Las alpargatas, todo un arte

De calzado rural, asociado al ámbito de las labores del campo, a nuevo 'must-have' universal. Las alpargatas permiten la extrema comodidad y ahora protagonizan una evolución sin precedentes. Ya no solo funcionan como artículo 'trendy' e imprescindible, sino también como uno de los símbolos más representativos del 'made in Spain'. Hablamos con algunas de las voces más importantes de la industria (artículo, abajo), y repasamos algunos de sus imprescindibles (galería).

1 / 8
alpargatas. Delpozo

1 / 8

Delpozo

La firma española eleva las tradicionales alpargatas a calzado de alta costura añadiendo piel metalizada y aplicaciones.

Delpozo

2 / 8

Delpozo

La firma española eleva las tradicionales alpargatas a calzado de alta costura añadiendo piel metalizada y aplicaciones. Así las pudimos ver en el desfile de la colección primavera/verano 2016.

Mint & Rose. Algunos imprescindibles

3 / 8

Algunos imprescindibles

“El modelo 'Amalfi' triunfa como fondo de armario básico pero con un toque elegante”, nos cuenta desde la firma Mint & Rose. (En lona de algodón 100% y piel metalizada, 90 €, mintandrose.com).

Alohas Sandals

4 / 8

Alohas Sandals

“Nuestro modelo 'Ibizas', un híbrido entre la abarca menorquina y la alpargata”, declaran desde la firma. (En piel, con tira en el talón, 95 €, alohassandals.com).

Viguera

5 / 8

Viguera

“El modelo con cordones, por su comodidad y frescura. Para ir elegante sin sufrir los tacones”, relatan desde la marca. (Tipo zapatilla, con flores, 49 €, alpargatasviguera.com).

Vidorreta

6 / 8

Vidorreta

“Este modelo innovador, tipo 'sneaker', es uno de los más admirados”, señalan en Vidorreta. (Estilo zapatilla, de rejilla, piel y 'glitter', 110 €).

Aedo

7 / 8

Aedo

“Nuestro producto más vendido a través de la tienda online es el modelo Salón”, comparten desde la firma. (Con cuña de 5 cm y flor, 69 €, aedoespadrilles.com).

'Handmade'

8 / 8

'Handmade'

La confección de las alpargatas o 'espadrilles' tiene un origen (casi) ancestral y suele hacerse a mano en la mayoría de los casos.

| Actualizado a

Pero no hablamos en este caso (solo) de los diseños que firmas de lujo como Dolce & Gabbana, Valentino, Roger Vivier, Delpozo o Altuzarra incluyen en sus actuales colecciones, sino más bien de aquellas firmas españolas que se mantienen fieles a cuatro valores fundamentales que han ido pasando de generación en generación: tradición, artesanía, calidad y comodidad.

¡Y diseño, claro! Porque si, como decíamos, el origen de las alpargatas –palabra que procede, por cierto, de “esparto”, uno de los tipos de yute– conecta con el Antiguo Egipto y Roma y, recientemente, con las labores más duras y también el folclore. En la actualidad existen importantes empresas familiares que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos incluyendo las tendencias y pequeñas dosis de tecnología en sus creaciones. Así, hasta convertirlas en objetos de deseo 'fashion' y exportarlas por todo el mundo bajo la nomenclatura más internacional de espadrilles, término procedente del francés y que suena más cool (como aclaración, cabe destacar que “alpargatas” se utiliza más en la zona de La Rioja, donde tradicionalmente han existido importantes cultivos de cáñamo, y “esparteñas” en las Islas Baleares, Cataluña y Levante).

Pero ¿hasta qué punto es factible mantener un proceso de fabricación de calidad en un mundo cada vez más deslocalizado e inmediato como es, especialmente, el de la moda, en el que las marcas “blancas” y el made in China son una realidad? “Una alpargata 'made in Spain' es un calzado artesanal, bien hecho y de calidad”, aclara Lucía Viguera, administradora de Viguera. “La calidad marca la diferencia. En cuanto a precio, no se puede competir, pues lleva implícita la mano de obra y nuestras alpargatas se cosen a mano”. Sirva de ejemplo que, para realizar una alpargata Viguera, son necesarios, al menos, siete pasos: selección del material, corte del tejido o la piel, guarnecer la alpargata, unir a la plantilla, coser a mano, hormar para darle forma y, por último, revisar, terminar y envasar.

Por su parte, José Vidorreta, gerente de Calzados Vidorreta, presente en más de 60 países y cuyo mercado principal, además de Europa, está en Japón, Corea del Sur y EE.UU. aclara: “La diferencia de producir en España frente a China hace que hablemos de ‘elaborar’ en vez de ‘fabricar’. La calidad, el cuidado por el detalle y el cosido a mano es un activo frente a la competencia. Producir en España supone un gran esfuerzo, pero lo compensa saber que cada par de alpargatas Vidorreta lleva el nombre y apellidos de las personas que han estado involucradas en su elaboración”.

Monti Benavides, fundadora de la firma Mint & Rose (presente en más de 20 países y con un volumen de ventas en 2015 de 30.000 pares), explica que “nuestros artesanos cortan y cosen las alpargatas a mano siguiendo los mismos procesos originales del siglo pasado. Y eso nos garantiza que no haya dos pares idénticos”. Aunque quizás el más explícito sea Alejandro Porras, director-fundador de Alohas Sandals: “Las nuestras son más que sandalias; son un estilo de vida ligado a la idea del endless summer (verano infinito). Y también queremos inspirar un modo de vida sostenible donde cuidamos las “3 P”: profit (cada año destinamos una parte de nuestro beneficio a un evento que inspire la sostenibilidad), planet (nuestras suelas son reciclables y no utilizamos cajas), y people (nuestra producción se realiza íntegramente en España con trabajadores en condiciones dignas y con sueldos competitivos)”.

¿El futuro de nuestras alpargatas? Con un éxito creciente gracias a su calidad, pasará por incluir modelos veganos (sin componentes de origen animal), como adelanta Porras, y la personalización de diseños que, en el caso de la firma Aedo, que cuenta con la certificación “Artesanía de La Rioja”, ya es una realidad gracias a su exclusivo personalizador online. Según explica César López Aedo, adjunto a márketing, “la clienta diseña, y la firma cose y envía, garantizando que cada par está hecho con exclusividad, pues nadie tendrá otra igual”.

Loading...