¿Sabes aprovechar las rebajas al máximo?

Entre descuentos, promociones y montañas de ropa, al final comprar bien en rebajas es casi una misión imposible. Descubre cómo aprovecharlas al máximo para llevarte las mejores gangas.

Portada 2

Aunque las rebajas empezaron oficialmente el siete de enero, la mayoría de las firmas empezaron a ofrecer algún tipo de descuento unos días antes. Desde entonces las fanáticas de las compras han empezado a comprar por doquier, arrasando con todo lo que han visto a su paso. Sin embargo, esta ansia por 'hacernos con todo' provoca que cometamos errores y no aprovechemos las rebajas tanto como podríamos. Por eso te damos unos consejos que te ayudarán a sacarles el máximo partido. Toma nota, ¡aún estás a tiempo!

Antes de nada es clave tener en cuenta dos factores: qué necesito y de qué dinero dispongo. El presupuesto es indispensable ya que, como es lógico, no podemos gastar por encima de nuestras posibilidades. Y, hay que saber combinarlo con los ítems que verdaderamente quiero comprar para saber cuánto puedo invertir en cada uno de ellos.

En relación con esto último es muy importante que hagas una lista –si todavía no la has hecho–. Deberás resumir las prendas y accesorios que quieres introducir en tu armario los próximos días y limitarte a ella en la medida de lo posible. Puedes hacerte con una o dos prendas extra si han sido amor a primera vista, pero no más. Si no, terminarás por ignorar la lista y para lo único que te habrá servido será para perder tiempo.

Si tu presupuesto es amplio o tienes unos ahorros guardados para darte un capricho, las rebajas son sin duda el momento perfecto. Invertir en un artículo de lujo o en una marca premium puede ser una buena apuesta en estas fechas. Seguro que hay un bolso, unos zapatos o quizás un abrigo con el que llevas meses soñando. Infórmate porque puede que la firma tenga algún descuento especial y merezca la pena comprar ahora ese producto de diseño y calidad.

Además, muchas tiendas incluyen dos partes muy diferenciadas, una caótica con montones de ropa, zapatos y bolsos que se apilan; y otra atractiva, ordenada y con todas las tallas a la vista: la nueva colección. Cómo es lógico esta última tiene sus precios originales sin ningún descuento, así que debes huir de ella. Huye de las prendas sin rebaja, y ve preparada para sumergirte en montañas de ropa para encontrar lo que buscas. Sólo así conseguirás esa ganga que te hará volver a casa con una sonrisa de oreja a oreja.

Sin embargo, es importante que cuando te enamores de un ítem rebajado te fijes en su precio actual pero también en el original. Si el descuento es mínimo debes hacer un balance y pensar si verdaderamente te resulta rentable. En muchas ocasiones esperar a segundas rebajas es una muy buena opción, sobre todo si tu talla de calzado o ropa no suele ser de las más comunes y por tanto tarda más en agotarse.

Por otro lado, debes asegurarte de que los productos están en perfectas condiciones. A veces, como se suele decir, lo barato sale caro y en rebajas todavía más. Algunas tiendas aprovechan estas fechas para vender artículos con taras (manchas, rotos, falta de botones...). Asegúrate de que la prenda que quieres comprar está en perfectas condiciones y, de tener algún defecto, que no sea demasiado llamativo o imposible de solucionar con facilidad. En ocasiones compramos tanto en estas fechas que cuando vamos a usar nuestra compra y nos damos cuanta del problema ya es tarde para cambiarla. Así que ¡presta mucha atención antes de llevártela a casa!

Y, para acabar, los últimos consejos que necesitas si prefieres comprar en tiendas físicas son ir cómoda, mentalizada y con una ruta de tiendas establecida. La comodidad logrará que aguantes todo el día si es necesario. Si en cambio apuestas por unos taconazos, después de la segunda tienda pondrás rumbo a casa. En segundo lugar, tener claro que comprarás lo básico y huirás de lo que es no necesitas es clave. Y, para conseguirlo más fácilmente piensa en las tiendas que pueden tener lo que buscas y establece una ruta, de este modo ahorrarás tiempo y dinero.

Loading...