El decálogo feminista de la moda que nunca deberías olvidar

Hemos creado diez normas que con frecuencia olvidamos pero que deberíamos seguir día tras día.

Actualizado el

1-10
1. La mejor tendencia es la que tú impones

1 / 10

1. La mejor tendencia es la que tú impones

Cada vez la moda avanza a mayor velocidad y con ella las tendencias. A veces cuesta unirse a ellas ya que continuamente surgen nuevas. ¿Pero por qué debemos seguirlas? Debemos de tener claro qué nos gusta y qué no, del mismo modo saber que no todo nos sienta bien. Seguir lo que nos apetece sí, pero también tener personalidad y apoyar con tal fuerza nuestro estilo personal que se convierta en la tendencia más fuerte que pueda surgir.

Instagram @dulceida
2. Los escotes no son un tabú

2 / 10

2. Los escotes no son un tabú

Si llevas un escote hasta el ombligo te dirán que enseñas demasiado si llevas un cuello alto que demasiado poco. Viste como quieras y no tengas miedo de llevar lo que te guste y te apetezca. La libertad está para eso, para disfrutarla.

Instagram @martalozanop
3. Sigue a Rachel y a Carrie. Porque los sujetadores no son ninguna obligación

3 / 10

3. Sigue a Rachel y a Carrie. Porque los sujetadores no son ninguna obligación

El free the nipple (es decir dejar a un lado los sujetadores) es todo un símbolo del feminismo pero que muchos –tanto hombres como mujeres– ven como un ataque al buen gusto cuando en absoluto debería serlo. Es un símbolo de libertad de llevar o no llevar esta prenda según nos resulte cómodo. Un gesto que no es nada nuevo ya que personajes como Rachel Green de Friends o Carrie Bradshaw de Sex and the city abanderaban con orgullo.

Instagram @chiaraferragni
4. El estilo masculino también es para nosotras

4 / 10

4. El estilo masculino también es para nosotras

Coco Chanel lo empezó a 'poner de moda' al hacer que nos despidiésemos de corsés, llevásemos pantalones y que las prendas marineras llegasen a nuestro armario. Ahora el estilo masculino ha evolucionado y cada vez cobra más importancia. Desde los trajes hasta corbatas o zapatos estilo oxford.

Instagram @gigi_vives
5. Que nadie marque la largura de tu falda

5 / 10

5. Que nadie marque la largura de tu falda

Nadie, absolutamente nadie debería mirarte al pasar como si fueras un pedazo de carne así que estás en todo tu derecho de llevar una falda de la largura que te plazca. Porque tu cuerpo es tuyo y de nadie más (no lo olvides nunca). Tú eliges qué enseñar y qué no. Y nadie debería juzgarte por ello.

Instagram @teresaandresgonzalvo
6. Tus curvas te definen. ¡Presume de ellas!

6 / 10

6. Tus curvas te definen. ¡Presume de ellas!

Cada mujer tiene un cuerpo diferente, con sus formas y sus curvas. Una figura única que la hace especial y preciosa, cada una a su manera. ¡Y debemos estar orgullosas de él! Querernos así, como como somos, es algo fundamental para que los tabús desaparezcan. Porque autocensurarnos es la forma más 'fácil' de seguir los cánones que la sociedad establece y por lo tanto de hacer creer falsamente a muchos que los suyos no son válidos.

Instagram @kimkardashian
7. El color de moda es el que más te favorece

7 / 10

7. El color de moda es el que más te favorece

Está muy bien probar los colores tendencia pero cada mujer es un mundo. Su color de piel, de pelo, de ojos y otros muchos factores hacen que a cada una le siente mejor un tono. Por eso, rendirte a las tendencias solo por ser el hit del momento es un error. Lleva lo que te favorezca y lo que guste no lo que te digan.

Instagram @badgalriri
8. Disimula tus defectos, no los ocultes

8 / 10

8. Disimula tus defectos, no los ocultes

A veces solo nos damos cuenta nosotros mismos y nadie más se fija pero aún así intentamos que nuestros defectos no existan. Todos los tenemos porque nadie en el mundo es perfecto. Una nariz demasiado grande, unos ojos muy juntos o una cara más redonda de lo habitual. Para cada persona es algo diferente. Pero tenemos que dejar de pensar que son defectos porque no lo son. Se trata de nuestro sello personal algo que nos diferencia del resto y nos hace especiales. Por eso puedes suavizarlos un poco si así te sientes más cómoda, pero jamás los hagas desaparecer o perderás tu esencia.

Instagram @lovelypepa
9. Inspírate en otras mujeres, nunca las copies

9 / 10

9. Inspírate en otras mujeres, nunca las copies

A lo largo de las historia (y en la actualidad) han existido mujeres que han marcado la historia por sus ideas, su estilo... Sea el ámbito que sea, si las admiras puedes inspirarte en ellas. Seguro que así sacas nociones útiles. Pero eso no significa que debas ser una copia. Sé tu misma y coge de cada una de ellas algo que te guste para terminar siendo la persona que siempre has querido ser.

