Trabajo, familia, amigos y amor.

Blanca Suárez, más radiante que nunca

«Hay que trabajar con cabeza, ahorrar mucho y tener las ideas claras para estar preparad si llega un parón laboral».

1 / 5
Lady

1 / 5

Lady

ROBERTO CAVALLI Top en crêpe bordado; 915 757 547.

INTIMISSIMI Sujetador de encaje y medias de plumetti; 932 649 000.

Estola de zorro teñida, de Ramiro Guardiola; 915 776 413. Pendientes en oro blanco, con diamantes, de Tous; 938 784 444. Zapato en terciopelo, con lazada de cuero, de Jimmy Choo; 917 818 608.

Rubén Vega
Vintage

2 / 5

Vintage

LANVIN Vestido en encaje negro; (lanvin.com).

ESSENTIEL Abrigo de pelo; (essentiel-antwerp.com).

COS Vestido en seda; 934 881 428.

Pendiente, con cristales, de Marni; 914 325 097. Collar Riviere en oro blanco, con brillantes, de Tous; 938 784 444. Collar en oro blanco, con diamantes, de Tiffany & Co; 917 818 555. Anillo en oro blanco, con diamante, de Tous; 938 784 444.

Rubén Vega
Punto

3 / 5

Punto

KLING Jersey de punto grueso; 915 398 491.

RAMIRO GUARDIOLA Estola en visón rosa; 915 776 413

Collar en oro blanco, de Tiffany & Co; 917 818 555. Collar Riviere, pendientes y anillos, todo de Tous; 938 784 444.

Rubén Vega
Diva

4 / 5

Diva

BOTTEGA VENETA Abrigo en piel de cordero; 917 812 442.

INTIMISSIMI Camiseta, braguita y sujetador; 932 649 000.

Anillo en plata, de Pandora; 902 877 187. Sandalias, de Jimmy Choo; 917 818 608.

Rubén Vega
InStyle BlancaSuarez 08 0850. Glam

5 / 5

Glam

RAMIRO GUARDIOLA Abrigo de astracán; 915 776 413.

DKNY Falda en tul de seda negra; (dkny.com).

Pendientes, de Tous; 938 784 444. Anillos, de Pandora; 902 877 187. Medias de plumetti, de Intimissimi; 932 649 000. Zapatos salón, con lazo de terciopelo, de Christian Louboutin; 914 313 199.

Rubén Vega

Abrigo dos tallas más grande, deportivas rojas y bolso XXL. Bajo este atuendo trendy Blanca Suárez (Madrid, 1988) desprende ese 'je ne sais quoi' de las parisinas, donde todo fluye y, a la vez, nada es casual. Un moñito alto apuntala el conjunto oversize y hace zoom a sus ojos almendrados. ¿Natalie Portman? ¿Anna Mouglalis? Blanca aguarda cierto parecido a ambas.


Su look es meditado, propio de alguien a quien le apasiona la moda. "Siento la necesidad de saber quién soy a través de mi estilo. Por eso, me gusta arriesgar. Y es un buen trampolín para atreverse a comportarte de una forma más valiente en las cosas profundas de la vida. Además, si no, abres una revista y ves que ¡vamos todas iguales!", reivindica la bella actriz, que llega arrastrando una maleta roja enorme. Esa misma tarde, se embarca en el rodaje de Lo que escondían sus ojos, la miniserie basada en la novela homónima de Nieves Herrero que relata el romance clandestino entre Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol (interpretada por Blanca), y el ministro francés Ramón Serrano Súñer (a quien da vida el guapísimo Rubén Cortada) y que, sin duda, será uno de los éxitos de 2016. "Con un avión empieza una nueva aventura. En otra ciudad, lejos de casa. Qué bonito lo desconocido pero qué miedo da... Si no diera miedo, no sería tan bonito", describe la joven en su Instagram, en un taxi camino al aeropuerto, ya terminada nuestra sesión. El hashtag #quememuerodelosnervios rinde cuentas de su emoción, difícil de percibir de puertas afuera: Blanca observa, analiza y calla más que habla. Pero ¡cuidado! que quienes la conocen bien -su círculo íntimo, que la protege como una fortaleza en asuntos personales, los que llenan páginas de papel couché; el último, su relación con el actor Joel Bosqued- saben que es dada a soltarse la melena. Lo demostró, nada más quitarse los hábitos de Isabel de Portugal en la serie Carlos V, Rey Emperador, con su trabajo en la película Mi gran noche (Álex de la Iglesia), uno de los papeles más agradecidos de su carrera y del que, hasta la fecha, guarda el mejor recuerdo. "Fue jugar a no tener límite. Y, cuando cabe todo, te diviertes muchísimo. Siento que he hecho lo que me ha apetecido", reconoce. Algo de ese espíritu gamberro nos regala mientras posa, como una poderosa Afrodita, con los originales peinados obra y gracia de Jesús de Paula, peluquero capilar de Ghd, la firma de styling capilar a la que ha puesto rostro en sus tres últimas y célebres campañas.


