¡Hay vida más allá de los turrones y villancicos!

¿Te atreves a visitar los mercados más anti-navideños?

¡Hay vida más allá de los turrones y villancicos!

1 / 5
ee1533dc-65df-435a-b323-96262d6cac09@augure. Fira de Santa Llúcia (Barcelona)

1 / 5

Fira de Santa Llúcia (Barcelona)

Arte con un divertido toque escatológico.

D.R.
d461ff4b-b3bb-4de8-ac39-3c86e1973e98@augure. Christmas Avenue (Colonia, Alemania)

2 / 5

Christmas Avenue (Colonia, Alemania)

El Papá Noel gay, rey de las fiestas.

D.R.
291d98bb-fa79-4515-a633-2c0113bb4f40@augure. Desfile de pavos en Liques (Francia)

3 / 5

Desfile de pavos en Liques (Francia)

Las calles se llenan de aves.

D.R.
4a33577b-5b26-4de6-8bec-7994ec21c324@augure. San Gregorio Armeno (Nápoles, Italia)

4 / 5

San Gregorio Armeno (Nápoles, Italia)

Una calle llena de figuras de famosos.

D.R.
3833990e-a902-4f5b-8ab2-ceb5e1d9d957@augure. Mercado en una mina (Neubulach, Alemania)

5 / 5

Mercado en una mina (Neubulach, Alemania)

El mercado perfecto siempre y cuando no sufras de claustrofobia.

D.R.

Falta muy poco para Navidad y las ciudades se llenan de luces, mercados navideños y gente comprando los tradicionales abetos, figuras del belén, renos, zambombas y guirnaldas. Cada 25 de diciembre, siempre lo mismo. Para quienes busquen algo más original en Navidad, Wimdu, la mayor plataforma online europea de alquiler de apartamentos privados, ha dado con los mercados navideños más raros e inusuales de Europa. Aquellos en los que Grinch, el personaje ficto que robó la Navidad, se sentiría como en casa. ¿Quieres saber cuáles son?

Fira de Santa Llúcia (Barcelona), un mercado un poco escatológico.
Fira de Santa Llúcia puede parecer un poco desagradable a ojos del turista internacional, pero lo cierto es que es toda una tradición en Cataluña, donde la figura del “caganer” se ha convertido en una institución de la navidad catalana, cuyos orígenes se remontan a finales del XVII y principios del XVIII. En los belenes se suele colocar este muñeco, que representa a un campesino defecando. Pero dicho mercado va más allá y allí puedes encontrar hasta figuras de políticos, celebrities y personajes de ficción… Todos representados en esta postura que también es típica después de todos los atracones de comer en las mencionadas fechas.

Christmas Avenue (Colonia), un Papá Noel gay
Alemania es el país por excelencia de los mercados navideños. Sin embargo, en Colonia el ambiente es un poco más picante que el jengibre de las galletas. Christmas Avenue es un mercado navideño exclusivamente para el público gay. Allí se pueden comprar adornos de torsos desnudos para el árbol y otros artículos divertidos. Pero el gran plato fuerte es el 23 de diciembre, cuando se elige el Mister Avenue, un papá Noel ligero de ropa, con otro tipo de paquetes sorprendentes.

Un desfile de pavos en Licques, Francia
El pavo tiene un especial protagonismo en estas fechas, pero en el mercado navideño de Liques, Francia, lo tiene mucho más. En dicho lugar se celebra en las vísperas de Navidad un desfile de pavos por las calles, escoltados por un grupo de personas llamadas “Los Caballeros de la Hermandad del Pavo”. Puede parecer una historia que sale de un libro de cuentos de hadas, pero el final es mucho más horripilante, ya que los pavos terminan en el horno después de sus 15 minutos de fama.

San Gregorio Armeno (Nápoles), figuras del niño Jesús y Rocco Siffredi
En este caso, no se trata de un mercado navideño, sino de la calle más famosa de Nápoles (Italia) adornada con figuras para el Belén. Allí se mezclan estatuas del niño Jesús con las de jugadores de fútbol, cantantes, el Papa y la estrella del porno Rocco Siffredi. En San Gregorio Armeno tiene lugar una mezcla de lo sagrado y lo profano que, junto con lo clásico, hacen que la Navidad perviva y cada uno la viva a su manera. Para no perdérselo.

Neubulach, un mercado navideño en una mina
En la Selva Negra de Alemania se encuentra un mercado navideño bastante particular. Ubicado en Neubulach, a 27 kilómetros de Pforzheim, el Bergwerk Neubulach ofrece una experiencia única de un mercado navideño en una antigua mina. No es la mejor opción para quienes sufran de claustrofobia, pero aquí se venden productos artesanales de todo tipo, ideales para estas fechas tan señaladas: cestas, abetos de madera, mermeladas caseras… Una sensación natural para volver a la Navidad de los orígenes.

Loading...