Prenda histórica: el 'trench'

Todo lo que deberías saber (y quizá no conozcas) sobre el 'trench' urbano

1 / 8
1. Pieza icónica

1 / 8

Pieza icónica

Tiene todo lo que se le puede pedir a una prenda de abrigo: que proteja (de la lluvia también) y lo haga con estilo. ¿El plus? Los colores, tejidos y versiones son infinitas.

12. Prenda del conflicto bélico

2 / 8

Prenda del conflicto bélico

Los oficiales británicos que luchan en la Primera Guerra Mundial son los primeros en llevar la prenda. Burberry recibió el encargo de confeccionar medio millón de estos abrigos durante los cuatro años que dura la contienda.

2. De cine

3 / 8

De cine

En 1948, Marlene Dietrich lo luce en 'Berlín Occidente', popularizando su uso para el día a día. Y, ¿quién no conoce la escena de Audrey Hepburn y George Peppard unidos en sus respectivos 'trench' de Burberry, en la escena final de 'Desayuno con diamantes' (1961)?

4. Con la realeza británica

4 / 8

Con la realeza británica

El Príncipe Carlos y Diana, en 1983, conjuntados con sus Buberry en público. Poco después, en 1989, la firma logra un contrato como proveedor de la Casa Real británica.

8. Última embajadora

5 / 8

Última embajadora

Kate Middelton se convierte en su última embajadora real, con un modelo en lana (835 €), que se agotó en un día.

7. Poppy Delevingne

6 / 8

Poppy Delevingne

La hermana mayor de Cara es la abanderada de la prenda inglesa por excelencia. Poppy elige el 'trench' para cualquier ocasión y no se queda en lo obvio. Apuesta, por ejemplo, por otros materiales como el charol, adaptándolo a su estilo (¡y dando lugar a la imaginación!).

6. Liv Tayler

7 / 8

Liv Tayler

La actriz norteamericana es fan de este abrigo inglés. Lo luce a menudo, bien sea de día por las calles de Nueva York o de noche con un vestido cóctel. Súmale unas deportivas, una camiseta marinera, unos 'skinny jeans' y un gran bolso, y tendrás un 'outfit' imbatible para el otoño.

3. ¿Cómo llevarlo?

8 / 8

¿Cómo llevarlo?

Tras ajustar el cinturón a tu medida y cerrar la hebilla, puedes coger la parte sobrante de la correa con la cara interior mirando hacia ti y pásalo de abajo hacia arriba. Después, forma un pequeño aro, crea un nudo y... 'voilà'! He aquí una manera estilosa de lucirlo.

La firma inglesa Burberry lleva diseñando gabardinas desde hace aproximadamente un siglo y sigue creando sus tradicionales prendas en Inglaterra. Es una prenda histórica por los años que le preceden (desde las primeras guerras mundiales), pero también por haberse convertido en una prenda estrella en el armario de cualquier mujer.

Pero... ¿qué hacer para escoger la que mejor te siente? Con el paso de los años, los estilos, colores y tejidos se han ido reinventando. Por eso, puedes tener estos aspectos en cuenta para dar con tu trench ideal:

El corte. “Para que quede bien, la clave está en los hombros”, señala el estilista Jeff Kim. Si sueles levar el ‘trenca’ con una ‘balsero’ o una chaqueta, opta por la manga raglán. En caso contrario, elige una de hechura más estrecha.

La longitud. ¿Estás entre las bajitas? Busca un abrigo tipo ‘trench’ con corte justo por debajo de las caderas para que no parezca sobredimensionado. Las altas pueden ir a por modelos por la rodilla o mucho más abajo.

El estilo. Si te apetece un look clásico, elige un diseño entallado y de doble botonadura que acentúe tu cintura. Si eres ‘curvy’ y prefieres una silueta más ligera, prueba con un modelo de botonadura sencilla.

El cuello. Se confecciona con más de 180 puntadas cosidas a mano unen el imponente cuello al cuerpo del abrigo. Además, se puede abrochar con un cierre con gancho de metal que garantiza su sujeción frente al viento y la lluvia.

Trabillas. En su momento se usaban para que los oficiales lucieran sus resplandecientes insignias militares. Ahora hacen que tus hombros se vean firmes.

Solapa. Diseñada originalmente para evitar que la humedad pasara al abrigo cuando los soldados disparaban, aún sirve como protección extra frente a los elementos naturales.

Mangas. Un corte ‘slim’ ha sustituido a la generosa manga raglán del pasado. La hebilla de la muñeca se puede ceñir para protegerse en los días de tormenta.

Cinturón. Antaño los soldados colgaban los mapas y otras herramientas de la hebilla de metal de su cinturón. Hoy simplemente sirven para ajustar la cintura.

Y ahora, vayamos por partes: 'diseccionamos' el trench. ¿Sabías que...?

burberry

El cuello. Se confecciona con más de 180 puntadas cosidas a mano unen el imponente cuello al cuerpo del abrigo. Además, se puede abrochar con un cierre con gancho de metal que garantiza su sujeción frente al viento y la lluvia.

Trabillas. En su momento se usaban para que los oficiales lucieran sus resplandecientes insignias militares. Ahora hacen que tus hombros se vean firmes.

Solapa. Diseñada originalmente para evitar que la humedad pasara al abrigo cuando los soldados disparaban, aún sirve como protección extra frente a los elementos naturales.

Mangas. Un corte ‘slim’ ha sustituido a la generosa manga raglán del pasado. La hebilla de la muñeca se puede ceñir para protegerse en los días de tormenta.

Cinturón. Antaño los soldados colgaban los mapas y otras herramientas de la hebilla de metal de su cinturón. Hoy simplemente sirven para ajustar la cintura.

Abertura. Este corte permite moverse fácilmente, ya sea para correr huyendo del enemigo o intentar que no se te escape el siguiente metro.

Loading...