En una première en Nueva York

Carey Mulligan, de Alexander McQueen

El «little black dress» se hace joya

La actriz lució silueta -y color nuevo de pelo– con una sofisticada versión del LBD. La pieza en cuestión, de Alexander McQueen, deja ver ligeramente su torso con dos discretas aberturas y, además, se enriquece con su llamativo cuello tipo joya, una maravillosa “gargantilla” dorada y con pedrería. Los zapatos, en satén negro y con pulsera, ponen la nota “clásica” al look.

Celebrities

Loading...