Preámbulos

Cómo prepararse para un evento especial

El paso a paso

Cuando ves las fotos de después de una presentación, unos premios o un desfile, todo parece bonito y divertido. Pero una de las cosas de las que me he dado cuenta a medida que he ido asistiendo a eventos es toda la preparación que conllevan, ¡y probablemente vosotros también!

Lo primero que hago es entender de qué va la cosa para hacerme una idea en la cabeza de cómo voy a organizarme. Siempre el modo de vestir es diferente: por ejemplo, mucha gente pone en sus invitaciones que hay que asistir de “cocktail”. A mí me sigue costando mucho entender ese término porque, cuando llegas, o te sientes demasiado vestida o poco arreglada. En ese tipo de casos siempre tienes a la que se ha pasado mil pueblos y se ha puesto un traje largo que vas pisando durante el evento, o la que ha decidido ir con vaqueros así, en plan hippie. Todos los estilos me parecen bien, y al final lo que más interesa es ir fijándote en que cada persona entiende la palabra “cocktail” a su propia manera.

Como lo primero es lo primero, hay que elegir bien la ropa que vas a llevar. Yo soy una persona poco clásica, y siempre me ha gustado ir cambiando de marca para variar y hacerlo más divertido.

Conociendo a Almudena: Como prepararse para un evento especial

Debo admitir que ¡ni me quito los calcetines para hacerlo!

Buscar el traje no es lo más complicado del proceso; lo más pesado es si te queda muy corto o largo, porque luego tienes que ir a probártelo unas tres veces más. Te pones delante de un espejo mientras una costurera te coge las medidas y comenta con sus compañeros cómo te quedaría mejor. Yo siempre me siento como un maniquí, pero cuando lo terminan ¡no puedo estar más agradecida!

Lo segundo son los zapatos. A mí me resulta lo más complicado. ¡Si me toca combinar ropa de colores con unos tacones me pongo histérica! Una cosa muy cierta es que cada mujer tiene un gusto completamente diferente cuando hablamos de tacones: a algunas les gustan originales, a otras sin punta, a otras de tacón fino…¡podría estar así todo el día!


Conociendo a Almudena: Como prepararse para un evento especial

Cuando ya tienes estas dos cosas claras te empiezas a relajar, pero te das cuenta de que es la hora de las joyas. Creo que nunca aprenderé qué joyas pegan con la ropa que llevas; a mí me parece que todas quedan bien. Yo soy una persona que me gusta más llevar mi reloj y mi colgante de cadena fina, pero a veces que hay que ponerse un poco más llamativa.

Aunque estos pasos sean complicados, todo cambia cuando llegas y te sientes la más guapa del lugar. Aunque debo decir que da igual lo que lleves puesto, porque ¡la actitud y la autoestima es lo más bonito de una mujer!

Loading...