¿Por qué nos afectan las rupturas sentimentales de los famosos?

Channing Tatum y Jenna Dewan son los últimos caídos entre las parejas formadas por 'celebs'. Junto con Gigi Hadid y Zayn Malik o Jennifer Aniston y Justin Theroux forman una lista de rupturas sentimentales tan larga como la vida misma. Pero si es tan normal, ¿por qué nos desasosiega? Un terapeuta tiene la respuesta.

Channing Tatum Jenna Dewan

| Actualizado a

El último anuncio de ruptura sentimental en Hollywood, el de la pareja formada por Channing Tatum y Jenna Dewan, nos ha puesto sobre la pista de cómo en los últimos meses (y años) hemos visto perecer a parejas icónicas y queridas por todos. Gigi Hadid y Zayn Malik, Jennifer Aniston y Justin Theroux, Chris Pratt y Anna Faris, Jennifer Garner y Ben Affleck... ¿Y quién podría olvidarse de Liev Schrieber y Naomi Watts? Todo demasiado reciente y todo absolutamente devastador. ¿Pero por qué nos afectan tanto?

Gigi Hadid Zayn

Las peleas, separaciones (temporales o no) y, finalmente, los divorcios de famosos de todo pelaje llevan años jugando con nuestras emociones. Quiero decir, ¿quién de nosotros no está todavía recuperándose de la separación de Rachel McAdam y Ryan Gosling en 2007? Y mentirías si dijeras que no soltaste lágrima alguna cuando viste en Twitter que Taylor Swift y Calvin Harris habían acabado... No te preocupes, entra dentro de lo normal: te gusta cómo una pareja de celebrities encaja y quieres verlos felices. Pero resulta que hay otras razones que se te escapan... y que te vamos a explicar.

via GIPHY

Según Katherine Schafler, terapeuta de la ciudad de Nueva York, las rupturas de celebridades nos hacen polvo debido a nuestros deseos y necesidades más íntimas. "Nos apegamos a personas famosas porque simbolizan nuestros más profundos deseos de influencia, atención, acceso a recursos y éxito social", asegura. "Necesitamos ver cuán increíbles son sus hogares, nos gusta escuchar cuánto dinero ganan y, desde luego, queremos ver cuán asombrosas son sus relaciones".

En otras palabras, las celebs simbolizan nuestras "fantasías de eternidad", explica Schafler. Entonces, cuando surge algo inesperado, como una ruptura, ese sueño idealizado se resquebraja y cunde el desconcierto.

La ruptura de famosos, una bofetada de realidad

Cuando los famosos no cumplen con las expectativas que nos hemos creado sobre ellos (simplemente por su fama), nos enfada. "Nos recuerda la única verdad: que los seres humanos somos iguales en cuanto a nuestras limitaciones", explica. "Estamos limitados en la capacidad de control que tenemos sobre nuestras vidas, en cuanto al tiempo que vivimos y sobre lo que otras personas nos hacen".

Entonces, cuando una pareja aparentemente ideal como Jon Hamm y Jennifer Westfeldt lo dejan, ¿qué pasa por nuestras cabezas? Pues básicamente es una bofetada de realidad, el recordatorio de que, como a las celebs, el dolor (emocional o físico) puede llegarle a cualquiera... También a ti, querida lectora. Así, las rupturas de celebridades se convierten en asuntos del todo personales.

La mala noticia es que mientras haya parejas de celebrities adorables, habrá (futuras, posibles) rupturas que acabaremos llorando. La buena noticia es que es completamente normal sentirnos triste. "Nos guste o no, los famosos son parte de nuestra visión contemporánea y están fuertemente integrados en nuestra cultura", dice Schafler. "Es normal estar molesto cuando nuestras postal del mundo sufre algún daño o rasguño".

Loading...