Vehículos míticos con mucho glamour

Los coches de cine que, seguro, no te importaría comprate

Vehículos míticos con mucho glamour

1 / 8
Bullitt2. Bullit

1 / 8

Bullit

Steve McQueen conducía un Ford Mustang verde.

D.R.
godfinger4. Goldfinger

2 / 8

Goldfinger

James Bond (Sean Connery) se ponía al volante de un Aston Martin DB5.

D.R.
2015.9.5.-Mini. Mr. Bean

3 / 8

Mr. Bean

El clásico Mini Cooper, un protagonista más de los sketches.

D.R.
vdrxwnvon7zyafqrtn5b. Transporter

4 / 8

Transporter

Imposible imaginar a Jason Statham sin su Audi A8.

D.R.
2000-Chevrolet-Tahoe-The-Matrix-Reloaded. Matrix Reloaded

5 / 8

Matrix Reloaded

Sí, el coche que saltaba por los aires era un Chevrolet Tahoe.

D.R.
fast and furious 7 by sk1zzo-d7zzr63. Fast & Furius 7

6 / 8

Fast & Furius 7

Vin Diesel y su Dodge Charger.

D.R.
Se-viene-la-película-de-El-auto-fantástico. El coche fantástico

7 / 8

El coche fantástico

Michael Knight conducía un Pontiac Firebird.

D.R.
sor-citroen-pelicula. Sor Citröen

8 / 8

Sor Citröen

El clásico inolvidable del cine español.

D.R.

Durante las últimas décadas, los coches han protagonizado grandes momentos del cine. En tiempo de Oscar, los portales de motor de Schibsted Spain, coches.net y vibbo han realizado una lista de los automóviles más emblemáticos del mundo del cine y la televisión. Iconos que han transformado la pequeña y la gran pantalla, y caprichos que se encuentrarn al alcance de cualquiera a través de plataformas como vibbo o coches.net.

Ford Mustang
Tarantino lo vistió de Amarillo en Death Proof y en la producción de Disney Cars animaron un Mustang de color azul, incluso Los Angeles de Charlie –los originales– conducían un Mustang después de sus charlas con el misterioso Charlie. La lista de cameos del Mustang es interminable y a día de hoy sigue siendo el coche más famoso de la gran pantalla, con apariciones en High School Musical 2, Death Race, Hollywood Departamento de Homicidios, Princesa por Sorpresa o Soy Leyenda. Si tenemos que elegir, nos quedamos con el Ford Mustang Fastback de color verde que conducía Steve McQueen en Bullit, inolvidable.
 
Coches al servicio de su majestad
En el mundo del cine no hay nadie más elegante y letal que el agente encubierto más famoso de la gran pantalla: James Bond. Con “licencia para matar”, Martinis mezclados pero no agitados, chicas de ensueño y los malos más malos que podamos imaginar, el también conocido como 007, ha ido siempre bien acompañado de unos coches de escándalo. En los últimos años hemos podido ver al personaje interpretado por el actor británico Daniel Craig conduciendo coches de todo tipo, desde los “de servicio”: Aston Martin Vanquish y DBS, Lotus Esprit o BMW Z8 hasta los “ocasionales”: Volkswagen Escarabajo, Ford Mondeo o incluso un Volvo S40. De todos los coches de Bond, el más popular fue, sin duda, el Aston Martin DB5 que condujo Sean Connery en Goldfinger (1964).
 
Mini Cooper
El Mini Cooper es el coche más flexible de la historia del cine. Este pequeño británico ha sido el vehículo por excelencia del cómico Mr Bean y el protagonista de algunas de las persecuciones más extremas del cine en The Italian Job y Bourne.
 
Audi A8
Ver a Jason Statham dando vueltas en el aire y destrozando paredes a diestro y siniestro con su Audi A8 nos dejó a todos boquiabiertos en la segunda entrega de Transporter. Su protagonista, Frank Martin, no nos deja precisamente impasibles cuando se trata de demostrar de lo que es capaz de hacer con este coche.
 
Chevrolet Tahoe
Chevrolet es una de las marcas que más presencia ha tenido en la historia del cine por ser una de las más populares de Norte América. Este “Chevy” ha dado grandes momentos, como las persecuciones en el imaginario mundo de Matrix de los hermanos Wachowski. Hemos visto al Tahoe en títulos tan dispares como Alvin y las Ardillas, Suicide Squad, Diez razones para odiarte, Sr y Sra Smith, Capitan America o El Caballero Oscuro y en innumerables series como CSI, Mentes Criminales, House of Cards, Homeland o The Whire.
 
Los protagonistas de Too Fast Too Furious
Fast & Furious 7, la última y esperada entrega de la saga automovilística más popular del séptimo arte batió records de taquilla y recaudación. Lo que también destrozaron Vin Diesel, The Rock, y el siempre echado de menos Paul Walker fueron los asientos de las salas con los espectaculares coches y persecuciones durante el film. Cómo olvidar al Dodge Charger y al Subaru Impreza saltar desde un avión militar, aterrizar desde las alturas y seguir con la persecución por carretera con total sutileza. Brutal.
 
Premio al coche revelación
¿Qué sería de Magnum sin su Ferrari 308 GTB, de Michael Knight sin su Pontiac Firebird de El Coche Fantástico o de Drive sin el Chevrolet Chevelle Malibu? Miami Vice nos acercó al Ferrari Testarossa, Herbie nos hizo suspirar por el Volkswagen Escarabajo, Hank Moody de Californication nos puso los dientes largos durante siete temporadas con su Porsche 911 Carrera Cabrio y a Mitch y Cam de Modern Family les debemos nuestro amor por el Toyota Prius.
 
El cine español también ha puesto en escena a coches como el Citröen 2CV que da título a la película y apodo a la protagonista: Sor Citröen o el Mehari de Todo es Mentira con Penélope Cruz y Coque Malla. Otros clásicos del cine español han sido el Seat 124 de El Vaquilla, el clásico Opel Manta de Torrente, el Volvo 850 de Airbag y el Seat Toledo que aparecía en la serie de humor policiaca Los Hombres de Paco y en la película Días de Fútbol.

Loading...