Shopping-time

Cómo vestir en la oficina

10 prendas ideales para ir adecuada y 'chic' a trabajar.

1 / 6
Trench otoñal

1 / 6

Trench otoñal

Preparémonos para el frío (o, mejor, para el entretiempo). Llegan esas mañanas frías en las que algo de manga larga no sobra. Por eso, nada mejor para la ocasión que un trench como esta, de And Another Stories (145 €). Lo positivo de esta prenda es que podrás combinarla con todo cuanto se te ocurra, ya que es todoterreno. Con unos pitillo negros y unos stilettos estarás fantástica. 

Blusas originales

2 / 6

Blusas originales

No tienes que llevar blusas aburridas y sobrias para ir adecuada, las hay de diseños muy 'chic' (sin dejar de ser adecuadas) para que puedas escoger. Esta es de H&M (39,99 €). Imagínatela con una falda tipo lápiz...

Los planos perfectos

3 / 6

Los planos perfectos

Porque no, ir con el taconazo de 12 cms no es la única opción. Ir cómoda y segura también es tendencia. Podrás conseguirlo con sandalias como este par, de Blanco (29,95 €). 

Culottes 'trabajadores'

4 / 6

Culottes 'trabajadores'

Luce las últimas tendencias también en tu puesto de trabajo. ¿Te encanta el 'bottom' estrella de la temporada? Claro que sí, los culottes también están admitidos en el código de vestimenta de oficina, ya que tienen un largo adecuado y un estilo elegante. Apuesta por ellos. Estos, por ejemplo, son de Mango (19,99 €). 

"Para verte mejor"

5 / 6

"Para verte mejor"

Si te cansan las lentillas y se te cansa la vista frente al ordenador, hay modelos de gafas que son todo un 'hit' y se convertirán en tus aliadas cada día. Opta por diseños tan fashion como estas, de MO (77 €). 

Corte midi

6 / 6

Corte midi

Acostumbradas a las comedias americanas, ¿quién no se imagina un look de oficina con una falda midi? Nadie. Pero, para ir más allá, apuesta por diseños revolucionarios y originales (sin dejar a un lado la correción) y combínala con una blusa metida por dentro y el tacón que más cómodo te sea. Esta, con cuadros escoceses en tonos grises, es de Topshop (52 €). 

| Actualizado a

¿Estás a punto de empezar a trabajar en un lugar nuevo y no sabes muy bien cómo presentarte vestida el primer día? ¿Tienes una entrevista de trabajo y te precoupa tu outfit? O si, sencillamente, alguna vez te has hecho alguna de estas preguntas... Enhorabuena, tenemos las respuestas.

Esta es una de esas cuestiones que se presta a confusión continuamente. Tendemos a pensar que nuestro armario tiene que volverse 100% sobrio y serio, pero no es cierto. Todo dependerá del trabajo a ejercer, la localización geográfica en la que te encuentres y la etiqueta (o no) que imponga tu empresa. En cualquier caso y sea la situación que sea, ir correcta y saber diferenciar un look casual y uno de oficina es fundamental en este capítulo. Vestir correctamente o no influirá (en pequeñas dosis) indirectamente en nuestros éxitos laborales, ¡prometido! El propio Nicole Williams, experto en carreras profesionales en LinkedIn dice: "Cuando no encajas, no eres aceptado ni bienvenido en tu trabajo y, en algunos casos, esto podría herir tus posibilidades de ascenso".

Hoy en día, los looks de oficina no son tan sobrios como antaño, suelen tender más hacia lo casual pero sin entrar en el street-style más absoluto. En primer lugar, sería adecuado averiguar qué es lo apropiado en nuestra empresa/negocio e incluso, a veces, en tu puesto de trabajo.También es un buen punto (aunque parezca muy evidente) asegurarte de que tu ropa sea tu talla, ni demasiado pequeña, ni demasiado grande. Expertos en la materia también sugieren venir a trabajar con el pelo secado de casa (ni húmedo ni, mucho menos, mojado) y con un maquillaje sútil, nada sobrecargado y muy (pero que muy) natural. En cuanto al perfume, no lleves uno demasiado fuerte. Los zapatos siempre tendrán que estar limpios (por muy obvio que parezca) e impolutos. En cuanto a los colores adecuados no suele haber reglas estricstas, sin embargo, los expertos aseguran que si llevas colores oscuros lograrás causar una impresión mucho más fuerte que si llevas colores más claros. Evidentemente, evita los colores fluor y los tonos chillones (no es el momento).

Adáptate a estas reglas de protocolo y toma nota de lo que nuestra estilista te sugiere para ir a trabajar muy chic.

Loading...