Salud y energía

El otoño y sus colores

Mis licuados favoritos

Vivir tu descubrir: El otoño y sus colores

Llega el otoño y con él sus colores, sus olores… y también la rutina, el estrés, la falta de sueño y las bajadas de defensas. Cuidar la alimentación es importante para esquivar a los malditos resfriados y combatir el cansancio. Muchos sabéis ya de mi pasión por la nutrición, las propiedades de los alimentos y de cómo saber qué comer nos ayuda a ser más felices. Sí, un tema complicado hoy en día con lo que sabemos que se cuece, con lo difícil y caro que es comer todo ecológico y con el poco tiempo que tenemos para investigar realmente qué nos llevamos a la boca o, lo que es más importante, qué llevamos a la boca de nuestros hijos. No hace falta volverse loco y, personalmente, me parece casi imposible luchar contra todo un sistema alimenticio al que, aunque tenemos que agradecer muchas cosas, también podríamos reprocharle otras tantas. Yo intento buscar un equilibrio entre mi vida, la de mi familia y las facilidades y dificultades del mundo en el que vivimos. No soy ninguna profesional del tema, pero me gusta estar informada y compenso lo que considero carencias o excesos con lo que yo llamo “mis alimentos mágicos”.

Si tienes la suerte de cultivar tus propias frutas y verduras en tu huerto, conocer a alguien que lo tenga o tener acceso a alguien que te pueda vender sus cultivos, tienes medio camino recorrido. Si no, hay varios lugares donde puedes conseguir alimentos lo más libres de químicos posibles.

Si hay un alimento mágico y económico, esa es la remolacha. Sí, estoy imaginando varias caras de repugnancia mientras leéis este post, pero posiblemente eso sea así porque solo la habéis probado cocida; de esa manera, me uno, no me parece que tenga ni un sabor ni una textura nada agradables, además de haber perdido la mayor parte de su poder nutritivo. Si no la has probado todavía, intenta descubrir la remolacha cruda en todas sus variedades. ¡Es una delicia! aunque mi vecina Esther se ría de mí cada vez que lo digo.

La remolacha es un tubérculo que se puede encontrar todo el año y ahora, que además nuevas frutas y verduras reaparecen en el mercado con la llegada del fresquito, me encanta poder mezclarla. Os presento algunos de mis licuados favoritos para combatir los bajones y sentirse bien.

Vivir tu descubrir: El otoño y sus colores
Este es el zumo de remolacha, zanahoria y manzana.

El estado anímico varia fácilmente con el tipo de alimentación que estemos llevando, influye incluso en cómo nos percibimos a nosotros mismos… Yo noto muy rápido cómo mejora mi energía y me siento mejor en general cuando presto algo de atención a mi dieta diaria.

Vivir tu descubrir: El otoño y sus colores

Hay algunas frutas de esta temporada que dejaré para otro momento, como son las chirimoyas, los caquis… que me apasionan pero no utilizo en la licuadora por carecer de jugo suficiente; prefiero usar la batidora si quiero un batido un poco más espeso. La chirimoya con leche de coco es una locura. Estos son los licuados que os propongo. Espero que os gusten y los disfrutéis. Siempre podéis cambiar alguna fruta y utilizarlas en las cantidades según preferencia.

- Remolacha, zanahorias, manzanas Granny Smith (a mí me encanta; si aún no sabes si te va a gustar la remolacha, empieza por echarle poca cantidad)

- Remolacha, uva, naranja y jengibre (esta bomba te pone las pilas si lo tomas en el desayuno; insisto con la cantidad de remolacha: yo pongo una entera porque me encanta su sabor).

- Granada, frambuesa, naranja (vitamina C entre otras y un tónico perfecto para tus células, además de estar buenísimo).

Estos son solo tres de los licuados que os propongo para empezar, espero saber qué os han parecido.

Os resumo algunas de las propiedades de sus ingredientes; si os fijáis, casi todos coinciden en ser remedios naturales perfectos para combatir la anemia, el cansancio, el envejecimiento de las células y la depuración de la sangre. Influyen directamente en la limpieza del hígado. ¿Cómo no iban a repercutir en nuestro estado anímico?

Vivir tu descubrir: El otoño y sus colores

Granada: Alto contenido de vitamina C, además de vitamina B5 (ácido pantoténico), fenoles naturales, potasio, vitamina A, vitamina E y ácido fólico. Además, tiene altos niveles de antioxidantes, los cuales combaten los radicales libres e impiden el envejecimiento celular.

Zanahorias: Ayuda en estados convalecientes, estimula el apetito, es digestiva y diurética, ayuda a regular el ciclo menstrual, activa el proceso del bronceado, alivia problemas respiratorios, reduce la anemia, alivia el estreñimiento, fortalece cabello y uñas, disminuye el colesterol, enriquece la leche materna, mejora el humor y mejora la vista…

Remolacha: Es energética y muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia debido a su alto contenido en hierro. También nos aporta vitaminas C y B, potasio y carotenos. Si te encuentras débil, convaleciente o con anemia, necesitas un poco de remolacha en tu vida. Ideal en el embarazo, previene defectos de nacimiento del tubo neural y es rica en ácido fólico. Mantiene tus niveles de azúcar en la sangre y colesterol controlados y es perfecta para la dieta por ser muy baja en calorías y un largo etcétera de propiedades beneficiosas…

Jengibre: Activa tus jugos digestivos. Mejora la absorción y asimilación de nutrientes esenciales en el cuerpo. Reduce las náuseas. Evita los calambres. Mejora el flujo sanguíneo, por lo que previene las enfermedades cardiovasculares. Dile adiós al dolor de garganta y congestión con un poco de té. Previene el cáncer de colon y ovarios. Disminuye las migrañas, combate el envejecimiento prematuro, reduce los niveles de estrés

Uva: Gran poder antioxidante, el cual ayuda a combatir los radicales libres, que son los principales causantes del envejecimiento del cutis. También poseen beneficios hidratantes, protectores y energéticos, de forma que pueden ser ideales para aquellas personas que quieren tener una piel tersa y cuidada, al ser fuente de auténtica vitalidad para la misma. Vitamina B3, calcio, magnesio, fósforo y potasio…Las uvas ayudan también en la debilidad corporal, cuidando el sistema inmunológico y previniendo a su vez la formación de coágulos en la sangre. Las uvas son buenas para la hipertensión arterial, la formación de cataratas, protegiendo la visión, y ayudan a prevenir la inflamación. El zumo de uva también es bueno contra las enfermedades cardiovasculares.

Frambuesa: Ayuda a depurar riñones e hígado, limpia las vías urinarias y elimina las toxinas de la sangre. Es rica en hierro y combate la anemia. Rica también en ácido fólico, es ideal en el embarazo… ( si estás embarazada te animo a investigar sobre la frambuesa en el embarazo y el parto).

Naranjas: Elevado contenido en vitamina C entre otras. Ricas en calcio, fósforo, magnesio y potasio. Ideales para fortalecer el sistema inmunológico. Ayudan en la absorción del hierro y previene gripes y resfriados.

Manzanas: Desintoxican el hígado, reducen los niveles de colesterol y glucosa en sangre. Ricas en fósforo, diuréticas. Ayudan a controlar el ácido úrico y favorece el sueño, entre otros de sus beneficios.

Os animo a hacer la prueba y que me contéis si notáis algún tipo de mejoría incluyendo algunos de estos alimentos. No es lo único para una buena calidad de vida, pero sí una parte importante de un camino que nos ayude a envejecer de la mejor manera.

Vivir tu descubrir: El otoño y sus colores
Loading...