Parece que la interpretación ha descubierto a una 'comedianta'. Y no lo digo yo, lo dijo hace poco el gran Raphael. A la gente le ha sorprendido verme en una comedia, ya que hasta la fecha no había hecho nada parecido. Me hace ilusión y hasta cierta gracia porque mis amigos saben que soy una payasa y que suelen ocurrirme las típicas situaciones cómicas de las películas.


O sea que en clase eras de las que se sentaban en la fila de atrás... ¡Sí! No es que fuera muy 'follonera' pero siempre me veía envuelta en historias extrañas. Aunque no las protagonizaba yo, estaba ahí metida, de observadora, pero no era ni rebelde ni contestona.


Tienes 27 años. ¿Eres consciente de que mucha gente de tu generación aún vive en casa con sus padres? Sí. Independizarse es súper complicado. Todos mis amigos (que son como mi familia) están en ello.


Pero tú te marchaste años atrás, ¿no? Me fui hace algo más de tres. Y eso que me encontraba muy bien en casa. Aunque también es verdad que llevaba trabajando mucho tiempo y que mi vida era independiente aun durmiendo bajo mismo techo que mi familia: entraba, salía, viajaba...


¿Qué tal llevas lo de vivir sola? Cuesta. Lo mejor es cuando, pasados unos años, encuentras tu propio espacio en tu casa y estás deseando llegar porque te apetece estar sola. Entonces eres libre para decidir si quieres reunirte con más gente. Por otro lado, lo mejor de vivir con tu familia es saber que siempre están ahí, aunque no tengas muchas ganas de hablar.


Cuando os juntáis, que tengo entendido que ocurre muy a menudo, ¿Hacéis sobremesas largas, a la española, en las que se discute sobre política, religión, fútbol...? No mucho. Somos una familia pequeña y cuando nos reunimos no se crea demasiado debate. Aprovechamos para ponernos al día, hablamos de si tengo que tomar una decisión, si me ha pasado algo o si hay cosas importantes encima de la mesa.


¿En algún momento te recomendaron dedicarte a la Comunicación Audiovisual, que es lo que has estudiado? No, son muy respetuosos y tanto a mi hermano como a mí nos han dejado probar y estudiar lo que hemos querido. Mis padres nunca se han hecho cargo de mí en lo profesional. Jamás.


¿Cómo vives los momentos de parón laboral? Afortunadamente no he tenido parones con incertidumbre. Siempre se han convertido en vacaciones porque sabía que al volver me esperaba un nuevo proyecto. 


Así que nunca has hecho cola en el INEM... No, hasta hoy no. Pero soy consciente de que puede ocurrir en algún momento, y por eso hay que trabajar con cabeza, ahorrar mucho y tener las ideas claras para estar preparada cuando eso suceda. Y saber que puedes llenar tu vida con otras cosas.


Que en tu caso es... Me gusta escribir y viajar. Y en estos momento tengo tan poco tiempo libre que lo que más placer me produce es improvisar. 


¿Alguna vez te has imaginado cómo serás dentro de 10 años? Sí, y no me visualizo muy cambiada. EL tiempo pasa tan rápido...


