Cámara y acción

Mi primera experiencia delante de una cámara

En la piel del personaje

| Actualizado a

Os podéis imaginar: a mi edad estoy abierta a vivir todo tipo de experiencias. Por eso empecé a hacer un curso de interpretación en La Escuela de Cine, para probar si quiero seguir por este camino.

El primer día de clase estaba, como es normal, muy nerviosa, porque desde siempre me ha dado mucha vergüenza hablar en público. No sabía lo que me iba a encontrar, ¡fui a la aventura!

Después de llevar un par de semanas dando clase, me he dado cuenta de que actuar no es solamente leer el guión y ponerte guapa delante de una cámara, es mucho más. Cuando interpretas un personaje tienes que imaginarte que eres él, saber todo su pasado para poder reaccionar como lo haría él. Otra cosa muy importante también es el movimiento. Debo decir que sigo sin poder hacer un ejercicio que realizamos y que supuestamente te ayuda a mejorar tu movimiento corporal y a soltar toda la tensión que llevas en el cuerpo. Este ejercicio consiste en tirarse al suelo y cerrar los ojos; después de unos minutos tiene que actuar un animal, pero no cualquier animal, sino el que tu cuerpo te pide ser. Cuando veo a mis compañeros hacerlo libremente me da mucha envidia, porque lo usan para desconectar y por unos minutos sentir que no son ellos.

El sábado pasado, Marta Hazas, actriz de la serie Velvet, me dio la oportunidad de ponerme delante de las cámaras para su nueva obra de teatro, 5 y Acción, dirigida por Javier Veiga. Marta, ¡eres mi madrina!

Cuando me dieron la noticia debo admitir que me asusté mucho, porque ponerse delante de una cámara con 10 personas mirándote es difícil. Estoy acostumbrada a sacarme fotos, que es mucho más fácil porque captura una imagen más superficial de ti. Pero estas cámaras capturan tu talento: aunque estés representando a otro personaje, en el fondo mezclas este personaje contigo mismo.

Conociendo a Almudena: Mi primera experiencia delante de una cámara
Conociendo a Almudena: Mi primera experiencia delante de una cámara

El estudio era muy pequeño, pero me explicaron que en todas las series o películas son mucho más pequeños de lo que parece en pantalla.

Mi papel era de maquilladora de Marta. Consistía en ir y maquillarla mientras ella actuaba como una actriz principiante y muy mimada. Lo que de verdad se nota en este ambiente es el buen rollo que hay entre todo el mundo; ¡tener un trabajo así con el que te puedas ganar la vida debe de ser increíble! El otro día leí en un reportaje que en España solo el 3% de los actores vive de su trabajo. Me pareció brutal que con todo el potencial que hay en nuestro país tengamos un porcentaje tan bajo en este maravilloso sector.

Conociendo a Almudena: Mi primera experiencia delante de una cámara

Poco a poco, la interpretación me gusta cada vez más, así que veremos por dónde me lleva esta nueva etapa. Os recomiendo a todos probar un par de clases, porque nunca viene mal intentar cosas nuevas. Y, aunque no queráis dedicaros a esto profesionalmente, os prometo que olvidarse de todo de vez en cuando y quitarse la tensión de encima no está nada mal.

Conociendo a Almudena: Mi primera experiencia delante de una cámara
Loading...