Dieta y caprichos

Me apetece un dulce y no debo: ¿qué hago?

Te proponemos varias recetas para que puedas combatir la gula del dulce, sobre todo a media tarde. Apunta

Actualizado el

1-5
Un café especial

1 / 5

Un café especial

Una de las claves para saciar nuestra necesidad de comer dulce es prepararnos un gran café. Busca aquellos que sean molidos naturales, que siempre son más saludables que los demás y agrégale a tu taza un chorrito de agua, pon leche de almendras. Si es en espuma mejor. Ponle una cucharadita de cacao puro en polvo desgrasado y espolvorea al final un poco de canela.

Compota fuera de serie

2 / 5

Compota fuera de serie

Cuece un poquito de manzana en una olla, cuanto menos agua le pongas más sabor tendrá. Si escoges cazos de titanio en vez de los clásicos de aluminio conservarás mejor el regusto original. También puedes hacerlo en el microondas aunque no te lo recomendamos porque se pierden muchos nutrientes. Ponle por encima un poquito de yogur y espolvorea canela sobre la mezcla.

Tu bowl favorito

3 / 5

Tu bowl favorito

Pon en un recipiente un puñadito de frutos rojos y dos cucharadas de cacao nibs. Son unas virutas de chocolate negro puro procedente de Colombia que no contienen azúcares y que crujen al morder. Todo un placer. Agrega un poco de kéfir o yogur desnatado sin azúcar (nos encanta el de la marca Pastoret) y listo para comer. Si con el dulce de los frutos rojos no te es suficiente puedes ponerle un poco de miel.

Batido de plátano y algo más

4 / 5

Batido de plátano y algo más

Puede parecer laboriosa y aburrida pero se prepara en un segundo y nos sacia como ninguna otra merienda o tentempié. Mezcla un plátano con un vaso de bebida de almendras. Si el plátano está maduro tendrá más azúcar así que no será necesario que agregues ningún tipo de edulcorante natural como puedan ser la stevia o el sirope de agave. Ponle una cucharadita de cacao puro en polvo desgrasado y a disfrutar. Al final de la galería te contamos dónde puedes encontrar cada uno de los ingredientes que vamos a emplear.

Tostada energizante

5 / 5

Tostada energizante

Si no eres muy de cuchara y crees que el batido se acaba en un santiamén, decántate por una rica tostada de pan de centeno o espelta con queso fresco de burgos desnatado un poquito de miel y nueces. Te dará la energía que necesitas para continuar el día si te lo tomas como merienda a media tarde. Evitarás el dulce y llegarás más llena a la cena.

Al mal tiempo buena cara pero, ¿qué pasa si fuera hace un día de perros, si lleva tres semanas sin parar de llover y nos apetece un dulce como si no hubiera mañana? Antes de lanzarte al chocolate, replantéate una cosa: ¿podría haber algún ingrediente que saciase esa apetencia y fuese algo más nutritivo? Por supuesto que sí. Algunos de esos alimentos son los que te hemos mostrado en nuestra galería.

No es necesario quebrarse la cabeza. Es bien sabido que el azúcar que nuestro cuerpo necesita tenemos que aportárselo a nuestro organismo por medio de la fruta. Esta contiene muchos azucares pero son saludables y nos hacen prescindir de bollería industrial y otro tipo de productos que nos hacen más mal que bien.

No hace falta que invirtamos mucho tiempo en prepararnos una dulce merienda placentera o un maravilloso tentempié. Basta con tener el frutero lleno. Acostúmbrate a ir a la frutería cuando tengas hambre. Es un truco infalible para garantizar a nuestra rutina la variedad en lo que a esta sección del supermercado se refiere. Compra mango, plátano y frutos rojos y no olvides nunca las manzanas. Con estas frutas podrás preparar las recetas que te hemos mostrado. Apunta en tu lista de la compra miel, canela y cacao nibs. También cacao puro en polvo desgrasado. Todas estas cosas puedes encontrarlas en herbolarios y las secciones de productos ecológicos de las grandes superficies comerciales.

Preparar platos saludables es siempre una buena idea. Anímate a crear en la cocina. Pásatelo bien. Cuando tengas tiempo, inviértelo en cuidarte. Prepara tuppers y congélalos. Así siempre tendrás a mano una opción healthy a la que recurrir cuando te pique el gusanillo. Ponles sabor a tus vasos de agua con una rodajita de fruta y no te canses de hidratarte. El verano está a punto de llegar y con gestos como este lo afrontarás con una sonrisa.

Te puede interesar:

consejos salud
Loading...