Instagram @emmawatson
10. Nunca pierdas tu esencia

10 / 10

10. Nunca pierdas tu esencia

Es probablemente la norma que recoge todo lo anterior, una frase que deberías grabarte a fuego y nunca olvidar. Porque jamás habrá nadie como tú y cada una de las cosas que forman parte de ti son las que te hacen especial, que te diferencian.

Instagram @beyonce

La moda, las tendencias y los convencionalismos sociales tienen gran poder y por eso, en muchas ocasiones terminamos rindiéndonos ante ellos. Hoy, Día Internacional de la Mujer, es el momento perfecto para enfrentarnos a estos y mantenernos firmes en nuestra decisión. Este decálogo muestra los diez puntos que jamás deberíamos olvidar. Porque es fundamental querernos y aceptarnos como somos hoy y siempre.

1. La mejor tendencia es la que tú impones

Cada vez la moda avanza a mayor velocidad y con ella las tendencias. A veces cuesta unirse a ellas ya que continuamente surgen nuevas. ¿Pero por qué debemos seguirlas? Debemos de tener claro qué nos gusta y qué no, del mismo modo saber que no todo nos sienta bien. Seguir lo que nos apetece sí, pero también tener personalidad y apoyar con tal fuerza nuestro estilo personal que se convierta en la tendencia más fuerte que pueda surgir.

2. Los escotes no son un tabú

Si llevas un escote hasta el ombligo te dirán que enseñas demasiado si llevas un cuello alto que demasiado poco. Viste como quieras y no tengas miedo de llevar lo que te guste y te apetezca. La libertad está para eso, para disfrutarla.

3. Sigue a Rachel y a Carrie. Porque los sujetadores no son ninguna obligación

El free the nipple (es decir dejar a un lado los sujetadores) es todo un símbolo del feminismo pero que muchos –tanto hombres como mujeres– ven como un ataque al buen gusto cuando en absoluto debería serlo. Es un símbolo de libertad de llevar o no llevar esta prenda según nos resulte cómodo. Un gesto que no es nada nuevo ya que personajes como Rachel Green de Friends o Carrie Bradshaw de Sex and the city abanderaban con orgullo.

4. El estilo masculino también es para nosotras

Coco Chanel lo empezó a 'poner de moda' al hacer que nos despidiésemos de corsés, llevásemos pantalones y que las prendas marineras llegasen a nuestro armario. Ahora el estilo masculino ha evolucionado y cada vez cobra más importancia. Desde los trajes hasta corbatas o zapatos estilo oxford.

5. Que NADIE marque la largura de tu falda

Nadie, absolutamente nadie debería mirarte al pasar como si fueras un pedazo de carne así que estás en todo tu derecho de llevar una falda de la largura que te plazca. Porque tu cuerpo es tuyo y de nadie más (no lo olvides nunca). Tú eliges qué enseñar y qué no. Y nadie debería juzgarte por ello.

6. Tus curvas te definen. ¡Presume de ellas!

Cada mujer tiene un cuerpo diferente, con sus formas y sus curvas. Una figura única que la hace especial y preciosa, cada una a su manera. ¡Y debemos estar orgullosas de él! Querernos así, como como somos, es algo fundamental para que los tabús desaparezcan. Porque autocensurarnos es la forma más 'fácil' de seguir los cánones que la sociedad establece y por lo tanto de hacer creer falsamente a muchos que los suyos no son válidos.

7. El color de moda es el que más te favorece

Está muy bien probar los colores tendencia pero cada mujer es un mundo. Su color de piel, de pelo, de ojos y otros muchos factores hacen que a cada una le siente mejor un tono. Por eso, rendirte a las tendencias solo por ser el hit del momento es un error. Lleva lo que te favorezca y lo que guste no lo que te digan.

8. Disimula tus defectos, no los ocultes

A veces solo nos damos cuenta nosotros mismos y nadie más se fija pero aún así intentamos que nuestros defectos no existan. Todos los tenemos porque nadie en el mundo es perfecto. Una nariz demasiado grande, unos ojos muy juntos o una cara más redonda de lo habitual. Para cada persona es algo diferente. Pero tenemos que dejar de pensar que son defectos porque no lo son. Se trata de nuestro sello personal algo que nos diferencia del resto y nos hace especiales. Por eso puedes suavizarlos un poco si así te sientes más cómoda, pero jamás los hagas desaparecer o perderás tu esencia.

9. Inspírate en otras mujeres, nunca las copies

A lo largo de las historia (y en la actualidad) han existido mujeres que han marcado la historia por sus ideas, su estilo... Sea el ámbito que sea, si las admiras puedes inspirarte en ellas. Seguro que así sacas nociones útiles. Pero eso no significa que debas ser una copia. Sé tu misma y coge de cada una de ellas algo que te guste para terminar siendo la persona que siempre has querido ser.

10. Nunca pierdas tu esencia

Es probablemente la norma que recoge todo lo anterior, una frase que deberías grabarte a fuego y nunca olvidar. Porque jamás habrá nadie como tú y cada una de las cosas que forman parte de ti son las que te hacen especial, que te diferencian.

Se siempre tú misma y vuelve a leer estos diez puntos cuando un atisbo de duda vuelva a ti para recordarte lo importante que es no perder nunca tu esencia.

Foto: Instagram @dulceida

Te puede interesar:

feminismo Mujeres
Loading...