BLOG

VIVIR TU DESCUBRIR, por Xenia Tostado

POR Xenia Tostado

Mímate mucho

La presoterapia

Salud y belleza

¡Me encanta! Necesito el deporte para sentirme bien, no solo a nivel estético, sino a nivel emocional y de salud. He crecido con la consciencia de que cumplir años estando flexible y fuerte cardiovascular y muscularmente es esencial para tener una calidad de vida mejor. Unos músculos fuertes y elásticos te protegen de lesiones que, a medida que pasa el tiempo, son más difíciles de recuperar y que se van acumulando. Hacer deporte también es esencial para una buena oxigenación general, una mejor circulación sanguínea y para ser una persona más feliz. Sentirme bien por fuera me ayuda a sentirme bien por dentro y, para ello, cualquier ayuda es buena.

Vivir tu descubrir: la presoterapia

Conozco la presoterapia desde hace ya muchos años y aunque reconozco que, en general, me sigo decantando por las técnicas manuales, la preso para mí fue y sigue siendo una excepción; sin duda, el gran descubrimiento. Es relajante, eficaz y el tiempo ha demostrado que no pasa de moda gracias a sus ya demostrados beneficios.

Soñaba con tener un aparato de presoterapia en casa. Salían varias máquinas al mercado que prometían ser lo mismo que las que se usaban en los centros de estética, pero ninguna me convencía; eran demasiado caras, aparatosas o complicadas de manejar.

Al final de mi último trimestre de embarazo, cuando mis piernas habían casi duplicado su tamaño y pesaban un quintal, decidí recibir unas sesiones de drenaje linfático manual para aliviar la pesadez de piernas. Era la única técnica que me daba tranquilidad y seguridad en mi octavo mes y, aunque fue una gran ayuda, yo seguía con la idea de tener la preso en casa para poder disfrutar de ella cada vez que lo necesitara, sin citas ni desplazamientos. Tenía el visto bueno del médico y sentía que ese momento era el ideal para empezar de nuevo mi búsqueda. Fue entonces cuando di con el que es hoy en día uno de mis mejores amigos, el Fitpress de Fit4ever (www.fit4ever.es).

Vivir tu descubrir: la presoterapia

Investigué mucho, hice muchas preguntas, me dejé asesorar por teléfono y por fin, me decidí. Es un aparato semiprofesional que puede manejar cualquiera por la simpleza de su sistema. Dos salidas de aire y una rueda para graduar la presión. Este aparato en concreto solo se utiliza para las piernas, que era lo que yo buscaba. No pesa casi nada y cabe en cualquier sitio, por lo que se ha convertido en un compañero de viaje estupendo.

El Fitpress es un aparato de presoterapia de última generación, es decir, un masaje realizado por la presión del aire. Gracias a sus dos botas inflables, este aparato es capaz de transmitir una serie de presiones y depresiones a lo largo de toda la pierna, procurando un masaje milimétrico y único. Cuando termino mis sesiones, me siento mucho más ligera, y cuando llevo un tiempo utilizándolo, mis piernas se ven más bonitas.

Vivir tu descubrir: la presoterapia

Mi circulación mejora en la primera sesión y siento que estoy invirtiendo en mi salud. El bombeo y la oxigenación de la sangre no es un tema solo de moretones, celulitis o varices; todo tu sistema inmunológico se beneficia de que tu sangre circule por tu cuerpo de forma fluida. No puedo evitar recurrir a imágenes de aquella maravillosa serie Érase una vez la vida, que seguro veías en tu infancia si pasas la treintena. Puedo sonar a abuela cebolleta pero sí, cómo han cambiado las series y dibujos animados.

Vivir tu descubrir: la presoterapia

Este del que hablo, es un método utilizado en fisioterapia y medicina estética que, a través de un masaje especializado, estimula la circulación gracias al bombeo que ejerce la presión sobre las distintas partes del cuerpo. Mis piernas siempre han tenido facilidad para llenarse de cardenales sin darme cuenta, una mala circulación que sin duda consigo combatir con la preso.

Siendo deportista, es una ventaja más saber que el Fitpress además estimula y tonifica mis músculos, los relaja y ayuda a la recuperación después de cada entrenamiento.

Desde que nació mi hija y por falta de tiempo, no encontraba el momento para tumbarme y disfrutar de ese ratito del que tanto disfruto; ¡hasta hace dos semanas! Entonces fue cuando me di cuenta de que el sonido que hace el Fitpress al hincharse y deshincharse es mejor que una dulce nana para Jimena. Más contenta que unas castañuelas. Siempre he tenido una pequeña manía que me ayuda a sentir que atrapo el tiempo: ¡hacer varias cosas a la vez! Así siento que, aunque la vida es corta, la aprovecho bien. Cuando tienes hijos, cualquier ratito que se consigue sacar para una misma es un regalo, escaso y merecido, así que hay que amortizarlo bien.

En el sofá mientras lees, en la cama antes de dormir…Busca tu ratito y hazte un favor.

Vivir tu descubrir: la presoterapia
Loading...