Tres posturas de Yin Yoga para mejorar tu flexibilidad

El Yin Yoga es un estilo cuyo objetivo es ayudarte a mejorar la flexibilidad física y mental viviendo la faceta más amable y compasiva del yoga.

Las secuencias se realizan en el suelo y de forma pasiva, es decir, sin esfuerzo muscular y aprovechando la fuerza de la gravedad y el peso. Las asanas se mantienen entre 3 y 5 minutos, e incluso 7 cuando se tiene una práctica avanzada.

Este estilo surge inspirado en el concepto asiático de las fuerzas Yin y Yan.

  • La energía Yan está relacionada con lo masculino, el movimiento, la fuerza, la actividad y con generar calor; su reflejo en el cuerpo es la musculatura y la piel.
  • Por el contrario, la energía Yin es lo femenino, la quietud, la calma, lo frío, la emoción y lo profundo. Trabaja en las capas más internas del cuerpo, el tejido conectivo, los tendones, las articulaciones y los huesos, liberando tensiones y proporcionando flexibilidad sin forzarla.

Si quieres mejorar tu flexibilidad, te invito a practicar estas tres posturas.

Yoga para mejorar la flexibilidad

UTTHAN PRISTHASANA o postura del Lagarto, se conoce en Yin yoga como "Dragón". Es un asana versátil que fortalece muslos e isquiotibiales, a la vez que prepara el cuerpo para aperturas de caderas más profundas.

Este intenso estiramiento de apertura también deshace tensión en la zona lumbar y flexibiliza caderas en ingles. Lo más importante es ir despacio, escuchar cómo responde la musculatura y no ir más allá de tus límites. A mí me gusta dejar caer la cabeza suavemente proporcionando al cuello un buen estiramiento en flexión.

Este asana se realiza con las dos piernas.

Yoga para mejorar la flexibilidad

BADDHA KONASANA, denominada en Yin yoga postura de "la Mariposa", significa postura del cierre completo, o el ángulo atado.

Este asana terapéutica abre y relaja las caderas, zona que acumula mucha tensión física y emocional, equilibrando el aparato reproductor. Es especialmente beneficiosa durante el embarazo, ya que ayuda a preparar el parto.

Permanecer en ella varios minutos favorece que la energía circule desde Muladhara Chakra, o punto energético que nos proporciona conexión con la raíz y nuestra creatividad innata. Baddha Konasana te invita a cerrar un círculo, a respirar profundo y a abrir la mirada hacia la inmensidad de tu interior.

Yoga para mejorar la flexibilidad

GOMUKHASANA, también conocida como "postura de cabeza de Vaca", genera un gran estiramiento en glúteos, la musculatura más profunda que rodea las caderas y equilibra la energía del sistema reproductor.

Partiendo de la postura del gato, cruza la pierna derecha por delante tratando de alinear las rodillas en el centro, a la vez que separas los pies creando espacio para sentar la pelvis en el suelo entre ellos. Si tienes dificultades para mantener los glúteos en contacto con el mat o te duelen las rodillas, te aconsejo que te sientes sobre un bloque o un libro, elevar la pelvis ayudará a mejorar el cruce.

En Yin Yoga la posición de los brazos es menos activa que en otros estilos, por lo que puedes realizar variaciones suaves, por ejemplo brazos de Garudasana (postura del Águila), o flexionar el cuerpo hacia adelante apoyando las manos en la esterilla en Namaste mudra. También puedes estirar los brazos hacia los lados ¡tú eliges!

Permanece en Gomukhasana de 3 a 5 minutos, o más si te sientes cómodo. Esta es un asana que se practica con ambas piernas, ¡no olvides cambiar de lado!

Loading...