El verano más eco

5 destinos sostenibles para unas vacaciones diferentes

Relax eco-friendly en paraísos muy cercanos

Actualizado el

1-5
Baiona, Spain. Baiona (Pontevedra)

1 / 5

Baiona (Pontevedra)

Su principal activo: sus playas, pero también su fortaleza, convertida en exquisito Parador con piscina.

Ponta Delgada, The Azores. Ponta Delgada (Azores)

2 / 5

Ponta Delgada (Azores)

Un reducto de paz en una isla en la que pocos reparan y que, sin embargo, se ha convertido en el destino ideal para quienes buscan unas vacaciones tranquilas.

Noja, Spain. Noja (Cantabria)

3 / 5

Noja (Cantabria)

Una de las joyas que ofrece el norte de nuestro país. Flora, fauna y enormes arenales.

Cascais, Portugal. Cascais (Portugal)

4 / 5

Cascais (Portugal)

Al lado de Lisboa, el pueblo todavía conserva el encanto de los enclaves pesqueros y los alrededores son un monumento al turismo sostenible.

Pafos, Cyprus. Pafos (Chipre)

5 / 5

Pafos (Chipre)

Playas de arena y piedras en un país en el que pocos reparan, pero que encierra un mix de paisajes y tradiciones.

Las vacaciones sostenibles están siendo un hit entre los viajeros, sobre todo los españoles. Destinos atractivos, donde disfrutar de paraísos naturales y encontrar residencias eco-friendly.... Las aspiraciones eco de los turistas son recogidas por los portales de viajes, dispuestos a compensar y recompensar al infatigable buscador de destinos respetuosos con el medio ambente. Entre las webs más concienciazadas a la hora de apostar por unas vacaciones distintas está booking.com, que ha elaborado su peculiar top 5 de vacaciones eco. ¡Todavía puedes reservar!

Baiona (Pontevedra). En la frontera pontevedresa con Portugal se esconde Baiona, la villa gallega cuyo principal activo es un castillo-fortaleza que vigila el Atlántico. Gracias a su proximidad a otras localidades bastante más turísticas como las Cíes, O Grove o el mismo Nigrán, Baiona (y su playa) cuenta con bastantes visitantes al día, pero no demasiado turismo de permanencia. Sus playas, bordeadas de impenetrables y frescos pinares, merecen una estancia antiestrés

Punta Delgada (Azores). El lugar donde se asienta el mítico anticiclón es un archipiélago volcánico con solo el 5% de sus superficie contruida. Imagínate el relax que implica un paisaje natural prácticamente intacto. Eso sí, no aspires a encontrar paradisíacas playas de arena blanca, sino épicos acantilados y mucha piedra. Turismo, el justo.

Noja (Cantabria). Cantabria está repleta de parques y reservas naturales, algo que ya es un plus en sí mismo. En Noja triunfan las playas de arena blanca, a pie de montaña. Además, sus humedales son un reclamo perfecto para el avistamiento de aves.

Cascais (Portugal). En su día fue el destino turístico predilecto de la alta burguesía de Lisboa, y hoy conserva toda aquella esencia que le convirtió en favorito. El parque natural de Sintra-Cascais es visita obligada, pero la zona también se prodiga en rutas para practicar senderismo o paseos en bicicleta.

Pafos (Chipre). Entre las opciones mediterráneas, Sicilia, Grecia y Malta se llevan la palma... y el turismo. Chipre es el olvidado del grupo, en el que apenas reparamos pese a su singular y espectacular oferta. Entre nuestras playas favoritas se encuentra Pafos, tan especial que hasta se dice que la diosa griega de la belleza, Afrodita, nació en sus aguas. Ideal para disfrutarla todo el año, la playa de Pafos permanece inalterable desde tiempos inmemoriales.

Loading...