El estilo de Michelle Obama

Llevamos ocho años admirando cada uno de sus movimientos. Hoy, a las puertas de dejar la Casa Blanca, y siendo protagonista de nuestra nueva portada de noviembre, las palabras de la 'Primera Dama' nos recuerdan que su influjo, no va a terminar aquí. Este mes, repasamos la vida y obra de quien ha sabido utilizar su posición para hacer el bien, y nos deleitamos con los mejores 'looks' de una mujer cuanto menos, icónica (ella ya ha hecho historia).

1 / 13
DL u326560 003. La última gran elección

1 / 13

La última gran elección

La noche de este pasado martes (18 de octubre), la Primera Dama escogió este impresionante vestido de Atelier Versace con abertura lateral, para dar la bienvenida a la Casa Blanca al presidente italiano Matteo Renzi y su esposa, Inés Landini. Con escote asimétrico, un favorecedor fruncido en la parte delantera, y tejido en cota de malla de oro rosado, fue un acierto... de primera clase.

DL u326560 001. Fin de las cenas oficiales

2 / 13

Fin de las cenas oficiales

Pocas horas después de la aparición, Donatella Versace publicaba estas palabras de agradecimiento a través de su cuenta en Instagram: “Me siento agradecida y honrada de haber tenido la oportunidad de vestir a la primera dama de Estados Unidos. Gracias Michelle, por todas las cosas que has hecho por Estados Unidos y por el mundo y, especialmente, por inspirar y darle poder a las mujeres”, decía la diseñadora. Se trata de la última cena de estado que tiene a los Obama como anfitriones (las elecciones presidenciales son el próximo 8 de noviembre).

DL u310044 054. Nada es casualidad

3 / 13

Nada es casualidad

Pero el hecho de vestir un diseño italiano para recibir a sus cabezas políticas, no es una querencia del destino. Este verano, Michelle Obama visitó España (para difundir su proyecto educativo Let Girls Learn), y escogió a Josep Font para que le diseñara algunos de los vestidos que después paseó por nuestro país. En la imagen, con un vestido blanco de algodón de la colección Delpozo SS16, charla con doña Letizia.

Tokio. Otro guiño a los diseñadores nacionales

4 / 13

Otro guiño a los diseñadores nacionales

Y lo propio hizo con su viaje el año pasado a Tokio: para la ocasión, nada mejor que una creación japonesa, concretamente de Kenzo. Un vestido 'lady' de manga larga y un fondo de amarillo limón (la Primera Dama ha reconocido que le gustan los tonos vivos).

Camboya. Estilo de altos vuelos

5 / 13

Estilo de altos vuelos

El mismo año pisó tierras camboyanas, con un vestido también de corte 'lady', esta vez sin mangas e inspiración 'arty'. ¿El autor? La firma Roksanda, nacida de la obra de la serbia Roksanda Ilincic. ¿La grandeza? Está claro que la agenda de Michelle Obama ha estado repleta de viajes, y aún así siempre ha conseguido sorprendernos cuando baja las escaleras del avión. Cómodos, sofisticados y originales.

DL u324073 014. Camaleónica

6 / 13

Camaleónica

Otro de nuestros 'looks' preferidos lo presenciamos un sábado noche de este pasado mes de septiembre. Michelle Obama escogió una creación de Naeem Khan para los 'Premios Phoenix' (de la fundación Congressional Black Caucus). Con escote corazón, falda con vuelo y motivos dorados pintados sobre un tejido de tul, sin duda sacó la cara más moderna que hemos visto durante estos ocho años como 'First Lady'.

J. Mendel. Se adapta a la ocasión

7 / 13

Se adapta a la ocasión

No solo sirve de inspiración sino que es un ejemplo de saber atreverse en cada momento con lo más adecuado, y este es otro escenario en el que lo demuestra. Durante la entrega de premios BET Honors (en 2012), la Primera Dama también escogió la tonalidad de rojos para su 'outfit'. De seda y organza, la intención de la 'First Lady' era sacar su lado más 'cool', tal y como declaró a Instyle Gilles Mendel, artífice de su vestido de la firma J. Mendel.

Brandon Maxwell. "Fuertes y elegantes"

8 / 13

"Fuertes y elegantes"

Mujeres de ese tipo son las que inspiran a Brandon Maxwell, diseñador de este magnífico vestido blanco (y responsables de muchos de los estilismos de Lady Gaga). Alejándose de lo extravagante, la Primera Dama sí consiguió sorprendernos con esta creación, demostrando una vez más que sí, que tiene su propio estilo, y está cargado de personalidad propia y sofisticación.

