Un día inolvidable

Conociendo a Almudena: Dando vueltas por Madrid

Recorriendo algunos de mis lugares favoritos de la capital en la mejor compañía

Personalmente, no me considero una buena guía de Madrid, pero cuando mi amiga Carlota, recién llegada de Barcelona, puso pie en esta cuidad, no había quien la llevase a casa.

En mi opinión, cuando se trata de viajes hay dos tipos de personas: aquellas a quienes les gusta disfrutar de los placeres del hotel, y los que no soportan estar en él. Carlota es la clase de persona que, si por ella fuese, saldría en pijama a la calle solo para no malgastar parte del día cambiándose. Y así fue como, durante un fin de semana, mis dos unicos días de denscanso se convirtieron en los mas cansados del año.

De vueltas por Madrid
D.R. Con Almudena Lapique.

La primera parada tenia que ser el Retiro, definitivamente uno de mis sitios favoritos en Madrid. No importa las veces que vayas que nunca te defrauda.

Tengo que admitir que el tiempo estaba a nuestro favor, y con unas gafas de sol y una botella de agua nos pusimos en marcha.

De vueltas por Madrid
D.R. Con Almudena Lapique.
De vueltas por Madrid
D.R. Con Almudena Lapique.

Cuando llegó la hora de comer no lo dudé ni un segundo: ¡qué mejor sitio que el Mercado de San Miguel (plaza de San Miguel s/n)! Solía ir de pequeña con mi madre y, no voy a mentir, hacía años que no iba.

Cuando llegamos, mi amiga me preguntó cuáles eran los mejores puestos, y tengo que confesar que me hice la entendida más de lo que debía. Después de darnos unas 12 vueltas, decidimos que el jamón es siempre la mejor opción.

De vueltas por Madrid
Con Almudena Lapique.
De vueltas por Madrid
D.R. Con Almudena Lapique.

Como bien sabemos todos, el momento perfecto es el de tomarse el café despues de una gran comida. Y para hacer la tarde más a su gusto, saqué mi comodín, la terraza del Circulo de Bellas Artes de Madrid (Alcalá 42). Para seros sincera, hace muy poco tiempo que descubrí este sitio, pero ahora se ha convertido en uno de mis lugares favoritos. Y, cómo no, a la mejor terraza de Madrid es obligatorio subir andando.

De vueltas por Madrid
D.R. Terraza del Círculo de Bellas Artes.
De vueltas por Madrid
D.R. Terraza del Círculo de Bellas Artes.

Después de el café, convencí a mi amiga para pasar “maximo”, según ella, 30 minutos en casa, echarnos la siesta y recuperar energía. De camino, nos topamos con una de las puestas de sol más bonitas que había visto en mi vida y ni lo dudamos un segundo, nos bajamos corriendo del coche.

De vueltas por Madrid
D.R. Puesta de sol.

A la hora de cenar no me pude contener las ganas y se me hizo imposible resistirme: necesitaba una hamburgesa. A pesar de no provenir de un lugar típico madrileño y de no ser muy difícil o cara de conseguir, la disfrutamos como si lo fuese.

De vueltas por Madrid
D.R. Una hamburguesa para acabar el día.

Teniendo en cuenta lo mal que cenamos esa noche, ¡por lo menos nos salió una foto divertida!

Instagram: almulapique

Twitter: @almulapique

Loading...