Sabemos cuál era el mayor complejo de Nicole Kidman

Un rasgo físico del que ahora se siente orgullosa.

Nicole Kidman

Entre rubia y pelirroja, ojos sorprendentemente azules y piel ultraclara. Estos son los rasgos físicos más característicos de la actriz, pero uno de ellos no le gustaba cuando era pequeña. Y es que a cierta edad, las inseguridades y los miedos pueden surgir de cualquier detalle. Seguramente tú también sepas muy bien de qué está hablando Kidman.

A raíz de su colaboración con Neutrógena, la actriz ha confesado que le preocupaba su tono de piel: "Cuando era niña, quería encajar. Entonces no tenía la opción de ponerme morena, mi piel no se bronceaba". Y es que durante cierta época, las pieles morenas se imponían con mucha fuerza.

Sin embargo, la actriz supo convertir una foco de complejos en una fuente de fortaleza y, con los años, supo potenciar aquello que en su momento le creaba cierta inseguridad. "A medida que crecí, empezó a gustarme tener la piel más clara porque era distinta. Creo que abrazar lo que te hace diferente es importante", sentenció Kidman. Todo un ejemplo de cómo podemos darle la vuelta a nuestros complejos y ponerlos a nuestro favor. ¡Así se hace, Nicole!

Te puede interesar:

piel Psicología cuerpo

Celebrities

Loading...