Famosas en las que no querrás inspirarte para tu boda

Repasamos los estilismos nupciales más peculiares (y horteras) de las celebridades. Volúmenes, brillos y diseños imposibles que han hecho historia.

1 / 12
Celine Dion. Céline Dion

1 / 12

Céline Dion

La cantante se casó con el productor musical René Angélil en 1994, en la basílica de Notre-Dame de Montreal. Céline Dion lució en su boda un vestido abullonado, con encaje y pedrería. Bajo la torera de piel se ocultaba un cuerpo tipo corset con escote corazón y lentejuelas. Excesivo volumen, excesivo brillo, excesivo todo. Atención especial a la corona. 

David Beckham

2 / 12

David Beckham

Tras la ceremonia eclesiástica, Victoria y David Beckham se cambiaron para la fiesta y baile. El recién estrenado matrimonio decidió ir a conjunto con un total look púrpura en el que incluyeron a su primer hijo Brooklyn (ahora reconvertido en it boy). El vestido con adorno floral de Victoria puede salvarse de la hoguera pero el traje de David no tiene perdón. Un dos piezas satinado, sin camisa, satén arrugado, crucifijo al cuello... Después Victoria se hizo diseñadora y ahora derrochan glamour. 

Emma Thompson

3 / 12

Emma Thompson

La actriz Emma Thompson se casó con el director y actor Kenneth Branagh en 1989 con un peculiar diseño nupcial. Un dos piezas corto, con estampado floral y colores pastel. Además de un tocado a juego con el vestido de tul y plumas. 

Diana de Gales

4 / 12

Diana de Gales

La boda de Lady Di con Carlos de Inglaterra en 1981 fue la obra cumbre del barroquismo nupcial. Atrás quedaba el minimalismo de los años 70, se abrió la veda del más es mejor. Los diseñadores David y Elizabeth Emmanuel confeccionaron este vestido lleno de volúmenes en seda de tafetán, encaje antiguo y 10.000 perlas bordadas. El diseño en cascada del ramo de flores lo imitaron miles de novias por todo el mundo. 

Lake Bell

5 / 12

Lake Bell

La actriz se casó en  2013 con este vestido de Marchesa. Un diseño de inspiración años 20, siguiendo el estilo del El Gran Gatsby (del que se estrenó el remake ese mismo año). Provoca sentimientos encontrados, o te encanta o te parece lo peor. 

Mariah Carey

6 / 12

Mariah Carey

La cantante se casó con el productor musical Tommy Mottola en 1993. Mariah (que nunca deja indiferente a nadie) lució un diseño de Vera Wang inspirado en el vestido de Lady Di. Volumen, brillos, mangas de farol y un gran ramo de flores. 

 

Tommy Motola

7 / 12

Tommy Motola

 Tommy Mottola se enfundó un frac satinado para su boda con Mariah Carey. Con pajarita blanca, el productor nos recuerda más a un tenor a punto de salir al escenario que un feliz novio. 

Mary Charteris

8 / 12

Mary Charteris

La aristócrata e it girl británica se casó en 2013 con este vestido de Pam Hoog, el diseñador favorito de celebridades como Lady Gaga. Un diseñado con transparencias, volantes y tul que en Twitter recibió comentarios como: "hay vestidos feos, y después este."

 

Rita Wilson

9 / 12

Rita Wilson

La actriz se caso con Tom Hanks, en 1988, con un vestido corto, de escote corazón, ceñido, con pliegues, tul, volantes y medias de cristal. Un diseño difícil que, sin embargo, les ha traído suerte: llevan casi 30 años juntos, siendo uno de los matrimonios más longevos de Hollywood. 

Salma Hayek

10 / 12

Salma Hayek

La actriz y el empresario de la moda, Francois-Henri Pinault, celebraron su boda en Venecia en 2009. Salma, que no destaca casi nunca por su minimalismo, escogió para esta celebración un diseño de  Nicholas Ghesquire para Balenciaga. El cuerpo del vestido era todo de pedrería y la falda de amplio volumen de satén en color champán. Sin duda no es el peor vestido de novia, pero podría haber sido mejor. 

Thalía

11 / 12

Thalía

Tras su divorcio de Mariah Carey, Tommy Mottola contrajo nupcias con Thalía. La diva del pop latino lució un vestido, diseñado por Mitzy, que pesaba 70 kilos. Contaba con hilo de plata, 100 metros de seda y una cola de 16 metros, (equivalente a un quinto piso de altura). Inspirado en los vestidos de la mujer de Maximiliano de Habsburgo, la emperatriz Carlota, Thalía fue una de las novias más comentadas en el año 2000.

Tina Turner

12 / 12

Tina Turner

Pareja desde hace 29 años, Tina Turner y Erwin Bach se casaron en Suiza en 2013. La cantante lució un vestido de largo asimétrico en tul verde y negro de Armani, (el diseñador acudió a la boda como amigo íntimo del matrimonio). El cuerpo en satén plisado, la falda con excesivas capas y los leggins brillantes no nos convencen para una reina del rock como ella. 

 

La temporada de las bodas comienza a estar en su pleno apogeo. Una ocasión perfecta para repasar algunos de los vestidos de novia (y trajes de novio) que nos dejaron impactados, en el peor sentido de la palabra. Juegos de volúmenes imposibles, transparencias, exceso de tela, brillos por doquier y un afán por los vestidos estilo princesa (en Estados Unidos se les denomina estilo Las Vegas) que no querrías ver ni en el álbum de fotos de tu peor enemigo.

Una boda es una fiesta del amor donde sin lugar a duda lo más importante es que la pareja se sienta cómoda con lo que lleva, pero si el secreto mejor guardado de este tipo de celebraciones es el vestido de la novia hay algunos que desearíamos no haber conocido nunca.

Los diseños nupciales han experimentado cambios a lo largo de la historia, sufriendo los vaivenes de la moda, a su favor y en su contra (como en esta galería). Seguro que muchas novias de los años ochenta se sintieron auténticas princesas con su vestido de mangas de farol, emulando a Diana de Gales, y muchas otras se enamorarían de la originalidad de Tina Turner.

Diseños de grandes firmas, como Vera Wang y Armani (a los que más allá de épocas y de modas) no encontramos excusa. Al igual que propia la Sara Jessica Parker, que aseguró recientemente arrepentirse de haber vestido de negro el día de su boda con Matthew Broderick, muchas sabrán también lo que es haberse dejado llevar por un estilo que ahora mismo no consideran el más apropiado.

Céline Dion, Mariah Carey (no esperábamos menos de ella), Salma Hayek y hasta el mismísimo David Beckham no escapan al escrutinio nupcial. Toma nota de los estilos en los que no deberías inspirarte para tu boda, porque no siempre blanca y radiante va la novia.

Loading...