Agenda

4 planes para un fin de semana distinto

Espacios por descubrir, divertidos afterworks y una expo única

| Actualizado a

¿Aburrida de hacer siempre lo mismo el fin de semana? Echa mano de agenda porque este fin de semana te proponemos 4 planes (¡planazos!) completamente diferentes.

Planes de fin de semana

Empezamos con el viernes. Justo después de salir del trabajo, a eso de las 14, el hote Ibis de Manuela Malasaña abre su afterwork Ay, Manuela. Música DJ en vivo, cañas servidas en originales tazas de latón y acompañadas de focachas recién horneadas y una decoración pop up es la propuesta para disfrutar de las tardes más divertidas de viernes y jueves. Pásate por la calle Manuela Malasaña 6 y verás de lo que te hablamos.

Planes de fin de semana

El sábado podrías acercarte a descubrir Verde, un espacio de arte floral situado en pleno Barrio de Salamanca (Núñez de Balboa 8) y que traslada la alta costura a las flores. Ricardo Douaihi, su creador, fue diseñador de moda durante más de veinte años antes de dedicarse a las flores. Su pasión y formación artística se ve reflejada en todas y cada una de sus composiciones florales. Tienes que verlo, ¡el resultado es espectacular!

Planes de fin de semana

Si vives en Barcelona, no olvides hacer un alto en el camino para subir a la Terraza BCN Urban Club, un espacio lounge ubicado en la última planta del Expo Hotel Barcelona (Mallorca 1-23). La terraza cuenta con una carta cosmopolita y con personalidad: el plato estrella son sus deliciosas y variadas hamburguesas gourmet, que los visitantes podrán acompañar con entrantes (como sabrosas alitas de pollo con salsa barbacoa o nachos con pico de gallo, guacamole y salsa de queso), ensaladas preparadas con los mejores productos frescos y los cócteles más novedosos. Un lugar ideal donde disfrutar con amigos o pareja de un ambiente relajado y agradable en un marco incomparable: un rooftop con increíbles vistas del skyline barcelonés.

Planes de fin de semana

Y el fin de fiesta lo pone el museo Reina Sofía (Santa Isabel 52, Madrid) con la exposición Campo cerrado. Arte y poder en la posguerra española. 1939-1953 y el ciclo dedicado al cine de posguerra. Y es que si bien es cierto que la dictadura impuso una férrea censura ideológica, también buscó la continuidad de las tradiciones culturales que se habían articulado durante la II República. Podrás comprobar cómo el régimen fracasó a la hora de crear un género “fascista” o eliminar los toques más castizos, como demuestran algunos títulos de Edgar Neville (Verbena (1941), La torre de los siete jorobados (1944) y Domingo de carnaval (1945)). Dramas, comedias e incluso tímidos discursos sobre lo doloroso de la época se incluyen en esta retrospectiva donde la mujer también tiene su hueco: muchas de las historias narran la pérdida del ser amado (a menudo mujeres) y la tristeza e incluso locura derivada de aquello. Metáforas, según cuenta el comisario del ciclo, de un país desolado, poblado de sombríos recuerdos, que soportaba un gran complejo de culpa. Tendrás que juzgarlo por ti misma…

Loading...