Fallece Franca Sozzani, directora de 'Vogue Italia'

Con 66 años, dice adiós uno de los mitos más importantes del universo de la moda.

Tras una larga enfermedad, Franca Sozzani, toda una eminencia en el mundo de la moda (entre otras cosas, se le conoce como la 'eterna' directora de Vogue Italia), nos deja para siempre. Ha sido en Milán, y arropada por su familia (y especialmente por su único hijo, Francesco Carozinni).

Su aportación ha sido inmensa, y su liderazgo en una de las cabeceras más importantes durante 28 años ha influenciado notoriamente en la transformación del mundo de la moda (desde 1994 también figuraba como directora editorial de Condé Nast Italia). Más de un cuarto de siglo entre celebridades, fotógrafos y estilistas de renombre, editores de moda y un sinfín de almas pasionales entregadas a la causa que ha arrojado, cómo no, grandes frutos. Fue una de las artífices de la década de las 'supermodelos' (con Kate Moss, Naomi Campbell, Cindy Crawford...), ha lanzado a la palestra infinidad de proyectos editoriales y portadas que pasarán a la historia con fotógrafos como Steven Meisel, y apoyó sin dudarlo carreras como la de Bruce Weber o Peter Lindbergh (cuando todavía no estaban consagradas).

Ávida de creatividad y revolución, el documental 'Franca: Chaos y Creation' (dirigido por su hijo), es un buen ejemplo que recoge a la perfección su biografía. Licenciada en literatura y en filosofía, sus inicios tuvieron lugar en Vogue Bambini (para niños), un momento en el que ni ella misma se podría haber imaginado que se quedaría treinta años más en esta editorial haciendo auténticas obras de arte, ganándose el cariño de quienes le rodeaban, y recibiendo multitud de galardones por su talento.

Otra faceta reseñable en la vida de Franca Sozzani es su participación con las Naciones Unidas, donde en los últimos años ha tenido el honor de ser su 'Embajadora de la Moda'. Un papel que le permitió viajar por multitud de países subdesarrollados, sobre todo en Asia y África, aportándole una visión distinta y experiencias totalmente enriquecedoras.

En definitiva, una gran mujer entregada a la causa que supo, con maestría, conseguir vivir de su pasión al mismo tiempo que con ello, hacía algo bueno para el resto del mundo. Y con ese legado nos quedamos. Hasta siempre, Franca.

Déjanos tu comentario