Estilo relajado para largas jornadas

Cómo llevar el pantalón de cuero en clave casual

Todas las combinaciones para tus leggins de cuero y las propuestas de las celebrities

Ampliar galería
Pantalón de cuero + sudadera

Pantalón de cuero + sudadera

Pantalón, de Calvin Klein.

Sudadera, en algodón, de Brownie.

Camiseta, de Indi & Cold.

Miguel P. Cocera

Gafas de sol

Gafas de sol

Estlo retro, de la colección Pearl, de Chanel.

Miguel P. Cocera

Bolso shopping bag

Bolso shopping bag

En piel, de Rochas.

Miguel P. Cocera

Zapatos tipo salón

Zapatos tipo salón

Con piel bicolor, de Isabel Marant.

Miguel P. Cocera

Los pantalones han invadido nuestro armario de otoño-invierno y, sin duda, se han convertido en los reyes del entretiempo. En estos meses nos hemos puesto casi, casi, todos los estilos posibles: palazzo, boyfriend, skinny, recto... Por no hablar de los diferentes tejidos y texturas: denim, cuero, terciopelo, con parches...

Precisamente el pantalón de cuero ha sido y sigue siendo uno de los básicos de nuestros outfits, bien para ocasiones algo más elegantes o jornadas working (su mezcla con abrigos de pelo y blusas de estilo romántico nunca falla) como para momentos más casuales. Sin duda ha sido una de tus mejores compras en los últimos años. Su versatilidad le permite mil y una combinaciones, en las que los zapatos juegan un papel determinante: unos botines planos o botas tipo Dr. Martnes lo convierten en un hit motero; unas deportivas les proporcionan el aire sport-chic tan codiciado y unos stiletto o zapatos Mary Jane lo transforman en una más que correcta prenda para noches especiales.

El pantalón de cuero permite mil combinaciones y todas acertadas. Nuestra opción es que lo lleves con sudadera para conseguir un outfit sport, moderno y muy chic. Que no falte la camiseta (mejor con mensaje o el atemporal print de rayas). Otra alternativa que te garantiza el triunfo son los jerséis grandes tipo oversized, ya sean de lana tradicional o algodón.

Algunas de las combinaciones más habituales entre las celebrities consisten en mezclas de texturas. La vaquera, por ejemplo. Nos hemos acostumbrado a ver fotografías de actrices y modelos en situaciones informales que combinan la camisa vaquera abierta sobre una camiseta blanca con unos leggins de cuero y un gorro de lana como colofón de este buscado estilo informal, casi de vagabundo.

En cuanto a los abrigos, siendo el cuero una prenda que da mucho calor y más habitual del invierno y los meses de frío, tenemos que ver con qué chaquetas o prendas gruesas puede combinarse. Las chaquetas rectas tipo trench dan un carácter más serio, mientras que la combinación entre cuero estrecho o pegado a la pierna y abrigos gruesos de piel le darán mayor actitud a nuestro estilo. En cuanto a los colores, los hay para todos los gustos: Olivia Palermo se ha atrevido a desafiar el dogma que prohíbe mezclar el azul oscuro con el negro y las pasarelas suelen mostrar mezclas de texturas entre cuero y abrigos tipo batín.

¿Con qué complementos se pueden combinar los pantalones de cuero?

Como accesorios, puedes elegir una mochila y deportivas, pero si quieres sumar estilo, “revoluciona” tu look con un shopping bag en piel o un tote (Taylor Swift puede ser tu musa inspiradora) y unos zapatos tipo salón de tacón medio: resultarán cómodos y, te lo prometemos, aportarán una dosis extra de elegancia a tus pantalones de cuero.

En cuanto al calzado, hay pocas normas. Las botas tipo Panama Jack funcionan muy bien, igual que las zapatillas deportivas, si lo que quieres es un estilo aventurero, por ejemplo combinando con la camisa vaquera a la que nos referíamos. Si buscas un carácter más sexy, los zapatos de aguja combinarán bien con unos pantalones estrechos de cuero si arriba llevas una chaqueta tipo americana.

Y, por supuesto, si optas por un estilo tipo setenta u ochenta, que no faltan las gafas de sol (mejor de estilo retro como las actrices de la película Grease) y algún otro detalle de los que marcan la diferencia: un pañuelo al cuello o en la cabeza, una gorra o un reloj de estilo masculino o deportivo. La mezcla infalible para conseguir un look cómodo sin perder un ápice de estilo.

Déjanos tu comentario