Escapada

15 cosas que debes hacer, sí o sí, cuando viajes a Milán

La ciudad italiana, cuna de la cultura, el arte y la moda

La Expo (recién clausurada), la final de la Champions (¡falta muy poquito!), las sucesivas Semanas de la Moda... Milán es una ciudad de acontecimientos, de arte y de cultura. El “templo” ideal para amantes de la moda, del diseño, para estudiantes y fans de la historia y la gastronomía italiana. Si en algún momento decides hacer una escapada y conocerla, la web de vuelos y hoteles Jetcost (www.jetcost.es) propone 15 experiencias que debes “saborear”. Haz tu selección.

20 cosas que hacer en Milán
Gtresonline

1. Visitar el Duomo. Es el monumento más característico y, sin lugar a dudas, el centro vital de la ciudad. Una de las catedrales más visitadas del mundo, con una terraza increíble, ubicada en un tejado a dos aguas y con vistas a la ciudad (imprescindible “catarla“ en las tardes de buen tiempo). La entrada cuesta entre 8 y 12 euros dependiendo (esto te va a gustar) de si subes por la escalera o en ascensor.

2. Pasear por la Galleria Vittorio Emanuele II. Si vas a Milán, lógicamente tienes que ir de compras. Y aquí encontarás tu paraíso. La entrada principal de esta galería está junto a la plaza del Duomo y es uno de los pasajes comerciales más bonitos del mundo. Verás algunas de las tiendas más caras que te puedas imaginar y, aunque no compres, podrás hacer el ritual de dar tres vueltas sobre ti mismo, colocando el talón del pie derecho sobre los testículos del toro (cuentan que algún personaje de nuestra televisión lo ha hecho y le ha funcionado…).

20 cosas que hacer en Milán
Gtresonline

3. Recorrer la Scala. Es el escenario de los grandes montajes teatrales y lo encontrarás saliendo por el lado contrario de la Galleria. Dueño de un interior es suntuoso, en él se han representado las grandes obras de los mejores artistas de la lírica (incluso se ha protestado contra el régimen de Berslusconi). Hay visitas guiadas al Museo del Teatro y la sala principal por 6€.

4. Contemplar “La última cena” de Leonardo. De esas cosas que hay que hacer, al menos, una vez en la vida. La iglesia Santa Maria delle Grazie alberga el célebre fresco de La última cena, de Leonardo da Vinci, situado en el refectorio del convento. Hay que reservar la visita con antelación, así que métete en internet y hazlo ya (milan-museum.com).

20 cosas que hacer en Milán
Gtresonline

5. Ver el Castello Sforzesco. Es una de las visitas gratuitas más atractivas de Milán. Se trata de un antiguo castillo construido en el siglo XIV que está muy bien conservado y fue morada de los Duques de Milán. Dentro se encuentran también varios museos de arte (estos no son gratuitos).

6. Tomar un tren en Milano Centrale. Es una de las estaciones más grandes y monumentales de Europa, con permiso de Londres y Amsterdam. Inspirada en el modernismo de principios del siglo XX, posee una mezcla de estilos entre los que destacan especialmente el Art Nouveau y el Art Decó. Frente a ella, el rascacielos Pirelli, que encumbró al arquitecto Pier Luigi.

7.Viajar en el tiempo en la Piazza Mercanti. Una curiosa plaza situada a escasa distancia del Duomo. Aunque durante la Edad Media constituía el centro comercial y gubernamental de Milán, en la actualidad se trata de un agradable rincón medieval en el que se pueden contemplar maravillosos edificios, como el Palazzo della Ragione, la Scuole Palatine y la Casa dei Panigarola.

20 cosas que hacer en Milán
Gtresonline Barrio de los Navigli.

8. Pasear por el barrio de los Navigli. Está siempre animado y hay muchas terrazas en las que tomar un café o una cerveza. Hay que visitar el Vicolo dei Lavandai, en un viaje en el tiempo a los años 50, cuando las mujeres de la zona iban a lavar la ropa. El último domingo del mes, además, esta parte de la ciudad se anima todavía más con el Mercado de Anticuarios.

9. “Leer” los clásicos del Palazzo dell’Ambrosiana. Los aficionados a la literatura y la historia disfrutarán en este palacio y su pinacoteca Ambrosiana, llena de librerías interminables que guardan copias de la Ilíada del siglo V y ediciones tempranas de Dante, Virgilio y Bocaccio. Pero además, entre sus joyas artísticas se encuentran dibujos de Leonardo Da Vinci y un esbozo de Rafael de su obra La Escuela de Atenas.

10. Contemplar el Palazzo Reale. Está muy céntrico, es de estilo neoclásico y arropa el Museo de Arte Contemporáneo con artistas tan destacados como Boccioni o De Chiricco, las esculturas de Antonio Canova y los trabajos de Francesco Hayez. La Galería de Arte Moderno es gratis todos los días a partir de las 16’30h y los martes a partir de las 14h.

11. Disfrutar en la Expo Gate. Aunque la expo haya cerrado sus puertas, los dos pabellones de la Expo Gate, gemelos y transparentes, que fueron abiertos en 2015, han sido rebautizados por los milaneses como “las dos pirámides”. Por algo será. Hoy acogen diversos eventos gratuitos abiertos a todo el mundo, desde las conferencias más serias hasta talleres para niños, pasando por actividades deportivas.

12. Ir de compras. Hay cuatro calles que no te puedes perder: Via Montenapoleone, Via Sant'Andrea, Via Monzani y Via della Spiga. Allí se encuentran las mejores boutiques de las más prestigiosas marcas del mundo: Gucci, Armani, Versace, Dolce & Gabana, Valentino, Prada...

13. Visitar la Feria de Senigallia. Es un mercado vintage y alternativo que se celebra todos los sábados y domingos por la mañana a lo largo del pequeño lago de Darsena. Se puede encontrar ropa, artículos militares, joyería, camisetas viejas, tejidos de otras culturas, cds de música, cómics, y mucho más. Regatear sale gratis, así que mentalízate. Para buscar antigüedades mejor es de Naviglio Grande, en el área comprendida entre los canales Naviglio Grande y Naviglio Pavese.

15. Salir de terrazas. Hay dudas sobre si la mejor terraza para tomar una copa o cenar es la del Triennale, sobre el museo de diseño, donde puedes disfrutar de los aperitivos y elaborados platos de cocina tradicional italiana del restaurante “Osteria con vista” o la Terrazza Aperol, en un segundo piso sobre la Galleria Vittorio Emanuele, en la misma Piazza Duomo, con música pop de fondo y fiestas con Dj. Aquí es imprescindible probar los famosos aperitivos y cocktails de Aperol Spritz, tradicional bebida italiana similar al Campari, pero algo más suave.

14. Probar la “Cotoletta alla milanese”. Más conocido como escalope a la milanesa (sí, ese plato que también entusiasma a los argentinos), se trata de la típica carne o chuleta de ternera empanada y frita, una de las exquisiteces -baratas- más populares de la ciudad.

Loading...