Las campañas 'curvy' son tendencia

Antes apenas habíamos oído hablar de ella y, en cuestión de meses, la palabra 'curvy' es 'trending topic' en todo tipo de campañas de moda. Las llamadas "mujeres reales" encuentran un sitio en el mundo de la moda y las reacciones son muy variadas.

1 / 4
Oysho

1 / 4

Oysho

Para la presentación de su nueva línea 'Soft basics', la firma lencera de Inditex escogió a esta modelo, aprovechando para anunciar que la nueva colección tendría tallas más grandes, llegando hasta la 100C. 

Oysho
Calvin Klein

2 / 4

Calvin Klein

Aunque esta otra tuvo una peor acogida que la anterior, ya que la modelo (Myla Dalbesio) no está considerada una mujer 'plus size' para los numerosos usuarios que reaccionaron. 

Calvin Klein
#IAmNoAngel. Lane Bryant

3 / 4

Lane Bryant

Bajo el hashtag #IAmNoAngel, la firma lencera pretendía (y consiguió) convertirse en la antítesis de los ángeles de Victoria's Secret

Lane Bryant
H&M

4 / 4

H&M

Esta campaña veraniega la protagonizó Jennie Runk para la casa sueca en el año 2013. Estas fotografías llegaron a sus clientes como un soplo de aire fresco con cierto carácter reivindicativo. "Ver cuerpos grandes en el mundo de la moda, distribuidos por las campañas debería de ser tan común como cualquier otra cosa", dijo Jennie. 

 

H&M

Paloma Elesser se convertía en noticia mundial el pasado 20 de julio tras convertirse en la imagen de la entonces nueva campaña de la firma deportiva Nike. Pero, ¿por qué tanta atención mediática? Lo cierto es que Paloma es una modelo plus size, voluptuosa, de tallas grandes o, como se dice ahora: una chica curvy en una campaña deportiva.

Campaña de Nike
@nikewomen

El fenómeno curvy se volvía a desatar a mediados de septiembre, con la llegada de la nueva campaña de Oysho. En esta ocasión, las frases más sonadas fueron: “Oysho normaliza sus tallas”, “Oysho apuesta por mujeres reales”… La iniciativa es todavía un éxito viral.

Pero el origen de toda esta revolución contra los cánones de belleza comenzó a ser mediatizada tras la presunta "belleza real" de la que presumió Dove en su campaña del año 2004. A partir de ese momento, las iniciativas que luchaban por la causa se fueron haciendo más numerosas. Fue el caso de #IAmNoAngel, la campaña lencera de Lane Bryant en contra de las 'medidas imposibles' de los ángeles más famosos del mundo de la moda, los de Vitoria's Secret. Gracias a este hashtag, miles de mujeres alrededor del mundo inundaron las redes sociales con posts reivindicando sus curvas bajo el título: "No soy un ángel".

I am no angel
@alinekfrade

Más tarde, otras casas como Calvin Klein, Lonely Lingerie e, incluso, H&M se fueron uniendo al movimiento plus size a través de nuevas colecciones y tallas especiales. Aunque esta especie de revolución parece poder remover conciencias, siempre existen desertores. En el caso de Dove, por ejemplo, la marca fue fuertemente atacada por presumir de 'tallas reales' con mujeres con tallas 'muy grandes'. Los usuarios culpaban a la campaña de querer representar a todo el mundo a través de mujeres "excesivamente anchas y voluptuosas".

Está claro que contentar a todo el mundo es misión imposible, pero algunos sectores del mundo de la moda ya se están esforzando por normalizar todo tipo de cuerpos: anchos, bajos, largos, delgados... Y, ángeles o no, todos los mensajes tienen algo en común: sé sexy y siéntete sexy seas como seas. ¿Cuál será la próxima?

Loading...