Los peligros de los cuerpos ‘fit’ de las famosas tras ser madres

La "cultura del cuerpo post-baby" trae más de un problema.

Beyonce tras dar a luz

Cada vez es más habitual ver a las celebrities presumir de silueta diez a escasas semanas de haber dado a luz, un gesto que responde a la cultura del cuerpo post-baby. Malena Costa ha sido el ejemplo más reciente, y si bien es cierto que no es de extrañar que quiera alardear de una envidiable silueta -que levante la mano la que no se apresura a subir a sus redes una fotografía cuando esta te muestra divina-, esta corriente trae consigo un problema: el de situar a las madres en una nueva y dañina situación de presión. La modelo Sarah Stage mostró recientemente en su Instagram su asombroso vientre plano en su quinto mes de embarazo, y son numerosas las tops que tras dar a luz desfilan en ropa interior haciendo gala de una silueta que parecería no haber sufrido estrago alguno de un reciente embarazo. El síndrome del post-embarazo Victoria’s Secret, que trae consigo ingentes artículos que revelan las dietas y entrenamientos que siguen las modelos para conseguir sus apolíneas figuras. Este tipo de imágenes, sumadas a las publicaciones periodísticas que acabamos de mencionar, empujan a muchas mujeres a caer en las redes de los desórdenes alimenticios y de la depresión.

Malena Costa
Malena Costa dos semanas después de dar a luz / Instagram @malenacosta

Cuando Beyoncé presentó a sus mellizos enfundada en un diseño de Palomo Spain, fueron muchos los medios que se apresuraron a alabar su sensual figura. Pero no hemos de olvidar que la cantante ya reveló hace años el calvario por el que tuvo que pasar para recuperar su peso tras su primer embarazo.

La actriz Anne Hathaway quiso mandar un mensaje al mundo con el que intentar luchar contra la búsqueda del cuerpo perfecto -si es que este tan siquiera existe- tras dar a luz. “No hay que avergonzarse por ganar peso durante el embarazo. Tampoco hay que avergonzarse si se tarda más de lo esperado en perder peso (si es que quieres perderlo). No hay que avergonzarse si tienes que convertir tus jeans en shorts porque los que llevabas el verano pasado son demasiado cortos para el tamaño actual de tus muslos. Los cuerpos cambian. Los cuerpos crecen. Los cuerpos disminuyen”.

Los medios aplauden a las celebrities que logran recuperar la talla previa al embarazo en cuestión de semanas y se encargan de hacer galerías fotográficas que engloban a aquellas que se han tomado su tiempo para recuperar su peso, como si fuera un error o una imperdonable osadía.

El problema es que cada vez son más las madres que se preocupan por ganar el peso necesario para llevar un embarazo deseable, por lo que algunas optan por no ingerir las 300 calorías diarias extras necesarias para lograr el peso necesario.

La periodista Janice Min señaló que cuando un compañero de trabajo le preguntó a los cuatro meses de dar a luz si seguía embarazada, se dio cuenta de que las madres reales no están en bikini por la playa de Cabo o imbuidas en operaciones bikini destinadas a desfilar para Victoria´s Secret. Y ese es el mensaje que hemos de mandar: el de que ser madre ya es lo suficientemente laborioso como para someter a las que lo son a nuevos juicios y exigencias.

Te puede interesar:

Madres Embarazadas embarazo
Loading...