Jason Wu. Un influjo incuestionable

9 / 13

Un influjo incuestionable

Una forma de ser que la ha elevado al Olimpo de las mujeres mejores valoradas en este planeta. En el 'Baile Inaugural' que tuvo en el año 2013, Jason Wu, que fue el responsable de vestirla, declaró que Michelle Obama "ejerce una gran influencia sobre mujeres de la política que quieren resaltar su feminidad". Sin duda, este vestido rojo y con un precioso movimiento, lo consigue.

Peter Soronen. Divertida por naturaleza

10 / 13

Divertida por naturaleza

Cuando apenas llevaba un año como esposa del Presidente de los EE.UU., allá por el año 2009, ya era el foco de todas las miradas. "Es divertido diseñar para ella", declaraba el autor de esta pieza, Peter Soronen. "Sus elecciones jamás aburren", decía afirmando lo que es el sueño de todo diseñador (que no pongan freno a su creatividad). En la imagen, cn su primera cena oficial en la Casa Blanca, con un diseño de la firma. 

Marchesa. Y además, arriesgada

11 / 13

Y además, arriesgada

Ya lo dijo Georgina Chapman, co-fundadora de Marchesa. "Sentimos admiración por su intuición para vestir de forma apropiada mientras juega con los límites", sentenciaba mientras veíamos a Michelle Obama con un vestido de su marca, en tono verde esmeralda y siguiendo las leyes del 'out of shoulders', que vistió a para los Premios Kennedy

Ralph Lauren Collection. Gusto por lo clásico

12 / 13

Gusto por lo clásico

Eso sí, a pesar de las características de la 'First Lady' que hemos visto (arriesgada o camaleónica), el clásico color negro aporta elegancia y con ella, no iba a ser menos. En Londres (2011) deslumbró con este vestido de Ralph Lauren Collection, con cuerpo 'bustier' y un cuello barco que dejaba en buen lugar al collar, de Tom Binns Design. El negro, sin duda, un color que aún pronuncia más la innata sofisticación de Michelle Obama.

China 2015. Foto para el recuerdo

13 / 13

Foto para el recuerdo

Icónico fue aquel vestido también negro con el que se dejó ver el año pasado en la primera cena con el presidente de China, Xi Jinping y su mujer, Peng Liyuan. Una fabulosa pieza con escote pronunciado y pliegues en la parte inferior, de Vera Wang Collection. Una vez más, volvía a hacer el guiño a diseñadores que están vinculados con su actividad o destino.

Si hay un buen ejemplo en los últimos tiempos de alguien que ha sabido colarse entre los 'flashes' que disparan a las 'celebrities' con más estilo del planeta, esa es Michelle Obama (52). La que todavía hoy cumple el papel de Primera Dama de EE.UU. (las elecciones son el próximo 8 de noviembre), protagoniza nuestra portada de InStyle noviembre demostrando, una vez más, su don magistral para alcanzar el summum de la elegancia. ¿Su secreto? Sabe adaptar perfectamente las tendencias a su cuerpo (de 1,80 metros de altura y sin las medidas que los cánones nos recuerdan cada día), además de mantenerse siempre fiel a su carácter y a ese 'charme' natural que le caracteriza.

Es igual de importante sentirte cómoda con lo que llevas y eso es siempre lo que impulsa mis elecciones”, relata en una entrevista sincera, donde recordamos los estilismo más destacados de la mujer de Obama. “Tu primera interacción con la gente es lo que ven. Cuando viajas a otro país, los colores que usas, el corte de un vestido, el largo, si llevas los hombros al aire...”, reconoce.

Pero además de estilo y moda, el encuentro con Michelle Obama sirve para conocer mejor Let Girls Learn, el proyecto educativo en el que está volcada (y que persigue que todas las niñas del mundo puedan recibir una educación), para dejarnos claro el gusto de la 'First Lady' por el deporte, o para compartir los miedos e ilusiones de una mujer más cuando se enfrenta, como ahora, a un cambio importante en su vida. “Será agradable abrir el periódico, mirar la portada y saber que no eres responsable de todos los titulares”, confiesa.

Admiradora de nuestra cabecera ("al subirme a un avión, siempre pregunto, “¿dónde está InStyle?”, dice), lo que está claro es que esta mujer, que creció en el 'South Side' de Chicago, supone un excepcional ejemplo para sacar tu mejor versión (tanto por fuera, como por dentro). Y, aunque su 'reinado' en la Casa Blanca llegue a su fin, su actividad y entrega durante esta última década delata que, efectivamente, y tal y como declara nuestra directora Angela Cariddi en su editorial del mes, "esto no termina aquí".

Si quieres disfrutar de toda la entrevista en exclusiva, no te pierdas nuestro número de noviembre, ya en tu quiosco.

Loading...