Las gafas de sol también son para el otoño

Nos inspiramos en algunos de los grandes iconos eternos de estilo para llevar un par de gafas con elegancia. Las ‘celebs’ de antes y las de ahora ayudan a decidirnos: porque en otoño, también las necesitamos.

1 / 13
Jackie Kennedy. Las míticas ‘Jackie Kennedy’

1 / 13

Las míticas ‘Jackie Kennedy’

Los grandes mitos de la historia de la moda nos dejan en herencia algo más que fotografías en blanco y negro, porque siguen siendo referentes de estilo por muchos años que pasen. Por eso, nos fijamos en grandes como Audrey, Marilyn, Gloria o Madonna para elegir unas bonitas gafas en clave ‘retro’. En este caso, nos fijamos en el estilo de Jackie, que tiene hasta un modelo bautizado con su nombre creado por Ray-Ban en su honor. Un diseño, por cierto, que es el preferido de la Reina Letizia.

Marilyn Monroe. Como la sensual Marilyn Monroe

2 / 13

Como la sensual Marilyn Monroe

Quizás no exista diseño má sensual que el de las gafas tipo ‘ojos de gato’. Y todo desde que la célebre actriz las luciera ya en sus películas de los años 50, y también en muchos momentos de su vida diaria.

Madonna. Las ‘best-sellers’ de Madonna

3 / 13

Las ‘best-sellers’ de Madonna

Después de recuperar, para su éxito de los 80 Buscando a Susan desesperadamente, las ‘Wayfarer’ de Ray-Ban (lanzadas en 1952), la cantante y actriz ha convertido todas las gafas que ha lucido en un auténtico best-seller.

Audrey Hepburn. Al estilo Audrey Hepburn en Tiffany’s

4 / 13

Al estilo Audrey Hepburn en Tiffany’s

Grandes y oscuras para ocultar las ojeras de la noche anterior. Así eran las míticas gafas que Audrey Hepburn lucía en ‘Desayuno con diamantes’ (1961), todo un símbolo de glamour y coquetería.

Gloria Stern. Las revolucionarias de Gloria Steinem

5 / 13

Las revolucionarias de Gloria Steinem

La activista feminista e icono de estilo no se separaba (aquí, dn 1972) de estas atrevidas gafas tipo aviador, con lentes azuladas. Tan revolucionarias y poderosas como su actitud y discurso.

Tipo corazón. Para rostros con forma de corazón

6 / 13

Para rostros con forma de corazón

A veces tenemos que fijarnos en la silueta de nuestro rostro para saber acertar con el tipo de gafas que nos sientan bien. Si tienes la frente ancha y la barbilla estrecha, no hay problema. Harás un buen tandem con las siluetas retro, tanto tipo ‘ojos de gata’ (como las de Marilyn) como redondas. ¿O es que a Scarlett Johansson no le quedan de lujo?

Gtresonline
Para rostros cuadrados

7 / 13

Para rostros cuadrados

Intenta suavizar la línea de la mandíbula usando siluetas ligeramente redondeadas. Y no temas utilizar diseños en colores o con cristales espejados, como hace con gracia Paris Hilton.

Gtresonline
Para rostros ovalados

8 / 13

Para rostros ovalados

Si tienes este tipo de óvalo, la verdad es que, como Hilary Swank, te queda bien casi cualquier modelo de gafa. Aunque quizás te favorezcan especialmente las clásicas de aviador en formato maxi.

Gtresonline
Para rostros redondos

9 / 13

Para rostros redondos

Ten en cuenta que el secreto está en cotrarrestar las curvas pronunciadas de tus mejillas con siluetas rectangulares y cuadradas. Tu inpsiración: la actriz italiana Monica Belucci.

Gtresonline
Un dato curioso. Y ahora: un apunte curioso

10 / 13

Y ahora: un apunte curioso

¿Por qué estas gafas de Dolce & Gabbana cuestan 4.500? Salta a la vista: son una auténtica joya por su artesanía y originalidad. Con una producción limitada a 100 unidades, recuperan la tradición artesanal del típico ‘caretto’ (carro) siciliano, decorado con coloristas pinturas realizadas a mano. Se venden en un estuche en tela también estampada. Son de material noble y es que están realizadas en madera de nogal ‘Canaletto’ con placa dorada en el interior de la varilla. Además, las miniaturas en relieve están pintadas a mano por artesanos según la tradición siciliana. Y las lentes, en tamaño maxi y color gris humo, suman una mayor protección a tus ojos.

Exhíbe tus gafas

11 / 13

Exhíbe tus gafas

Seguro que tienes infinidad de gafas desordenadas y hasta perdidas. Guárdalas en orden y a la vista con estos trucos casi de coleccionista. Esta es una caja de cristal perfecta para almacenarlas y tenerlas a la vista, de OYOBox (220 €).

Ahorra espacio

12 / 13

Ahorra espacio

Cuélgalas en barras que, como ésta de Umbra (22 €), son para colocar joyas. Échale imaginación y seguro que consigues crear un rinconcito muy personal y elegante en tu habitación.

Revueltas, pero ordenadas

13 / 13

Revueltas, pero ordenadas

Realizada a mano en Ruanda, esta cesta sirve tanto para adornar una mesa como para guardar tus gafas como si fueran esculturas. Es de Zeal Living (53 €).

Después de haber tomado nota sobre los estilos que nos gustan y favorecen, hay algunos detalles que necesitas saber para convertirte en una experta en gafas de sol.

No todas las lentes son iguales. A veces podemos olvidar que no solo es importante su diseño o si nos favorecen o no: también lo es, y mucho, la calidad de sus lentes. Fundamental: leer las etiquetas y comprobar que bloquean los rayos UVA entre un 98% y un 100%. Hay cuatro tipos:

1. Espejadas: Aportan protección especialmente alta, ya que su capacidad para bloquear rayos nocivos es mayor que en la mayoría de las lentes.

2. Polarizadas: Especialmente beneficiosas para la práctica de deportes al aire libre. La explicación: incluyen filtros que reducen de forma notable los reflejos.

3. Tintadas: Las lentes oscuras son las mejores para días -o climas- soleados y luminosos. En el caso de las claras, como las amarillas o las rosas, solo se deben utilizar en situaciones de menor luminosidad.

4. Degradadas: Si el degradado es sencillo (de arriba a abajo), son buenas cuando la luz viene desde arriba. El degradado doble (de arriba a la mitad y de abajo a la mitad) es óptimo en casos de luminosidad que llega de abajo, como ocurre cuando paseas por la nieve.

Además, es importante que sepas que no debes de ponerte las gafas en la cabeza, es una muy mala costumbre con la que hay que terminar. ¿Las razones? Las patillas se abren, las lentes se ensucian con la grasa y, además, los pelos se enganchan en los pequeños tornillos. La alternativa: llévalas colgadas con una de esas tiras tan de moda o, sencillamente, dentro del bolsillo frontal de tu camisa, blazer, o camiseta.

¿Lo importante? Saber que tienes que elegirlas a conciencia, valorando todos los factores que ehemos, si lo que quieres es acertar.

Loading...