El estilo 'dandi', más femenino que nunca

Aprovecha esta nueva temporada para explotar tu femineidad enfundándote en una camisa masculina, una corbata y un traje dos piezas. Sí, se puede, y hacemos un pequeño recorrido por la historia para demostrártelo.

1 / 9
La pionera

1 / 9

La pionera

La primera, pero no la última. Katharine Hepburn, Audrey Hepburn, Brigitte Bardot o Julia Roberts, Emma Watson e Irina Shayk, también han seguido los pasos de Marlene Dietrich.

Con traje enamoró a Woody Allen

2 / 9

Con traje enamoró a Woody Allen

La actriz Diane Keaton deslumbró así en la película Annie Hall y desde entonces éste se convirtió en uno de los looks más célebres de la historia del cine. Su guinda: estilo masculino, corbata por dentro de un chaleco entallado y pantalones de pinza cinco tallas más grandes

Aquellos maravillosos sesenta

3 / 9

Aquellos maravillosos sesenta

Ni buscándolo, la actriz Brigitte Bardot podría pasar desapercibida. Mucho menos en la década de los sesenta y luciendo un esmoquin.

Volumen acartonado

4 / 9

Volumen acartonado

Desde 2015 el diseñador Demna Gvasalia, al frente de Balenciaga, revoluciona la firma con sus estructuras desproporcionadas: este otoño ataca al dos piezas.

Poder seductor

5 / 9

Poder seductor

Según Calvin Klein, el dos piezas clásico puede dividirse y convertirse en chaqueta y falda. El cuadro escocés combinado con el cuero y el pelo, ensalzan el poder de una buena pieza.

Formen filas

6 / 9

Formen filas

El invierno asoma la cabeza y Prada está preparado para ello. Traslada el estilo dandi a abrigos estructurados, estampado Príncipe de Gales con aires modernos vía maxi botones y bolsillos.

Glam brillante

7 / 9

Glam brillante

Unas botas doradas asoma tras unos pantalones culotte perfecta-mente conjugado con un chaleco y chaqueta del mismo estampado. En su último desfile Saint Laurent remata este look con un gran lazo de terciopelo negro.

Rayas verticales

8 / 9

Rayas verticales

Por si fueran pocas las posibilidades expuestas, Max Mara prefiere desempolvar la raya diplomática. Sacarla a relucir por todo lo alto.

Sin chaqueta

9 / 9

Sin chaqueta

Puedes derrochar aires masculinos sin necesidad de ir en esmoquin entero. Mulberry saca a desfilar unos pantalones de cuadros y de pinza marcada, sujetos por unos tirantes de cuero. Renovarse o morir, decían ¿no?

Es 1930, se estrena la película Morocco de Josef von Sternberg, film en el que aparece la diva del cine Marlene Dietrich luciendo un espectacular traje de chaqueta negro acompañado de pajarita blanca a juego con una camisa de corte clásico. Ese mismo año, Dietrich recibe su única nominación a los Oscar y revoluciona al mundo mostrando que un esmoquin masculino también sienta bien a la figura de la mujer. ¡Y qué mujer! Años más tarde, Yves Saint Laurent presenta la versión femenina de éste en su colección de 1966, y lo populariza.

Estamos a finales de 2016 y el dos piezas de corte masculino reivindica su poder dentro de las nuevas propuestas de otoño/invierno, tanto en las pasarelas como en la calle. Bajo el título de estilo British, dandi o Saville Row (en alusión a la calle londinense, centro neurálgico de los trajes masculinos a medida) esta tendencia hace referencia a la sastrería masculina, a las líneas rectas y a estampados como la pata de gallo, el tweed, los cuadros escoceses o príncipe de Gales, la pata de gallo o de espiga.

El traje dos piezas es el máximo exponente de esta tendencia, aunque su fórmula tradicional de pantalones rectos y chaquetas entalladas a medida sigue funcionando, se van imponiendo nuevos patrones. Ahora se respira este savoir faire en pantalones culottes, acampanados o capri; faldas de tubo o midi con aberturas laterales, y chaquetas toreras o abrigos.

En cuanto a accesorios: botas, mocasines, corbatas, sombreros y bolsos estilo maletín, darán el toque definitivo para que te sientas el mismísimo Oscar Wilde. Próximo paso: busca qué puedes rescatar del armario masculino para sentirte fuerte y sofisticada.

Loading...