Yoga y deporte, el 'match' perfecto

Constantemente llegan nuevos alumnos a clase que se sorprenden por la exigencia de la práctica de asanas, donde se ejercita la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación y también se tonifica enormemente la musculatura haciendo un gran trabajo de isometría. Mi consejo es siempre el mismo, ¡además de Yoga practica algún deporte!

Foto Yoga y deporte

| Actualizado a

Vivimos en un estado de presión permanente, tomar decisiones, cambiar para perfeccionar y conseguir frutos en tiempo récord, no es nada cómodo para la naturaleza humana, que reacciona con una gran variedad de síntomas derivados del alto grado de estrés que puede alcanzar.

Paralelamente, nuestro estilo de vida en relación al trabajo suele ser bastante sedentario, horas y horas sentados en escritorios, o profesiones que requieren muchas horas de pie, sea cual sea el caso no suelen ser actividades dinámicos, lo que deriva en malas posturas, molestias y lesiones de todo tipo. Para compensar hacer ejercicio se convierte en un necesidad de primer orden.

Se demanda un cambio de enfoque y este comienza desde dentro.

Para mí la opción perfecta es la reducción del estrés mediante técnicas específicas de Yoga combinadas con la práctica de ejercicio, no importa cuál, se trata de encontrar el tuyo.

Es frecuente ver cómo personas con poco tono muscular hayan dificultad en seguir las clases de yoga, o en mantener los asanas por falta de fuerza y se desaniman rápidamente. Hacer otro tipo de gimnasia enriquece la práctica y ayuda a desarrollar fondo, recomiendo en especial los deportes o rutinas físicas que implican resistencia, es decir, trabajo cardiovascular, algo que el yoga no ejercita en profundidad, al menos no para tener un impacto evidente en el organismo.

Si no estás en forma mejorarás a todos los niveles y se verá reflejado en tu práctica de yoga; si ya lo practicas ganarás fortaleza para ir más lejos y avanzar.

Yoga y deporte

El match Yoga - deporte es una alianza ganadora también a la inversa.

Para un deportista es muy interesante compaginar su entrenamiento habitual con esta disciplina. Los beneficios se manifiestan de muchas maneras: ayuda a corregir la postura, mejora la flexibilidad y la comunicación con el cuerpo, aumenta la capacidad pulmonar y desarrolla el control de la respiración; mentalmente ayuda gestionar la presión de la competición, agudiza la concentración y ayuda a mantener la mente clara y en el presente.

Todo lo que hagas por ti se revierte en cada área de tu vida, en la profesional y en la parcela personal recíprocamente. Movernos nos hace estar ágiles y activos, nos aporta salud por dentro y por fuera porque cuerpo y mente son una sola cosa, son un equipo.

El reto es hacer un cambio de dirección y adquirir herramientas para entrenar tus propios recursos: trabaja tu cuerpo haciendo Yoga, pero también debes correr, o nadar, o hacer bicicleta, rutinas de alta intensidad… a eso le acompaña siempre la respiración y la mente, es la mejor inversión de tiempo y dinero que puedes hacer para asegurarte una vida sana, ¡A qué esperas!

Loading...