Y ¿te ves con hijos? ¡Sí! Ahora mismo no, aunque nunca se sabe. Sé que ocurrirá y lo cierto es que la vida da tantas vueltas que no tengo ni idea de lo que va a pasar. ¿Y si sucede el año que viene? O puede que no ocurra hasta que tenga 40 años.


Lo que escondían sus ojos habla de un amor clandestino. ¿Sientes que tienes que vivir tus relaciones un poco así debido a los paparazzi? De forma clandestina, no. Pero, cuando conoces a alguien, hasta que te aclaras tú misma -que ya es bastante difícil- tienes que vivirlo de una forma más privada. Y es una pena. Además, en cuanto se te ve con alguien parece que es tu novio. La palabra 'novio', con lo importante que es para mí, se malgasta. No sé si la gente en sus vidas normales va teniendo novios así como así. Yo no.


¿Qué tiene que tener un hombre para que te conquiste? Soy partidaria de la vida fácil y del humor. Luego hay otras cosas que no se controlan: el feeling, la piel, algo que que ocurre y ya está... Aunque lo mejor es estar a gusto y poder ser yo misma de verdad.


¿Qué sientes cuando en Instagram, por ejemplo, alguien te dedica un "Te amo"? Lo agradeces porque es un persona que se emociona al verte. Aunque me parece raro que una parte de tu vida la basen en ti sin conocerte. Como a mí eso no me ocurre con nadie, me resulta bastante extraño.


Eres muy activa en las redes sociales. ¿Es espontáneo o las tienes profesionalizadas? Cuelgo cosas cuando me sale. De hecho, si tengo una racha en la que estoy muy activa, me siento mal. ¡No me quiero convertir es la pesada de Instagram! Porque ves publicaciones de gente y piensas: no hacen otra cosa en su vida que subir fotos. Sobre todo, tienes que ser consciente de qué cuelgas y qué no.


¿Te gusta tener control sobre el photoshop que se emplea en tus retratos? Kate Winslet le ha prohibido usarlo a la firma de la que es imagen... A ver, todas las fotos del mundo tienen photoshop, aunque solo sea para calibrar la luz y la piel. De lo que no soy partidaria es de que si tengo una talla 38, quieran hacer que parezca que soy otra persona, porque no es así. Y, además, somos actrices, no modelos. Pero ¡ojo!, que a veces es la gente la que lo exige, con frases del tipo: "Pues no es tan guapa como dicen". Claro, ven una película y les están vendiendo otra cosa.


Los usuarios de una conocida web de televisión te eligieron para interpretar a Anastasia Steel en una hipotética 50 Sombras de Grey española. ¿Qué tal la etiqueta de sexy? ¡No me había enterado! No me identifico con el papel de sexy, aunque al final es como te ven desde fuera. Pero sentirme identificada... no mucho. Ahora bien, ¿como actriz haría un papel así? Todo podría ser.


¿Y quién sería el Christian Grey español? Con el que han puesto me vale. El americano me parece bien (risas).


Mario casas dijo en una ocasión que os consideraba a ti y a María Valverde las mejores actrices de tu generación. ¿Te mojarías diciendo quiénes te parecen los mejores actores? Así de improviso sería injusto, porque me dejaría a varios en el tintero, aunque creo que Mario está demostrando muchísimas cosas, sin embargo la gente no siempre le coloca en el lugar que le corresponde. Es un galán, pero también un gran actor. Y Álvaro Cervantes (su compañero en Carlos V) tres cuartos de lo mismo.

Volviendo a la moda, que te apasiona. ¿Te lanzarías a diseñar? No lo sé. Me parece un mundo demasiado complicado. Si algún día lo hago, comenzaría por una prenda que to me pondría, que me gustara para mí de verdad. Aunque no tengo ni idea de qué sería.

¿Y cuál es esa prenda que guardas con todo el cariño del mundo? Tengo dos: un camisón de mi abuela que utilizo para la calle, como si fuese un vestido vintage, y unos vaqueros de mi madre. Ambas son las prendas más especiales de mi armario.

Loading...