Cómo ir en leggins al trabajo y no morir en el intento

Los leggins vienen con ganas de introducirse en los looks de oficina esta temporada.

1 / 6
Leggins, también al trabajo

1 / 6

Leggins, también al trabajo

Sobre todo porque los hay en mil versiones: efecto cuero, con raya diplomática, fuseau... Y todo ellos pueden ser perfectos para un look working. Te damos 5 ideas para combinarlos y acertar. 

Leggins + una camisa oversize

2 / 6

Leggins + una camisa oversize

Camisa de satén oversize, de Stradivarius (19,99 €).

Zapato de tacón básico, modelo Kara de Camper (150 €).

Leggins fuseau, de Mango (25,99 €).

Pendientes discos satinados, de Sfera (3,50 €).

Bolso con cremalleras, de Pull & Bear (19,99 €).

 

Leggings + blazer. Leggins + blazer

3 / 6

Leggins + blazer

Blazer cruzada en tono rosa, de Zara (59,95 €).

Sandalia de pulsera, de Mango (29,99 €).

Leggins con aplique dorado, de Zara (19,95 €).

Pendientes, de Parfois (7,99 €).

Camisa estampada manga 3/4, de Stradivarius (15,99 €).

Bolso Shopper, de Parfois (22,99 €).

Leggings + jersey 'oversize'. Leggins + jersey 'oversize'

4 / 6

Leggins + jersey 'oversize'

Abrigo con solapa invertida, de Stradivarius (29,99 €).

Mule de piel fantasía, de Uterqüe (99 €).

Jersey oversize, de Stella McCartney (725 €).

Bolso tote, de Mango (9,99 €).

Leggins con raya diplomática, de Pull & Bear (12,99 €).

El legging con raya deportiva. Leggin con raya deportiva

5 / 6

Leggin con raya deportiva

Chaleco de piel sintética, de Topshop (80 €).

Bolso cartero, de Misako (26,99 €).

Suéter de cashmere con cuello en pico, de Uniqlo (49,90 €).

Botines perforados, de Camper (175 €).

Leggins con banda lateral, de Zara (19,95 €).

El legging de cuero. Leggins de cuero

6 / 6

Leggins de cuero

Kimono estampado, de Topshop (130 €).

Leggins de piel, de The Row (1.875 €).

Pendientes, de Parfois (5,99 €).

Bolso Shopper de piel con detalles perforados, de Saint Laurent (850 €).

Botines de piel, de Gianvito Rossi (790 €).

| Actualizado a

Sí, puede ser que hasta no hace tanto tiempo los leggins estaban reservados casi exclusivamente para el gimnasio o para crear looks con aire deportivo. Pero esto ha cambiado, es el turno de elevar los leggins hasta los looks de oficina. No, no nos hemos vuelto locas. Créenos, la comodidad que aporta esta prenda es incomparable, por ello, puedes y debes incluirla en tus working looks. Vamos a ello.

LEGGINGS CON UNA CAMISA LARGA

Llevar leggins de algodón o demasiado fino puede no dejar nada a la imaginación. Para ello hay una solución con la que puedes estar muy cómoda y llevar un look apropiado al trabajo. Con una camisa larga darás una mayor sofisticación al look.

LEGGINS CON UNA BLAZER

Una blazer es la mejor aliada para dar un toque diferente a unos leggings, transformándolos en una prenda apta para los looks de oficina. La blazer puede ser en tonos neutros como el negro, blanco o gris o aprovechar para llevar una con estampados como el de príncipe de gales o los lunares.

LEGGINS CON JERSEY OVERSIZE

Un jersey oversize puede ayudarte a dar un rollo diferente a tu working look. Si a eso le sumas unos leggings de raya diplomática y unos zapatos originales, tendrás el look perfecto.

LEGGINS DEPORTIVOS

Esta temporada el pantalón con raya deportiva está en el top de las prendas más buscadas en tiendas. Atrévete a llevarlo sin pudor a la oficina. Puedes combinarlo con un suéter o una camisa. Hay millones de combinaciones posibles.

LEGGINGS DE CUERO

Invertir en leggins de cuero es una apuesta segura. Esta prenda da un toque especial al look y además puedes combinarlo fácilmente con tus prendas favoritas. ¿Qué te parece combinarlos con unos botines de tacón y un kimono? ¡Touché!

Fotografía: Instagram @carodaur

Loading...