Emprende la más deliciosa aventura gastronómica

Viaja al Líbano sin salir de España

El mejor restaurante libanés de Madrid tienen varios menús a precios asequibles

Viaja al Líbano sin salir de Madrid
D.R.

Hace tres años ya que Du Liban desembarcaba en plena Plaza de la Moraleja, una de las zonas de Madrid con mayor concentración de restaurantes por metro cuadrado, para acercar y descubrir al público la sensualidad de los sabores y aromas de una de las cocinas de Oriente Medio más desconocidas en nuestro país. Su mezcla de ingredientes y especias mediterráneas y su particular forma de concebir el acto gastronómico como una fiesta, han convencido al público y han convertido a Du Liban en el restaurante de referencia de la alta cocina libanesa en Madrid. Ahora, con la llegada del buen tiempo, Du Liban inaugura su terraza, una de las más bonitas y con mejores vistas de la zona, con un nuevo objetivo: “que el público viaje al Líbano plato a plato sin moverse de la mesa a través de la carta y del nuevo menú Arabic Tapas, una propuesta cerrada por 29 euros por persona”, afirma el libanés José Kiwan, director del restaurante. 

Para conseguirlo, Kiwan cuenta con la ayuda del chef libanés Wissan Moussa. Moussa ha creado una carta en la que se pueden probar los platos más representativos de la cocina libanesa elaborados respetando la pureza y la esencia de los sabores y siguiendo las tradiciones de cada región.

El viaje comienza con los coloridos y variados mezzes (aperitivos fríos y calientes) acompañados de pan de pitas. La primera parada es Beirut, con el hommous beiruty que se sirve acompañado de verduras, después, con el tabbouleh, volamos a la región de Bekka. El moutabbal, un plato cremoso a base de berenjena ahumada y granada, hace dar el salto a la siguiente parada: Nabatiye, al sur del país. A continuación, con el fattoush, una ensalada de lechuga romana, rúcula, tomate, pepino, rabanitos, cebolla, menta y pan libanés crujiente, el chef nos conduce a la ciudad libanesa de Trípoli situada al norte.

La siguiente parada es un pueblo cercano a Beirut, Beiteddine, punto al que se llega a través de platos como el kafta (carne de cordero picada) y el falafel (crema de habas y garbanzos). El kebbeh, unas croquetas de carne que mejoran si se acompañan de hommous, nos hace volver al norte del país y sfiha, una mini pizza de ternera y tomates asados nos conduce a Baalbeck, al este del país.

En esta travesía destacan también platos más contundentes como el farroush a la parrilla –un jugosísimo pollo marinado durante 48 horas con ajo, limón y naranja y cocinado al carbón en la parrilla de leña de roble– que nos devuelve a la capital libanesa. Y para poner punto final al viaje hay que dejar hueco para los postres artesanales. Entre ellos es imprescindible el ossmalieh a base de leche cuajada y fideos kataifi de harina al que se le añade jarabe de azahar al gusto. ¡Buen provecho!

Du Liban está en calle Estafeta, 2. Plaza de la Fuente. La Moraleja.

Te puede interesar:

Viajes Restaurantes
Loading...