Estilo

Reinventa tu mini falda

La verás en todas sus versiones. Te enseñamos a adaptarla a tu día a día para estar irresistible.

1 / 4
Rebelde sin causa

1 / 4

Rebelde sin causa

Recupera el espíritu rebelde y coqueto de los años 60 con una falda mini de silueta trapecio. Añade un top con encaje y zapatos tipo ‘Mary Jane’. El resultado es femenino y muy cool.

París
Versión urbana

2 / 4

Versión urbana

Apúntate a su version ‘mod’, en clave urbana, funcional y ‘trendy’, con un jersey en canalé y botines ‘chelsea’.

Milán
Romántica 100%

3 / 4

Romántica 100%

Muestra tu lado más femenino y romántico optando por una falda con print de flores. Añade una blusa fluida monocolor y unos stilettos y obtendrás el look perfecto para lucir en cualquier ocasión.

París
Muy ‘Ochenta’. Muy 80’s

4 / 4

Muy 80’s

Recta, en cuero y monocolor. Mantén su aire ‘ochentero’ con un jersey de punto o un ‘cropped top’ y añade joyas en dorado.

París

De los creadores de ‘Reinventa tu camisa blanca’ llega la renovación de la minifalda. La prenda femenina y más sexy por excelencia viene cargada de nuevos prints, colores y formas. Todo ello en clave todoterreno para que puedas disfrutar de su versatilidad. Sí, con todo tipo de prendas, todo lo que se te ocurra puede funcionar.

Pero, ¿de qué fecha data esta prenda –hoy en día– 100% popular? El concepto ‘mini falda’ como tal no fue acuñado hasta los años 60. Y, aunque los historiadores y antropólogos la sitúan en fechas anteriores de lo que pensamos, expertos en la materia aseguran que fue el diseñador John Bates el primero en ofrecerla como prenda a sus clientas. También Pierre Cardin o Yves Saint Laurent fueron de los primeros diseñadores en apostar por su sensualidad. Por otro lado, Coco Chanel tardó en aceptarla e integrarla en sus colecciones ya que –al principio– la calificaba de ‘ordinaria’.

Esta temporada, el corte midi a jugado un papel protagonista. Papel que tendrá que ceder de nuevo a su versión XS y sí, por encima de las rodillas. Alexander Wang y Coach fueron algunas de las firmas que, en la semana de la moda de Nueva York, elevaron el corte de sus faldas hasta el infinito. Con el clásico corte mini (no más largo de 10 cms), la falda se vuelve tu aliada una vez más para explotar todo el ‘sex appeal’ que tienes.

Por ejemplo, las faldas tipo pareo dan mucho juego. Elígela en tejido brocado y equilibra su opulencia con un top minimal, aunque especial, y juega con los volúmenes. Llévala de una forma algo rebelde, con jerséis holgados tipo homeless y en siluetas en forma de trapecio. También depende del calzado que lleves, si optas por añadir unas sandalias con tacón on unos stilettos, estarás lista para una velada algo más formal entre amigas, en conjunto con una blusa en seda y fluida. Si tu mini nueva es de talle alto, atrévete a combinarla con un cropped top: ¡Más sexy imposible!

Loading...