comprar un vestido por miedo a no saber qué llevar debajo, sobre todo en cuanto a qué sujetador ponerse para estar tranquila. Pero ahora, eso ya es cosa del pasado, porque existen todo tipo de sujetadores que se adaptan a nuestra ropa, y lo vamos a demostrar.

En nuestra selección encontrarás las diferentes opciones de sujetadores según la forma de tu vestido: sin tirantes, adhesivo, con gran escote, etc. Echa un vistazo e inspírate para futuras compras.

Los sujetadores que salvan tus looks más atrevidos

En la actualidad enseñar nuestra lencería está a la orden del día, y combinarla con camisas, con chaquetas o con cualquier otra prenda es algo que puedes hacer sin problemas, hasta incluso convertirla en la pieza protagonista.

A pesar de ello existen diseños, en concreto vestidos, que son complicados a la hora de buscar un sujetador que nos permita ir cómodas y sin transparencias. Si eres atrevida y no te importa que se vean los tirantes o el sujetador adelante con ello, si eres de las que prefiere evitarlo, toma nota.

Un vestido sin espalda es perfecto para aquellas ocasiones más especiales, y si eliges un sujetador adhesivo que se ajuste a nuestro cuerpo, tendrás un resultado increíble. Si por el contrario te decides por un vestido cruzado, opta por los sujetadores en uve con escote más profundo y tus problemas serán cosa del pasado.

Pequeños trucos que harán que estos problemas pasen a la historia. ¿Qué sujetadores vas a elegir tú?

Loading...