Curiosidades de la serie 'Divorce', de Sarah Jessica Parker

La que siempre será 'Carrie' se estrena, y lo hace a lo grande: como protagonista y productora de la nueva serie que HBO ha lanzado y que augura un éxito casi tan rotundo como 'Sex in the City'. Y sin embargo, nada tienen que ver. ¿Quieres conocer las mayores diferencias?

Esta semana, los fans de Sexo en Nueva York están de enhorabuena gracias al estreno de la nueva serie de su icónica estrella, Sarah Jessica Parker. Divorce es el título de la producción de HBO que ya ha conquistado a medio mundo y que, con una temporada entera por descubrir, ya pinta muy bien. Si estás a punto de apuntarte en la lista de ‘seguidores fieles de la nueva serie de SJP’, seguro que también querrás estar al tanto de cinco curiosidades:

1. La actriz encarna a una chica neoyorquina llamada Frances y no, no volverá a ser la enamoradiza e inocente periodista que conocimos hace años... Más bien todo lo contrario. La protagonista descubrirá la infidelidad de su marido y le pedirá el divorcio para “empezar de cero” con la ayuda de sus nuevas e inseparables amigas. Y, como los divorcios siempre son procesos duros, esperamos que Frances le haga caso a Carrie y “hasta que se estabilices emocionalmente, no entre a ninguna tienda”.

2. El armario de Frances no es (desafortunadamente) el de Carrie Bradshaw. Más bien todo lo contrario... No veremos a Sarah subida a unos infinitos Manolos, ni formado parte de la high-class neoyorquina más fashion. La protagonsita es una chica más humilde y sencilla que, además, usará ropa vintage de inspiración setentera. Su objetivo parece ser llevar ropa cómoda y funcional. (Si quieres saber todos los detalles acerca del vestuario de Frances, haz clic aquí).

3. Gran parte de la serie está inspirada en el novelista y autor de relatos John Cheever, de quien Sarah asegura haber sido (desde siempre) su fan incondicional y lectora de todas sus obras.

4. El actor que interpreta a su marido, Thomas Haden Church, fue el primer y único candidato a dicho papel. Sarah asegura que le encanta el trabajo de quien es su compañero sentimental en la serie, desde que trabajaron juntos en Smart People. Aunque no parece haber rastro de ese feeling entre ellos en la ficción y, concretamente, en Divorce.

5. La polifacética actriz no solo es protagonista sino que vuelve a formar parte del equipo como productora ejecutiva de la serie, como ya hizo en Sexo en Nueva York. De hecho, toda la parte de vestuario y caracterización ha sido, en gran medida, diseñada por ella.

Loading...