Objetivo: ayudar a los niños en situaciones de emergencia

Louis Vuitton se une a UNICEF

Objetivo: ayudar a los niños en situaciones de emergencia

Louis Vuitton se une a UNICEF
D.R.

Louis Vuitton y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), organización líder en ayuda humanitaria y para el desarrollo, han firmado una alianza global para ayudar a los niños más vulnerables alrededor del mundo. El objetivo es conseguir fondos para UNICEF y prestar apoyo a los niños expuestos a conflictos, enfermedades, desastres naturales y otras situaciones que pongan en peligro su seguridad y bienestar.
 
Los niños son el grupo de  población más vulnerable en las situaciones de emergencia, víctimas propicias de epidemias, malnutrición y violencia. Para aquellos que viven en zonas de conflicto, la situación es incluso peor, negándoseles el acceso a la educación o a algo tan básico como el agua potable, lo cual aumenta sus probabilidades de muerte antes de llegar al quinto cumpleaños.
 
UNICEF está presente antes, durante y después de cada crisis, proporcionando a los niños una protección esencial: agua potable, nutrición, educación y ayuda sanitaria. Además del trabajo con sus socios para salvar vidas y proteger los derechos de los niños, UNICEF se ocupa de las causas de vulnerabilidad subyacentes a los desastres y conflictos a través de sus programas regulares.
 
Mediante los fondos recaudados gracias al acuerdo con Louis Vuitton, se fortalecerán los esfuerzos de UNICEF destinados a propiciar las intervenciones necesarias para garantizar los derechos, salvar las vidas y proteger a todos los niños en cualquier parte del mundo.
 
Durante 2016, dos productos especialmente diseñados para este proyecto estarán disponibles en todas las tiendas Louis Vuitton y en su web www.louisvuitton.com/lvforunicef: un colgante y una pulsera con el nombre de “Silver Lockit”. Por cada colgante o pulsera “Silver Lockit” vendidos a un precio de 500 €, 200 € serán donados a UNICEF en nombre del cliente. El “Silver Lockit” –inspirado en el candado imposible de forzar inventado por Georges Vuitton en 1890 para proteger las pertenencias más preciadas de sus clientes– es un símbolo de protección que ahora sirve para sellar la promesa de ayudar a los niños más vulnerables del mundo.
 
Pero aún hay más: al margen del lanzamiento del “Silver Lockit”, y con ocasión de la sexta gala bianual de UNICEF que se celebró este mes de enero en Los Angeles, Louis Vuitton ha puesto en marcha la campaña digital #MAKEAPROMISE para crear conciencia y recaudar fondos por todo el mundo.
 
Liderada por los amigos más influyentes y respetados de Louis Vuitton, la campaña pretende animar a tanta gente como sea posible a unirse a la promesa de la Maison para ayudar a los niños. Influencers de todo el mundo sellarán su compromiso con una pinky promise (unión de los meñiques –pinkies en inglés– que simboliza el cierre de una promesa) e invitarán a sus seguidores a unirse a la causa. Pinky promise es un gesto muy popular entre los niños del Este de Asia (en Japón se llama yubikiri y gōu xiǎozhǐ en China) y existe en los Estados Unidos desde el s. XIX.
 
“Cuando los niños hacen una promesa, se la toman en serio”, sostiene Michael Burke, Presidente y CEO de Louis Vuitton. “Son promesas que vienen directas desde el corazón. Hacer una pinky promise es una forma instintiva y sincera de sellar una promesa y compartirla con alguien cercano”.
 
La firma invita a todo el mundo a involucrarse en el proyecto haciendo una donación directa a UNICEF o con la compra del “Silver Lockit”. Pero también te anima a demostrar y compartir tu compromiso haciendo una pinky promise con el hashtag #MAKEAPROMISE. ¿A qué esperas?

Te puede interesar:

Solidaridad
Loading...