Paisajes increíbles

Descubre las mejores playas con vistas

Rincones muy especiales donde contemplar atardeceres maravillosos

Seguro que tú también soñaste alguna vez con contemplar el atardecer desde una playa solitaria y paradisíaca. No, estos paisajes no son propiedad exclusiva de las películas y las portadas de libros: existen. Y más cerca de lo que crees. Gracias a Esgar Viajes, tenemos un breve listado de lugares de la geografía española donde puedes vivir una puesta de sol mágica. Te pasamos los nombres.

Playas con vistas
Gtresonline Famara, Lanzarote

En la luna. Empezamos por las Canarias y, concretamente, Lanzarote, la isla con paisajes lunares. Allí, al borde del risco de Peñas del Chasque, se encuentra Famara, una playa de arena de más de 5 km. Sus bondades: agua transparente, efecto espejo de la arena al atardecer y vistas de la isla La Graciosa. Sus peros: tiene bandera roja permanente. No te bañes ni lo intentes.

Playas con vistas
Zahora, Cádiz.

Contemplando África. Un clásico gaditano, pegadito a los Caños de Meca. Zahora, en Cádiz, tiene 2 km largos de puestas de sol en los que, durante lo días más claros, puedes ver Marruecos. Aguas cristalinas y arena fina y blanca, ¿qué más se puede pedir?

Playas con vistas
Acantilados de San Andrés de Teixido, A Coruña.

La costa de Loiba. Y nos vamos al norte, a Galicia, concretamente a la costa del municipio de Ortigueira, sede del festival celta del mismo nombre. Un litoral salvaje, repleto de agrestes acantilados y playas vírgenes. Ver las olas al atardecer chocando con las rocas constituye todo un espectáculo. Y si te queda tiempo, acércate a San Andrés de Teixido, el espectacular santuario norteño al que “va de muerto quien no fue de vivo”.

Playas con vistas
Cala Sa Calobra, Mallorca.

Entre rocas. Toda la isla de Mallorca puede presumir de atardeceres privilegiados. Entre ellos, se esconde Cala Sa Calobra, en el norte de Palma. Se accede a ella a través de un túnel excavado en la roca. Lo atraviesas y llegas a la desembocadura del torrente de Pareis, que forma una pequeña playa de guijarros muy bien conservada. Un espacio impresionante, rodeado de altas paredes de roca de 30 m frente al mar que, definitivamente, hay que ver.

Loading...