Desfile otoño-invierno 2018 de Isabel Marant en París

Colores claros y una reinventada silueta femenina que sin duda será tendencia el otoño que viene

1 / 10
La estrella

1 / 10

La estrella

Gigi Hadid ha sido la estrella del desfile de la presentación de la colección otoño invierno 2018 de Isabel Marant durante la semana de la moda de París pero no ha sido la única.

Kaia

2 / 10

Kaia

Lo veníamos diciendo hace unos días, la jovencísima modelo se ha iniciado en la industria con fuerza. Ha estado presente en muchísimos de los desfiles de esta temporada y se la ha considerado siempre una de las protagonistas. Gerber ve crecer su fama a pasos agigantados.

Minivestidos

3 / 10

Minivestidos

Siempre fiel a este estilismo. Botas o botines y minivestidos. Si bien en esta ocasión llegan renovados en forma de blazers cruzadas y ceñidas con cinturones estrechos. Aunque mantiene su esencia, sabe sorprendernos.

El rojo

4 / 10

El rojo

No podía faltar. Es el toque sexy de la colección de Marant. Que siempre dibuja a una mujer resolutiva, elegante y segura de sí misma. Este es sin duda uno de nuestros estilismos parecidos.

No a los pantalones campana

5 / 10

No a los pantalones campana

Larga vida a los pitillo. Ese es el mensaje que Isabel Marant ha compartido. No hemos visto muchos estampados en esta colección y los pocos que ha habido, como es el de estos pantalones, ha sido discreto y elegante. Relajado y bohemio. De la misma manera que lo son siempre los diseños de Marant.

Lo mejor de Marant

6 / 10

Lo mejor de Marant

No nos referimos a este diseño en concreto sino al estilismo en general y a la colección en su conjunto. La francesa busca siempre que sus creaciones sirvan para la mujer del día a día. Huye de outfits imposibles, de sueños inalcanzables.

Botas mosqueteras

7 / 10

Botas mosqueteras

Las botas over the knee que tanto se han llevado este año llegarán el que viene de la mano de Marant y acompañados de jerséis largos que harán las veces de vestidos. ¡No nos puede gustar más!

Colores cálidos

8 / 10

Colores cálidos

Y llenos de luz. La tranquilidad es una de las máximas de Marant y aunque la echamos de menos en la colección de otoño invierno del año pasado, porque primaron los tonos oscuros, esta vez la diseñadora la ha recuperado de manera excepcional.

Capas y grandes mantas

9 / 10

Capas y grandes mantas

Como traídas de la montaña, de un paisaje natural, las capas y ponchos de Marant son la inspiración de un cobijo invernal con muchísimo estilo.

La combinación estrella

10 / 10

La combinación estrella

Quizá este sea el modelo que aune todas las tendencias. Vestido chaqueta con cuadro príncipe de gales, cruzada y de doble abotonadura con hombreras combinada con botas mosqueteras. ¿Se le puede pedir más?

| Actualizado a

Es una artista. Una artesana. Y una vez más ha demostrado sobre la pasarela, con la presentación de su colección para otoño- invierno de 2018, que sus diseños están siempre ligados a la creación de un pret-à- porter real. Isabel Marant, de origen francés y madre alemana, ha decidido seguir en esta ocasión con su indiscutible identidad de limpieza, pureza y feminidad y lo ha hecho por medio de sus prendas clásicas con renovado estilo. Mantiene los minivestidos, las botas y los botines que tanto la caracterizan. Los flecos y las mangas anchas. Amplias. Los colores cálidos y un fluir entre sus looks.

El año pasado la propuesta de Marant fue completamente opuesta. Primaron el rojo y el negro. Los vestidos largos. Las sedas. La diseñadora apostó por una esbelta figura femenina. Esta vez los bustos de la mujer se ensanchan gracias a amplísimas hombreras. A americanas cruzadas de doble abotonadura. A tejidos voluminosos y grandes jerséis.

La tendencia de los pantalones acampanados no tiene cabida en la línea de la francesa, que se ha convertido ya en una de las modistas más influyentes del panorama internacional. ¿Quién se lo iba a decir cuando empezó y trató de ofrecer al una antagónica visión de la moda con respecto a la que presentaba Tom Ford. Apareció relajada y triunfó. Y así se ha mantenido. Por eso el beige, el blanco, el crudo, el color cuero y el gris han sido los colores estrella de su colección. Apenas hemos visto diseños estampados. Salvo algunos jeréis que incluian detalles en rojo, que al fin y al cabo es junto al violeta el color que ahora se lleva. Una colección realmente inspiradora fundamentalmente porque nos desvela que la silueta de la mujer se renueva, que las estructuras corporales se dejan cambiar por nuestras prendas. ¡Bienvenida sea esta nueva estética!

Loading...